Q

Colbún desarrolla primera planta de hidrógeno verde de una central eléctrica en Perú

Fenix inició la operación de la primera planta de hidrógeno verde instalada en una central eléctrica a nivel nacional en Perú.

El proyecto, que consistió en la implementación de una planta fotovoltaica y un electrolizador, representa para el país incaico un avance exponencial en el desarrollo y la promoción de este combustible limpio y 100% renovable.

Esta planta -ubicada en la central termoeléctrica de Fenix en Chilca- contribuirá a impulsar el avance de esta tecnología en el país; así como demostrar que es una excelente alternativa para descarbonizar diversos procesos industriales, incluido la generación eléctrica.

«Con Fenix, hemos logrado ser la primera central eléctrica del Perú que utilizará hidrógeno verde permitiendo así incorporar nuevas tecnologías para minimizar impactos ambientales. Estamos enfocados en seguir impulsando el desarrollo de diversas aplicaciones de hidrógeno en la región, parte de la estrategia de Colbún de avanzar en la internacionalización de sus operaciones”, afirmó el CEO de Colbún, empresa matriz de Fenix, José Ignacio Escobar.

Por su parte, el gerente general de Fenix, Juan Miguel Cayo, resaltó que con el uso del hidrógeno verde se reducirá la huella de carbono de la central termoeléctrica, dando paso a un futuro más sostenible para todos. A mediano plazo se espera replicar este modelo de proyecto como una solución que promueva el uso de esta energía limpia en sus clientes.

“En Fenix hemos dado este primer paso de generar nuestro propio hidrógeno verde. El siguiente paso es replicar este tipo de proyectos como soluciones de valor agregado para nuestros clientes, promoviendo así el uso de las energías renovables. El objetivo es explorar aplicaciones de hidrógeno en sus procesos operativos, buscando contribuir a sus objetivos de eficiencia y sostenibilidad» aseguró.

Impactos positivos

Esto permitirá a la empresa generadora de energía un ahorro de aproximadamente US$50 mil anuales debido al auto abastecimiento de hidrógeno, el cual servirá para refrigerar los generadores de la central térmica en Chilca.

Asimismo, se precisó durante la inauguración que se utilizará el agua de mar desmineralizada empleada para los procesos de generación eléctrica de la termoeléctrica en Chilca. Gracias a su expertise y tecnología, Fenix cuenta con el insumo hídrico suficiente para producir el hidrógeno verde, con una huella hídrica cero.

Colbún desarrolla primera planta de hidrógeno verde de una central eléctrica en Perú

Colbún desarrolla primera planta de hidrógeno verde de una central eléctrica en Perú

Fenix inició la operación de la primera planta de hidrógeno verde instalada en una central eléctrica a nivel nacional en Perú.

El proyecto, que consistió en la implementación de una planta fotovoltaica y un electrolizador, representa para el país incaico un avance exponencial en el desarrollo y la promoción de este combustible limpio y 100% renovable.

Esta planta -ubicada en la central termoeléctrica de Fenix en Chilca- contribuirá a impulsar el avance de esta tecnología en el país; así como demostrar que es una excelente alternativa para descarbonizar diversos procesos industriales, incluido la generación eléctrica.

«Con Fenix, hemos logrado ser la primera central eléctrica del Perú que utilizará hidrógeno verde permitiendo así incorporar nuevas tecnologías para minimizar impactos ambientales. Estamos enfocados en seguir impulsando el desarrollo de diversas aplicaciones de hidrógeno en la región, parte de la estrategia de Colbún de avanzar en la internacionalización de sus operaciones”, afirmó el CEO de Colbún, empresa matriz de Fenix, José Ignacio Escobar.

Por su parte, el gerente general de Fenix, Juan Miguel Cayo, resaltó que con el uso del hidrógeno verde se reducirá la huella de carbono de la central termoeléctrica, dando paso a un futuro más sostenible para todos. A mediano plazo se espera replicar este modelo de proyecto como una solución que promueva el uso de esta energía limpia en sus clientes.

“En Fenix hemos dado este primer paso de generar nuestro propio hidrógeno verde. El siguiente paso es replicar este tipo de proyectos como soluciones de valor agregado para nuestros clientes, promoviendo así el uso de las energías renovables. El objetivo es explorar aplicaciones de hidrógeno en sus procesos operativos, buscando contribuir a sus objetivos de eficiencia y sostenibilidad» aseguró.

Impactos positivos

Esto permitirá a la empresa generadora de energía un ahorro de aproximadamente US$50 mil anuales debido al auto abastecimiento de hidrógeno, el cual servirá para refrigerar los generadores de la central térmica en Chilca.

Asimismo, se precisó durante la inauguración que se utilizará el agua de mar desmineralizada empleada para los procesos de generación eléctrica de la termoeléctrica en Chilca. Gracias a su expertise y tecnología, Fenix cuenta con el insumo hídrico suficiente para producir el hidrógeno verde, con una huella hídrica cero.

Colbún desarrolla primera planta de hidrógeno verde de una central eléctrica en Perú

Colbún desarrolla primera planta de hidrógeno verde de una central eléctrica en Perú

Fenix inició la operación de la primera planta de hidrógeno verde instalada en una central eléctrica a nivel nacional en Perú.

El proyecto, que consistió en la implementación de una planta fotovoltaica y un electrolizador, representa para el país incaico un avance exponencial en el desarrollo y la promoción de este combustible limpio y 100% renovable.

Esta planta -ubicada en la central termoeléctrica de Fenix en Chilca- contribuirá a impulsar el avance de esta tecnología en el país; así como demostrar que es una excelente alternativa para descarbonizar diversos procesos industriales, incluido la generación eléctrica.

«Con Fenix, hemos logrado ser la primera central eléctrica del Perú que utilizará hidrógeno verde permitiendo así incorporar nuevas tecnologías para minimizar impactos ambientales. Estamos enfocados en seguir impulsando el desarrollo de diversas aplicaciones de hidrógeno en la región, parte de la estrategia de Colbún de avanzar en la internacionalización de sus operaciones”, afirmó el CEO de Colbún, empresa matriz de Fenix, José Ignacio Escobar.

Por su parte, el gerente general de Fenix, Juan Miguel Cayo, resaltó que con el uso del hidrógeno verde se reducirá la huella de carbono de la central termoeléctrica, dando paso a un futuro más sostenible para todos. A mediano plazo se espera replicar este modelo de proyecto como una solución que promueva el uso de esta energía limpia en sus clientes.

“En Fenix hemos dado este primer paso de generar nuestro propio hidrógeno verde. El siguiente paso es replicar este tipo de proyectos como soluciones de valor agregado para nuestros clientes, promoviendo así el uso de las energías renovables. El objetivo es explorar aplicaciones de hidrógeno en sus procesos operativos, buscando contribuir a sus objetivos de eficiencia y sostenibilidad» aseguró.

Impactos positivos

Esto permitirá a la empresa generadora de energía un ahorro de aproximadamente US$50 mil anuales debido al auto abastecimiento de hidrógeno, el cual servirá para refrigerar los generadores de la central térmica en Chilca.

Asimismo, se precisó durante la inauguración que se utilizará el agua de mar desmineralizada empleada para los procesos de generación eléctrica de la termoeléctrica en Chilca. Gracias a su expertise y tecnología, Fenix cuenta con el insumo hídrico suficiente para producir el hidrógeno verde, con una huella hídrica cero.

Expertos analizan desafíos para producir hidrógeno verde en Antofagasta

En la Universidad Católica del Norte (UCN) se desarrolló este miércoles el seminario “Condiciones para la competitividad y sostenibilidad de la industria del hidrógeno verde y derivados en Antofagasta”, en el que se presentaron los resultados de un proyecto ejecutado por un consorcio chileno-alemán para desarrollar un parque industrial sustentable de hidrógeno y amoníaco verde en Antofagasta, optimizando la infraestructura regional.

El evento, que se enmarcó en un momento cuando el país busca que a 2050 el hidrógeno verde (H2V) cubra el 17% de la demanda en el consumo de energía, se realizó en el contexto del Programa Internacional Hydrogen Ramp-Up (H2Uppp) que impulsa la agencia de cooperación alemana GIZ.

“Estamos en un escenario único en que nuestra región presenta un conjunto de condiciones que nos presentan con un rol importante en la transición energética. Agradecemos a los organizadores por elegirnos como anfitriones para esta actividad y ser el espacio en donde se expondrán estas temáticas”, afirmó durante el encuentro el rector de la UCN, Dr. Rodrigo Alda Varas.

Por su parte, el coordinador regional del clúster de energía de GIZ Chile, George Cristodorescu, dijo que “como agencia, tenemos un mandato muy claro y estamos conscientes de que el sector privado necesitará muchos recursos para los nuevos desafíos que se vienen (…) es muy importante también estar en esta instancia”.

Durante el evento se efectuaron una serie de presentaciones en las que se abordaron temáticas como la gobernanza regional con miras a una adecuada implementación de la industria del hidrógeno verde, la gestión de los terrenos fiscales para el desarrollo de proyectos, detalles del programa International Hydrogen Ramp-Up Program (H2-Uppp), iniciativas de los gremios en la región de Antofagasta y la evolución de sinergias e infraestructura en la zona.

Al respecto, la seremi de Energía, Dafne Pino, manifestó que “necesitamos todos los talentos para hacernos parte del desafío de alcanzar la carbono neutralidad, y todas estas iniciativas apuntan a esos grandes objetivos para esta ciudad, que es la capital energética del país y que será el epicentro de las oportunidades que se den en esta nueva industria. Además, destacamos que todos los actores están coordinándose para tener infraestructura compartida y poder ser competitivos al momento de lanzar esta gran industria del hidrógeno verde”.

Parque Industrial

En la ocasión se expusieron proyectos ya en marcha, como el de la empresa Soventix Powerful Returns (dedicada al desarrollo de energías renovables), que está implementando la apertura de un parque industrial en la comuna de Mejillones y que trabajará en la arista del hidrógeno verde y sus derivados.

Jorge Taboada, de Soventix Chile, dijo en relación a esta iniciativa que “desarrollamos energías renovables, y como Soventix, cuya casa matriz está en Alemania, formamos en 2022 un consorcio con otras dos empresas europeas para desarrollar un proyecto de hidrógeno y amoniaco verde en esta región, aprovechando las magníficas condiciones de radiación solar”.

“Para ello, postulamos a este programa de la GIZ, justamente para desarrollar una propuesta de uso compartido de la infraestructura, que es clave para la competitividad de los proyectos y que es un parque industrial en Mejillones, por sus condiciones portuarias y conectividad ferroviaria. Por ende, hemos trabajado en la prefactibilidad de desarrollar un parque industrial para acoger proyectos de hidrógeno verde y derivados como amoniaco, metanol y otros”, agregó.

Sobre el hidrógeno verde, el profesor Javier Quispe, académico del Departamento de Ingeniería Química y de Medio Ambiente de la UCN, destacó que es un vector energético que permite descarbonizar. “Si bien es cierto que no es nuevo, ya que actualmente se producen los hidrógenos azules y grises, sin embargo la connotación verde se hace porque se obtiene a partir de las energías renovables”, sostuvo el académico.

Y, asimismo, detalló el experto, “porque su costo es más atractivo y es importante para la industria porque, con las metas de descarbonización que tiene el país, las empresas buscan combustibles limpios que reduzcan su huella de carbono, y el método más eficiente es el hidrógeno verde, ya sea para la generación de energías eléctricas o simplemente como parte de sus procesos productivos”.

Expertos analizan desafíos para producir hidrógeno verde en Antofagasta

Expertos analizan desafíos para producir hidrógeno verde en Antofagasta

En la Universidad Católica del Norte (UCN) se desarrolló este miércoles el seminario “Condiciones para la competitividad y sostenibilidad de la industria del hidrógeno verde y derivados en Antofagasta”, en el que se presentaron los resultados de un proyecto ejecutado por un consorcio chileno-alemán para desarrollar un parque industrial sustentable de hidrógeno y amoníaco verde en Antofagasta, optimizando la infraestructura regional.

El evento, que se enmarcó en un momento cuando el país busca que a 2050 el hidrógeno verde (H2V) cubra el 17% de la demanda en el consumo de energía, se realizó en el contexto del Programa Internacional Hydrogen Ramp-Up (H2Uppp) que impulsa la agencia de cooperación alemana GIZ.

“Estamos en un escenario único en que nuestra región presenta un conjunto de condiciones que nos presentan con un rol importante en la transición energética. Agradecemos a los organizadores por elegirnos como anfitriones para esta actividad y ser el espacio en donde se expondrán estas temáticas”, afirmó durante el encuentro el rector de la UCN, Dr. Rodrigo Alda Varas.

Por su parte, el coordinador regional del clúster de energía de GIZ Chile, George Cristodorescu, dijo que “como agencia, tenemos un mandato muy claro y estamos conscientes de que el sector privado necesitará muchos recursos para los nuevos desafíos que se vienen (…) es muy importante también estar en esta instancia”.

Durante el evento se efectuaron una serie de presentaciones en las que se abordaron temáticas como la gobernanza regional con miras a una adecuada implementación de la industria del hidrógeno verde, la gestión de los terrenos fiscales para el desarrollo de proyectos, detalles del programa International Hydrogen Ramp-Up Program (H2-Uppp), iniciativas de los gremios en la región de Antofagasta y la evolución de sinergias e infraestructura en la zona.

Al respecto, la seremi de Energía, Dafne Pino, manifestó que “necesitamos todos los talentos para hacernos parte del desafío de alcanzar la carbono neutralidad, y todas estas iniciativas apuntan a esos grandes objetivos para esta ciudad, que es la capital energética del país y que será el epicentro de las oportunidades que se den en esta nueva industria. Además, destacamos que todos los actores están coordinándose para tener infraestructura compartida y poder ser competitivos al momento de lanzar esta gran industria del hidrógeno verde”.

Parque Industrial

En la ocasión se expusieron proyectos ya en marcha, como el de la empresa Soventix Powerful Returns (dedicada al desarrollo de energías renovables), que está implementando la apertura de un parque industrial en la comuna de Mejillones y que trabajará en la arista del hidrógeno verde y sus derivados.

Jorge Taboada, de Soventix Chile, dijo en relación a esta iniciativa que “desarrollamos energías renovables, y como Soventix, cuya casa matriz está en Alemania, formamos en 2022 un consorcio con otras dos empresas europeas para desarrollar un proyecto de hidrógeno y amoniaco verde en esta región, aprovechando las magníficas condiciones de radiación solar”.

“Para ello, postulamos a este programa de la GIZ, justamente para desarrollar una propuesta de uso compartido de la infraestructura, que es clave para la competitividad de los proyectos y que es un parque industrial en Mejillones, por sus condiciones portuarias y conectividad ferroviaria. Por ende, hemos trabajado en la prefactibilidad de desarrollar un parque industrial para acoger proyectos de hidrógeno verde y derivados como amoniaco, metanol y otros”, agregó.

Sobre el hidrógeno verde, el profesor Javier Quispe, académico del Departamento de Ingeniería Química y de Medio Ambiente de la UCN, destacó que es un vector energético que permite descarbonizar. “Si bien es cierto que no es nuevo, ya que actualmente se producen los hidrógenos azules y grises, sin embargo la connotación verde se hace porque se obtiene a partir de las energías renovables”, sostuvo el académico.

Y, asimismo, detalló el experto, “porque su costo es más atractivo y es importante para la industria porque, con las metas de descarbonización que tiene el país, las empresas buscan combustibles limpios que reduzcan su huella de carbono, y el método más eficiente es el hidrógeno verde, ya sea para la generación de energías eléctricas o simplemente como parte de sus procesos productivos”.