Q

AIE: «Chile tiene la ambición de producir y exportar el hidrógeno más competitivo del mundo»

Ago 17, 2021

Informe del organismo internacional destaca el potencial de América Latina para producir este recurso, mencionando que las industrias mineras de Chile y Perú se beneficiarían de los usos de un hidrógeno bajo en carbono, desplazando grandes volúmenes de diésel y permitir importantes reducciones de emisiones a largo plazo.

Un destacado papel tiene Chile en el informe sobre hidrógeno en América Latina publicado por la Agencia Internacional de Energía (AIE), donde se señala que este recurso, producido mediante energías renovables, puede desempeñar un papel crucial en las propias transiciones energéticas de la región, «que han ido ganando impulso en los últimos años, con muchos países anunciando nuevos y ambiciosos objetivos climáticos y energéticos y tomando medidas para traducir estos objetivos en acciones».

«En 2019, la producción de hidrógeno bajo en carbono se limitó a tres proyectos piloto en Argentina, Chile y Costa Rica. Para cumplir con los objetivos energéticos y climáticos de la región, el hidrógeno bajo en carbono tendrá que reemplazar la producción de hidrógeno intensiva en carbono existente en la región y satisfacer la demanda adicional de nuevos usos en las próximas décadas. La producción de hidrógeno bajo en carbono podría aumentar sustancialmente en base a la cartera de proyectos actual, que incluye al menos cinco grandes proyectos a escala de gigavatios para producir hidrógeno bajo en carbono a partir de electricidad renovable, dirigidos a los mercados de exportación en lugar de la demanda interna», señala el documento.

El informe también resalta las oportunidades que tiene la industria en la región para consumir hidrógeno, en reemplazo de combustibles fósiles. «En Chile y Perú, los usos de hidrógeno bajo en carbono en la minería podrían desplazar grandes volúmenes de diésel y permitir importantes reducciones de emisiones a largo plazo».

Según el informe del organiamo, «algunos países de América Latina tienen el potencial de producir más hidrógeno bajo en carbono del que pueden consumir, gracias a sus abundantes y competitivos recursos energéticos renovables. Chile tiene la ambición de producir y exportar el hidrógeno más competitivo del mundo a partir de electricidad renovable para 2030, y muchos países de América Latina comparten las condiciones que podrían convertir a la región en un líder mundial en la producción de hidrógeno con bajas emisiones de carbono».

Y se agrega: «Finalmente, el hidrógeno bajo en carbono también puede desempeñar un papel en el aumento de la seguridad energética y la integración de las energías renovables en los sistemas de energía. El hidrógeno producido a partir de electricidad renovable puede reemplazar las importaciones de gas natural en ciertos países. También puede proporcionar almacenamiento de electricidad estacional e interanual, utilizando excedentes de energía renovable en una región con una gran proporción de energía hidroeléctrica y puede proporcionar un suministro de energía renovable estable en sistemas e islas aislados».

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad