Q
USM: CCTVal lanza modelo comercial para almacenamiento de energía

USM: CCTVal lanza modelo comercial para almacenamiento de energía

En un contexto global marcado por el desafío de transformar la matriz energética y desincentivar el uso de combustibles fósiles, una de las mayores dificultades que presenta el uso de energías renovables es la intermitencia inherente a la disponibilidad de sus fuentes, determinada por las condiciones propias del sol, el viento o el agua.

Frente a ello, científicos chilenos del Centro Científico Tecnológico de Valparaíso (CCTVal), perteneciente a la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), propusieron una solución eficiente, simple y rentable: un sistema de almacenamiento, inspirado en la idea de una represa virtual, capaz de reservar la energía proveniente de fuentes renovables e inyectarla al sistema eléctrico cuando sea necesario.

CHEX, sigla de Compressed Hydro Energy Storage, ofrece una solución sustentable. Funciona en base a un proceso cíclico, que utiliza aire comprimido y una cantidad limitada y constante de agua. Mediante la combinación de estanques que contienen estos elementos, el proceso emula la acción de una jeringa: cuando el aire entra al estanque, impulsa el agua hacia una turbina hidráulica de alto caudal, generando así energía eléctrica.

Hemos escalado esta tecnología a un nivel industrial, confirmando que la prueba de concepto, que se hizo tres años atrás, tenía validez y que el escalamiento es posible. Hablamos de una tecnología simple en cuanto a su diseño e implementación, que utiliza elementos accesibles y no genera residuos químicos. Esto significa que tú puedes guardar energía al costo más bajo del mercado”, comentó el investigador del CCTVal y CEO de CHEX, Christian Romero.

Beneficios

A pesar de la simpleza de implementación que tiene el sistema, sus beneficios son significativos: junto con su bajo costo en comparación a las opciones actuales del mercado (aproximadamente 70% más barata en inversiones de largo plazo), se trata de una tecnología con alta eficiencia de conversión eléctrica (>55%), autonomía energética por más de diez horas, escalabilidad de potencia (de 1 MW a 200 MW) y una reducción de la emisión de 300 kg de CO₂ por cada MWh almacenado.

Con la implementación de CHEX, comentan desde el equipo, se espera contribuir al crecimiento de la electricidad generada por fuentes renovables no convencionales, permitiendo su uso y disponibilidad constante a partir de su almacenamiento. “Yo creo que una de las potencialidades más grandes es hacer realidad la transición energética en Chile y el mundo, con tecnología pensada e inventada en el país”, expresó Romero.

Actualmente, CHEX cuenta con patentes otorgadas en Chile, Argentina y Europa, y diversas firmas e inversionistas han mostrado interés en su escalamiento (como el caso de Amazon, que en 2023 la seleccionó como una de las 33 iniciativas para su programa AWS Clean Energy Accelerator). Así, la empresa nacional continúa posicionándose como una alternativa relevante en un contexto global marcado por la necesidad de transformar la matriz energética y la creciente inversión en torno a ella.

Engie Chile anuncia nuevo proyecto de sistema de almacenamiento

Engie Chile anuncia nuevo proyecto de sistema de almacenamiento

Engie está desarrollando un ambicioso plan de transformación para descarbonizar la matriz energética y entregarle seguridad y flexibilidad al Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Para ello, una de sus áreas claves en este camino para acelerar la transición energética son los sistemas de almacenamiento y anunciaron su cuarto proyecto en esta materia: BESS Capricornio.

La iniciativa en base a Battery Energy Storage System (BESS) se emplazará en la Planta Solar Capricornio (88 MWac) -también propiedad de la compañía y ubicada en la comuna de Antofagasta- y contará con 96 contenedores que serán capaces de almacenar la energía producida gracias al sol durante cinco horas.

En total, BESS Capricornio tendrá una capacidad de almacenamiento de 264 MWh, lo que se traduce en una capacidad instalada de 48 MW y 96 GWh promedio al año. Esto equivale a suministrar energía a 11.500 hogares y evitar emitir al año 25.833 toneladas de CO2, en otras palabras, significa sacar aprox. 8.800 vehículos de combustión convencional del parque automotriz.

La CEO de Engie Chile, Rosaline Corinthien, afirmó que «a nivel mundial tenemos la meta de contar con 10 GW en almacenamiento para 2030. Sabemos que los sistemas de almacenamiento cumplen un rol primordial en la transición energética y, en línea con lo anterior, BESS Capricornio se sumará a nuestro portafolio con este tipo de tecnología que permite evitar los problemas de vertimiento y evacuar energía verde en las horas de mayor demanda».

Actualmente BESS Capricornio se encuentra en etapa de construcción, la movilización a terreno está estipulada para febrero y se espera entrar en operación comercial el primer semestre de 2025.

Avances en almacenamiento

La compañía cuenta actualmente con un sistema de almacenamiento en operación ubicado en Arica -capacidad de almacenamiento de 2MWh e instalada de 2MW- que sirvió de piloto para poder desarrollar otras iniciativas.

A lo anterior, se suman dos proyectos: BESS Coya (638 MWh) y BESS Tamaya (418 MWh).

En el caso de BESS Coya, se encuentra con el 100% de las baterías instaladas y está a la espera de obtener el inicio de su operación comercial. Una vez que esto suceda, será el sistema con mayor capacidad de almacenamiento en América Latina. Mientras que BESS Tamaya se trata de un proyecto de reconversión del sitio, dado que reutiliza algunas de las instalaciones y espacio físico de la ex central diésel (central térmica) de la compañía en la comuna de Tocopilla.

“Una vez que entren en operación BESS Coya, BESS Tamaya y BESS Capricornio; contaremos con más de 1.1 GWh de capacidad de almacenamiento al día. Esto es un gran logro en nuestro plan de transformación. Además, hay que tener en cuenta, que cada uno de los proyectos que estamos desarrollando hoy en día, tiene contemplado incorporar un sistema de almacenamiento”, indicó el Managing Director Renewable de Engie Chile, Juan Villavicencio.

Tarapacá: Proyecto de almacenamiento de energía ingresa a tramitación ambiental

Tarapacá: Proyecto de almacenamiento de energía ingresa a tramitación ambiental

De acuerdo con información del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), el proyecto Línea de Transmisión y Central BESS Halcón 20, de Oenergy, inició su tramitación en el SEIA a través del ingreso de Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

El proyecto -ubicado en la comuna de Pozo Almonte, Región de Tarapacá- consiste en la construcción y operación de una Central BESS y su respectiva Línea de Transmisión en 220 kV con una longitud de 1,44 kilómetros de largo y una inversión que alcanza US$524 millones.

Contará con una potencia nominal de 300 MW y una capacidad de almacenamiento de 1.590 MWh, compuesto por 111 unidades de almacenamiento, con una capacidad de almacenamiento aproximada de 5,3 horas.

Cada unidad consistirá en dos contenedores BESS de 7,2 MWh cada uno, que incorporan de forma integrada sistemas de enfriamiento, optimizador de carga/descarga, sistema de supresión de fuego, inversor bidireccional AC/DC y sistemas de comunicación.

Todas las unidades se conectarán a una subestación elevadora de Alta Tensión de 33kV/220kV – 330 MVA ubicada de forma contigua a la Central BESS. Además, contempla la construcción de una línea de evacuación de 1,44 kolómetros de longitud en 220kV que se conectará a la subestación existente del SEN denominada “S/E Nueva Pozo Almonte 220kV”.

Comienza ejecución de plan que asignará terrenos fiscales para proyectos de almacenamiento

Comienza ejecución de plan que asignará terrenos fiscales para proyectos de almacenamiento

El Ministerio de Bienes Nacionales, mediante la Resolución Exenta N°1096, aprobó el “Plan nacional para impulsar proyectos de sistemas de almacenamiento de energía en terreno fiscal”, en el cual se establecen las condiciones para la asignación directa de concesiones de uso oneroso con relación a este tipo de iniciativas.

En el documento se indica que este instrumento, que la cartera ejecutará en conjunto con el Ministerio de Energía, contempla abrir un “proceso excepcional para que los interesados en el desarrollo de proyectos de sistemas de almacenamiento puedan postular a concesiones onerosas vía directa, sobre terrenos fiscales que se encuentren disponibles en las regiones del Norte Grande del país cuya conexión sea realizada a alguna de las subestaciones específicas del SEN, emplazada en alguna de las macrozonas que se identificaron”.

Además, se indica que las macrozonas son aquellas identificadas por el Coordinador Eléctrico Nacional, que equivalen a seis barras representativas, que sumarían 13,2 GWh diarios de requerimiento energético de almacenamiento, las que se indican en la Resolución Exenta.

Al respecto, el ministro de Energía, Diego Pardow, expresó que “a principios de año, como parte de nuestro diálogo con desarrolladores, nos mencionaron que uno de los obstáculos para la construcción acelerada de sistemas de almacenamiento era la disponibilidad de terrenos fiscales. El programa que estamos desarrollando con el Ministerio de Bienes Nacionales permitirá que empresas puedan postular para la asignación directa de terrenos destinados a proyectos de almacenamiento en zonas geográficas definidas con el Coordinador Eléctrico Nacional”.

Por otro lado, la ministra de Bienes Nacionales, Marcela Sandoval, aseguró que “la innovación es el motor del progreso y en este caso, la naturaleza nos brinda recursos infinitos que podemos aprovechar de manera inteligente. Invitamos a los inversionistas a marcar la diferencia y a contribuir directamente a la creación de un sistema eléctrico más amigable con nuestro planeta. Para eso, pueden entrar a la página web del ministerio y desde hoy hacer las consultas. Todo, para que, a partir del 10 de enero, puedan postular directamente sus proyectos”.

Junto a este plan, el Gobierno está trabajando en otras medidas complementarias para el fomento de los proyectos de almacenamiento, como la publicación de los criterios técnicos que serán considerados para los procesos de evaluación ambiental en el SEIA.