Q

(Bolivia) Ordenan la aprehensión de ejecutivos de Repsol

Mar 10, 2006

La Fiscalía del Distrito de Santa Cruz allanó ayer las oficinas de la petrolera Repsol-YPF, que capitalizó a Andina, en busca del gerente general de la empresa, Julio Gavito, y del gerente de operaciones, Pedro Sánchez, por no haberse presentado a declarar por el supuesto caso de contrabando de 230.000 barriles de petróleo, por un […]

La Fiscalía del Distrito de Santa Cruz allanó ayer las oficinas de la petrolera Repsol-YPF, que capitalizó a Andina, en busca del gerente general de la empresa, Julio Gavito, y del gerente de operaciones, Pedro Sánchez, por no haberse presentado a declarar por el supuesto caso de contrabando de 230.000 barriles de petróleo, por un valor que supera los US millones y que denunció la Aduana Nacional.

Luego de esperar una hora y media (8:30-10:00) a los ejecutivos de la petrolera en instalaciones de la Aduana Nacional, el fiscal de Distrito, Jaime Soliz, dio curso para que sus colegas Ángel Álvarez, José Centenaro, Alberto Cornejo y Enrique Rodríguez, allanen la empresa situada en el tercer anillo externo, además de emitir la orden de aprehensión contra los ejecutivos de la petrolera.

La intervención de los fiscales, con el apoyo de una veintena de efectivos policiales y del Control Operativo Aduanero (COA), duró dos horas. Para llegar a las instalaciones de Repsol YPF se movilizaron cuatro vehículos de la Fiscalía, tres camionetas de la Policía y dos vagonetas de la Aduana Nacional.

Una vez en la parte externa de la empresa, los fiscales fueron recibidos por los asesores legales, Luis Calvo y Selenita Céspedes, los que mostraron una notificación del juez Décimo de Instrucción en lo Penal de Santa Cruz, Zenón Rodríguez, en la que se ordenaba
suspender la investigación.

Sin embargo, el mismo juez en contacto telefónico con El Deber, aclaró que «reactivó» el caso y por lo tanto, el proceso de investigación continúa. Ante esa situación, la empresa decidió recusar al juez Rodríguez.

A las 11:23 los fiscales pudieron ingresar en el recinto con la orden emitida por la autoridad judicial y se extrajo información telefónica y domiciliaria de los ejecutivos de la petrolera.

Según los fiscales, el caso se agrava por la desaparición de Gavito y Sánchez. Ante esa situación, afirmaron que la Policía queda encargada de la búsqueda de ambos ejecutivos.

Al respecto, el gerente de Relaciones Externas de Repsol YPF, Miguel Cirbián, calificó el allanamiento como un acto ilegal. «El juez había ordenado la suspensión del procedimiento el miércoles, y él no tenía ninguna orden para revocar su instrucción y la ha revocado, así que es totalmente ilegal», apuntó.

En un comunicado, Repsol YPF da a conocer que confía en la inocencia de sus directivos en Bolivia y aguarda que se esclarezcan los hechos.

La empresa dijo que la aprehensión de los máximos directivos en el país, Julio Gavito y Pedro Sánchez, en caso de existir, es inválida y carece de sustento jurídico, debido a que los fiscales se encuentran inhibidos para dictar una medida de esa naturaleza.

En el comunicado, Andina agrega que espera que la situación se aclare en consonancia con el clima constructivo de la reunión entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, que visitó La Paz el pasado viernes tres de marzo.

«Repsol YPF ha manifestado a las autoridades su apoyo y deseo de aclarar los hechos, y su voluntad de seguir trabajando en el país en beneficio de los intereses de la compañía y de la sociedad boliviana», se indica.

Según la agencia AFP, el embajador de España en Bolivia Juan Francisco Montalbán está en contacto con el Gobierno boliviano.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en contacto telefónico con El Deber, indicó que respetarán la independencia de poderes. «La justicia hace su trabajo y mantenemos el mejor espíritu para preservar las relaciones diplomáticas con España, pero, en este caso, es la justicia la que debe pronunciarse», aseveró.
España se preocupa y busca diálogo

El secretario de Estado español para Asuntos Exteriores, Bernardino León, dijo ayer en Lima que el intento de detener hoy en Bolivia a los directivos de Repsol YPF «es una enorme preocupación para España» y calificó esta acción como «injusta».

En una entrevista con EFE, León, que efectúa una visita de trabajo a Perú, confió en que «se pueda encontrar una solución y se evite este cerco de una actuación irregular por parte de Repsol, que no nos parece justa».

El secretario de Estado recalcó que «Repsol realiza una gran labor en Bolivia, está comprometida con el presente y futuro del país y dispuesta a reforzar sus compromisos».

También dijo que la «enorme preocupación» que siente España por este caso ha sido transmitida al Gobierno boliviano del presidente, Evo Morales.

«Nos parece preocupante», recalcó a EFE, tras determinar que la voluntad de Repsol-YPF es seguir operando en Bolivia.

Por su lado, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Morantinos llamó a la Embajada española en Bolivia para que trate de clarificar la situación de los directivos de Andina, después de que fuera registrada por las autoridades judiciales de Santa Cruz. Ambas autoridades coincidieron en señalar que la situación es «confusa»
Fuente: Los Tiempos.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad