Con 25 años de experiencia en el sector eléctrico, la ingeniera Civil Electricista de la Universidad de Chile, Verónica Gajardo, desde el 2016 que se desempeña en la Gerencia de la Zona Centro de Transelec, siendo la primera mujer gerenta en el ámbito técnico y de terreno de la compañía.

Y para llegar hasta aquí, Verónica ha tenido una completa preparación. Ha realizado varios diplomados, entre los que se encuentran el de Evaluación de Proyectos, en la Universidad Católica, en Estrategias de Negociación, en la Universidad de Chile y en Gestión de Operaciones, en la Universidad Adolfo Ibáñez, además de varios cursos de especialización en Sistemas Eléctricos en el extranjero.

En su trayectoria destaca su paso por Ingendesa como ingeniera Especialista en Equipos Eléctricos para proyectos de subestaciones, centrales hidráulicas y térmicas y como ingeniera de Estudios de Sistemas Eléctricos, especializándose en modelación de sistemas eléctricos, puesto en el que efectuó diversos estudios de ampliación de los sistemas de transmisión para clientes de generación, mineros e industriales en los ex SIC y SING.

El año 2001 ingresó a Transelec S.A., empresa en la que se desempeñó primero como ingeniera Analista de Sistemas Eléctricos de la Vicepresidencia de Operaciones y, luego, como jefa de Sistemas Eléctricos, desarrollando estudios de sistemas de potencia y de coordinación de protecciones y supervisando la operación de las instalaciones de Transelec.

1) ¿Cuáles han sido sus principales desafíos laborales en este sector predominantemente masculino?
Efectivamente, el sector eléctrico es una industria eminentemente masculina, pero está cambiando. Los desafíos en ese contexto han sido variados, desde mis primeros años de vida laboral, donde había algunas trabas para que una mujer trabajara en terreno, sin embargo, con el tiempo pude derribar algunos prejuicios y solicitar las condiciones adecuadas. También fue un gran reto sentirme confiada en lo que sabía hacer y transmitirlo con seguridad para que el resto escuche atentamente; eso parece una obviedad, pero cuando tienes menos experiencia, esto se torna fundamental. Lo anterior no es fácil de realizar, pero ahora las cosas están siendo diferentes y yo espero ser un referente para las nuevas generaciones de ingenieras eléctricas y mujeres en la industria eléctrica.

[VEA TAMBIÉN: Carolina Valderrama, directora de Energía de Codelco: “Las mujeres deben tener seguridad en sus capacidades”]

2) ¿Cuál ha sido la preparación que ha tenido para llegar a tener un cargo de liderazgo y cuán importante considera que es contar con mentorías?
Aparte de mis estudios formales y numerosas capacitaciones técnicas y de gestión, tuve la fortuna de trabajar para empresas que me ayudaron, en diversos contextos, a crecer y permitir estar en contacto con compañías extranjeras. Esta interacción no solo me permitió acumular enorme conocimiento técnico sino que además, captar las diferencias culturales no solo en materia de género sino que también en trabajo en equipo. He aprendido y estoy convencida que la diversidad de los equipos permite mirar problemáticas desde muchas ópticas y, asimismo, encontrar soluciones más creativas. Otras cosas que me han ayudado estos años han sido por ejemplo, contar con la guía de jefes o mentores, figuras masculinas, que me fueron guiando a tomar ciertas alternativas de desarrollo y posiciones con un liderazgo más explícito. Creo que la mentoría es absolutamente necesaria para cualquier nuevo líder.

3) ¿Cómo cree usted que se puede avanzar concretamente en una mayor incorporación de la mujer en altos cargos en las empresas del sector y en Transelec en particular?
Creo que las empresas tienen que simplemente decidirse a aumentar las cifras de participación de mujeres y ponerse metas y medidas concretas para poder lograrlo. Las áreas de Recursos Humanos deben ir a buscar más mujeres y también observar atentamente a las que tienen al interior de las compañías, pues hay mucho talento.

4) ¿Considera que existen prejuicios por parte de las compañías para contratar mujeres en altos cargos?
Sí, yo creo que aún existen prejuicios, que están arraigados en la cultura y que tienen que ver con atribuirles a los líderes características preferentemente masculinas. Sin embargo, eso ya está cambiando y se están analizando y viendo los beneficios concretos de tener equipos más diversos al interior de las compañías. Está demostrado que la diversidad permite tener mejores aportes en todo tipo de trabajo, no solo en la industria eléctrica.

Cifras

  • Transelec cuenta con un total de 531 trabajadores
  • El 18,3% son mujeres
  • En la industria eléctrica el 22% del total de los trabajadores son mujeres de acuerdo a cifras del Ministerio de Energía.