La nueva relación entre energía y consumidor

La urbanización y el crecimiento demográfico de las ciudades nos invitan a reflexionar. Más del 80% de la población mundial vive en la ciudad y la proyección indica que este fenómeno seguirá en aumento.

En Enel X creemos que la energía eléctrica es la fuente de energía más eficiente y sostenible para el desarrollo de las ciudades, pues tiene la ventaja de ser la única que se puede generar desde el punto de consumo. Esto, a su vez, permite satisfacer necesidades de climatización, agua caliente, transporte, entre otros, sin generar contaminación.

Movilidad eléctrica cero emisión, Netbilling o generación fotovoltaica, alumbrado público LED, calefacción eficiente sin contaminación intradomiciliaria y paneles solares para calentamiento de agua sanitaria, son algunas de las tecnologías que ya son una realidad en el país y llegaron para quedarse.

Sin embargo, aún estamos viviendo el proceso de una nueva forma de entendimiento y relación entre los consumidores de energía y la red eléctrica propiamente tal. Ese proceso establece derechos a los usuarios en todos los segmentos, pero también deberes, principalmente relacionados a la seguridad y calidad, que necesitan ser comprendidos y puestos en práctica por quienes libremente optan por acogerse a estas nuevas alternativas.

Hay varias cosas y situaciones que ejemplifican cómo el mundo está cambiando y cómo nos estamos adaptando a las nuevas tecnologías que hace años eran impensadas. Por ejemplo, desde la publicación de la Ley 20.541 de generación distribuida, los consumidores tienen la opción de instalar paneles fotovoltaicos para sus hogares y así autogenerar su propia energía y el excedente inyectarlo a la red y venderlo.

Enel X se convirtió en un actor relevante en proveer el servicio de sistemas fotovoltaicos para los hogares. Además, implementó el primer prototipo de ciudad inteligente de Chile, “Smartcity Santiago”.

Iniciativas como estas, no solo permiten poner a prueba las tecnologías del futuro, sino también recibir información en línea para tomar mejores decisiones. En este sentido, redes y plataformas digitales interconectadas hacen posible un uso más eficiente de la energía, contribuyendo a la productividad, rentabilidad e incluso, el control de costos, todos relacionados a la eficiencia energética y la posibilidad de gestionar los consumos. De manera progresiva, también se ha ido integrando el sistema de medición inteligente.

Hoy la movilidad eléctrica ya es una realidad. Ha sido impulsada decididamente a través alianzas público-privadas porque es una energía limpia, eficiente y de menor precio en comparación con otros combustibles. Pronto se integrarán formalmente 100 buses eléctricos al sistema de transporte público, ratificando el convencimiento del Gobierno que la electromovilidad es la tecnología del presente y futuro. Estamos convencidos que si trabajamos colaborativamente y alineados, tanto la empresa privada, el Gobierno y la comunidad, construiremos un entorno más amigable con el medio ambiente y una ciudad donde todos nos sintamos orgullosos de ser parte de ella.