Q
Volvo Cars marca un nuevo hito al reducir un 84% las emisiones de CO2 a nivel marítimo

Volvo Cars marca un nuevo hito al reducir un 84% las emisiones de CO2 a nivel marítimo

Volvo Cars marca un nuevo hito en su proceso para transformarse en una empresa carbono neutral, reduciendo las emisiones de CO2 en el transporte marítimo de su material de producción a las fábricas de la compañía. Esto será posible gracias al reemplazo del combustible tradicional que utilizan los barcos transportadores, por gasolina renovable.

De esta forma, la marca se convierte en el primer fabricante de automóviles en anunciar este cambio, con el cual esperan reducir inmediatamente 55 mil toneladas de CO2 del transporte marítimo intercontinental en el transcurso de un año. La reducción es equivalente a las de un camión lleno que recorre el díametro de la tierra 1.200 veces.

“El combustible renovable no es el objetivo final para reducir las emisiones de CO₂ del transporte marítimo, sin embargo, esta iniciativa demuestra que podemos implementar soluciones que logren resultados significativos mientras esperamos alternativas tecnológicas a largo plazo”, comentó el jefe de sostenibilidad de Volvo Cars, Anders Kärrberg.

El combustible que se utilizará está basado en fuentes renovables y sostenibles, principalmente de aceite de cocina usado y se denomina éster metílico de ácidos grasos (FAME), el cual no emplea materias primas relacionadas con la producción de aceite de palma.

Este líquido se utilizará en el transporte marítimo de contenedores entrantes con material de producción destinados a fábrica con sede en Europa y América, así como toda la distribución de repuestos fabricados a nivel global y enviados por medio de contenedores.

La firma escandinava ha trabajado en esta iniciativa junto a otros socios logísticos como Maersk, Kuehne+Nagel y DB Schenker, los cuales cambiaron a combustible renovable el pasado 1 de junio, con el fin de obtener la energía equivalente necesaria para todos los transportes de contenedores realizados para Volvo Cars.

Mercado Libre y Enel X Way se unen para instalar más de 100 puntos de carga eléctrica a lo largo del país

A mediados de 2022, Mercado Libre y Enel X Way anunciaron la primera instalación conjunta de cargadores eléctricos para vehículos de última milla. Se trató de 30 puntos de carga, ubicados en uno de los centros de distribución de la empresa de ecommerce en Renca, que permitían contar con información de potencia, usabilidad y horarios de carga, para aplicar eficiencia logística en la operación. Durante ese hito, ambas empresas declararon su compromiso con impulsar acciones concretas para favorecer la masificación de la electromovilidad en Chile.

Y a un año del encuentro, los puntos de carga asociados a la alianza alcanzan las 114 unidades, ubicadas en distintos centros logísticos de Mercado Libre a lo largo del país. Además de Santiago, los hay en La Serena, Viña del Mar, Concepción, Chillán y Temuco.

Estas electrolineras operan en formato rápido y flexible, y permiten que la flota eléctrica encargada del despacho de paquetes se cargue de energía en el mismo lugar desde donde comienza la ruta. Este proceso puede tardar entre 4 y 8 horas según el tipo de carga.

Mercado Libre destacó que cuenta con más de 150 vans dentro del servicio de última milla y están por anunciar la incorporación de 100 más. Se estima que estas camionetas reducen sus emisiones de CO2 en más de un 50% por km recorrido, en comparación a los vehículos a combustión.

Asimismo, la empresa de tecnología cuenta ya con más de 1.000 vehículos eléctricos en América Latina, consolidando así una de las flotas de movilidad eléctrica más grandes de toda la región. En Chile, además de escoger proveedores y socios estratégicos para su red logística, su centro de almacenamiento y distribución en Colina se abastece en un 100% de energías renovables.

Mercado Libre y Enel X Way se unen para instalar más de 100 puntos de carga eléctrica a lo largo del país

Mercado Libre y Enel X Way se unen para instalar más de 100 puntos de carga eléctrica a lo largo del país

A mediados de 2022, Mercado Libre y Enel X Way anunciaron la primera instalación conjunta de cargadores eléctricos para vehículos de última milla. Se trató de 30 puntos de carga, ubicados en uno de los centros de distribución de la empresa de ecommerce en Renca, que permitían contar con información de potencia, usabilidad y horarios de carga, para aplicar eficiencia logística en la operación. Durante ese hito, ambas empresas declararon su compromiso con impulsar acciones concretas para favorecer la masificación de la electromovilidad en Chile.

Y a un año del encuentro, los puntos de carga asociados a la alianza alcanzan las 114 unidades, ubicadas en distintos centros logísticos de Mercado Libre a lo largo del país. Además de Santiago, los hay en La Serena, Viña del Mar, Concepción, Chillán y Temuco.

Estas electrolineras operan en formato rápido y flexible, y permiten que la flota eléctrica encargada del despacho de paquetes se cargue de energía en el mismo lugar desde donde comienza la ruta. Este proceso puede tardar entre 4 y 8 horas según el tipo de carga.

Mercado Libre destacó que cuenta con más de 150 vans dentro del servicio de última milla y están por anunciar la incorporación de 100 más. Se estima que estas camionetas reducen sus emisiones de CO2 en más de un 50% por km recorrido, en comparación a los vehículos a combustión.

Asimismo, la empresa de tecnología cuenta ya con más de 1.000 vehículos eléctricos en América Latina, consolidando así una de las flotas de movilidad eléctrica más grandes de toda la región. En Chile, además de escoger proveedores y socios estratégicos para su red logística, su centro de almacenamiento y distribución en Colina se abastece en un 100% de energías renovables.

Gobierno anuncia modificaciones al actual reglamento de potencia

Gobierno anuncia modificaciones al actual reglamento de potencia

Las tecnologías de almacenamiento de energía están tomando fuerza entre las iniciativas privadas y públicas, especialmente luego del anuncio que realizó el Presidente Gabriel Boric en su última Cuenta Pública, respecto al proyecto que busca licitar la construcción de un proyecto a gran escala, ubicado en el Desierto de Atacama, por US$2.000 millones, y que se espera inicie sus operaciones en 2026.

De hecho, según la gerente general de Statkraft Chile y presidenta del directorio de Generadoras de Chile, María Teresa González, en el país existen iniciativas relacionadas con estas tecnologías por cerca de 1.600 MW la capacidad de generación, las que “ya están en curso, y eso da evidencia de que hay un interés del sector privado por hacer las inversiones”.

Sin embargo, desde octubre de 2020 la industria y el Ministerio de Energía venían desarrollando un trabajo participativo, que contó con la colaboración del Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), para la elaboración de un nuevo reglamento de potencia, el cual buscaba dar una definición clara al concepto de suficiencia de potencia para tecnologías de almacenamiento, considerando la mayor penetración de las energías renovables variables, como la solar y eólica, donde los períodos de mayor exigencia para el sistema se ven desafiados ante los cambios en la matriz energética.

Pese a la relevancia de la definición normativa, los consensos en este aspecto regulatorio no se habían alcanzado. Ante este escenario, el Ministerio de Energía comunicó que decidió no perseverar en el cambio de reglamento de transferencias de potencia, y simplemente se hará una serie de modificaciones al reglamento contenido en el actual decreto supremo 62 del año 2006, manteniendo ciertas innovaciones necesarias, entre otras cosas, en materia de almacenamiento.

El jefe de la cartera, Diego Pardow, explicó que el desechado reglamento “llevaba mucho tiempo en elaboración y que tenía partes donde se había logrado consenso con la industria y en otras no. Entre las que hay un amplio consenso, sobre todo lo que tiene que ver con el almacenamiento, era importante dar certezas respecto de su remuneración para que los proyectos puedan cerrar su financiamiento y empezar a trabajar en los permisos y materializarse lo antes posible”.

En el marco de la actividad, el gerente de Inversiones y Financiamiento de Corfo, Francisco Meneses, dio a conocer las fuentes de financiamiento verde para este tipo de proyectos. Posteriormente, el director subrogante del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Juan Cristóbal Moscoso, abordó los criterios técnicos que serán considerados para los procesos de evaluación ambiental, de manera de entregar mayores certezas a los desarrolladores de este tipo de proyectos.

Reacciones al anuncio del Gobierno

La abogada experta en regulación energética y socia directora del estudio Domo Legal, Daniela González, valoró la determinación, “pues ya se había prorrogado dos veces el plazo para responder las observaciones formuladas en la última consulta pública”.

Agregó que “definitivamente no había consenso respecto del nuevo reglamento, pese a los esfuerzos del ministerio y habían algunas objeciones jurídicas”.

“Por otro lado, es necesario dar prontas señales al mercado sobre la remuneración de la potencia de los sistemas de almacenamiento y la modificación que se anuncia, entre otros temas, aborda este tema muy solicitado por el sector”, planteó.

Transición energética: Senadores manifiestan su inquietud por posibles alzas en tarifas eléctricas

Transición energética: Senadores manifiestan su inquietud por posibles alzas en tarifas eléctricas

La Comisión de Minería y Energía del Senado expresó sus inquietudes por los efectos en los clientes finales que pudiera tener el proyecto que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos, en materia de transición energética y que posiciona a la transmisión eléctrica como un sector habilitante para la carbono neutralidad.

Lo anterior busca descongestionar las líneas de transmisión eléctrica, facilitando que las generadoras puedan operar mejorando la institucionalidad, agilizando las obras de infraestructura, dando los primeros pasos para la licitación del proceso de almacenamiento a gran escala y estableciendo cambios en los ingresos tarifarios.

De acuerdo al último decreto tarifario de 2023, el 90% de los clientes residenciales del país con consumos inferiores a 350 kw/h al mes, tuvieron un alza promedio de 2,5% al año. A su vez, los usuarios con consumos entre 300 y 500 kw/h vieron elevada su tarifa en 10% promedio, y aquellos con consumos superiores a 500 kw/h tuvieron un incremento de 16,5% promedio.

En esa línea, en la última sesión expusieron el director ejecutivo de la Asociación de Clientes Eléctricos No Regulados (Acenor), Javier Bustos; y el profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago (Usach), Humberto Verdejo, quienes hicieron ver sus reparos al texto.

Reacción de los parlamentarios

«Este proyecto tal como está, no vamos a ser capaces de sacarlo ahora. En la próxima revisión de tarifas, lo más probable es que tengamos un alza, que no podemos parar. Hay que sincerar la situación: las alzas de tarifas van a venir sí o sí, y no podemos estar colocando piedras para que no pase el cauce del río, si al final lo va a desbordar igual», aseguró el senador Rafael Prohens (RN).

Para el senador Juan Luis Castro (PS) urge una política de subsidio a las personas: «El Gobierno tiene que abrirse a ese escenario. Me parece razonable, pensando en que las empresas tienen que sobrevivir, pero las personas tampoco se pueden llevar en el costo de bolsillo esta transición energética que se está planteando«.

En tanto, la presidenta de la Comisión de la Cámara Alta, Luz Ebensperger (UDI), consultó a los expositores el margen que tienen los proyectos renovables de instalarse en otras localidades dada su naturaleza, luego que se hiciera ver que la presencia de estos proyectos exclusivamente en el norte, encarece el transporte de energía.

Los puntos expuestos por Acenor:

Reasignación de ingresos tarifarios que se asignarían a empresas generadoras: la pérdida a los clientes podría ir de $3,3 a $4 por kw/h

Licitaciones para almacenamiento: la Comisión Nacional de Energía (CNE) licitaría la infraestructura por 15 años a través de una cargo que sería pagado –en su totalidad- por lo usuarios, lo que encarecería las cuentas entre 3,8 y 4,4 pesos por kw/h

Mayores costos de transmisión: todas las obras de transmisión nuevas sean de rutina, de ampliación, urgentes, etc. corren por cuenta de los consumidores, por lo que se calcula que por año debería pagarse 2,6 pesos por kw/h

Mayor presupuesto para el Coordinador Eléctrico Nacional: corresponde al cargo por servicio público que se factura cada mes en las cuentas de electricidad. Pasaría de 0,7 pesos por kw/h a un peso kw/h.