Q

Destacan potencial de la biomasa en España y UE

(Portal Energía Limpia) El aprovechamiento de la  energía a partir de biomasa en España tiene un alto potencial. Recientemente la Directora General de Desarrollo Rural y Política Forestal, Begoña Nieto, manifestó que “las energías renovables representan una opción de futuro por la que todos debemos apostar para avanzar hacia una sociedad sostenible”. Según ha añadido, se trata de una cuestión de protección del medio ambiente, pero también una necesidad estratégica y económica. En este contexto, la Directora General de Desarrollo Rural entiende que “la biomasa constituye una de las principales soluciones para garantizar la seguridad de los abastecimientos y la sostenibilidad de la energía en la Unión Europea”. Un reporte de Energía Limpia XXI señala que Begoña Nieto ha inaugurado recientemente la Exposición de Biomasa y el 10º Congreso Internacional de Bioenergía, que se celebra en Valladolid para abordar los cambios legislativos que afectarán al sector a corto y medio plazo.

Biomasa en España

Durante el acto, Begoña Nieto ha afirmado que, aunque en España ya se están dando los primeros pasos en la utilización de biomasa, es necesario explotar todo el potencial que tiene este tipo de energía, especialmente si tenemos en cuenta que España es el segundo país de la Unión Europea en superficie forestal.

En concreto, Nieto ha indicado que España cuenta con unas existencias totales de biomasa arbórea de unos 1.020 millones de metros cúbicos y crecen cada año alrededor de 46 millones de m3, aunque sólo se aprovechan anualmente unos 14 millones de m3.

Para aprovechar toda esta biomasa forestal, Begoña Nieto considera necesario resolver algunos de los problemas estructurales que presenta el sector, como la elevada fragmentación de la propiedad forestal y, al mismo tiempo, despertar el interés de algunos propietarios forestales por la explotación de sus fincas. Ante esta situación, la Directora General ha apuntado la conveniencia de fomentar la movilización sostenible de la madera en España y favorecer la mecanización de los aprovechamientos forestales madereros, así como fomentar el uso de la biomasa forestal entre los ciudadanos y el sector industrial.

Impulso del ministerio

En este ámbito, Begoña Nieto ha asegurado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apuesta por aprovechar las oportunidades económicas y de generación de empleo del sector forestal, “porque creemos que la gestión forestal sostenible es beneficiosa para el monte, la sociedad y la economía”. A este respecto, la Directora General ha recordado cómo el año pasado el Ministerio de Agricultura publicó el Plan de activación socioeconómica del sector forestal, para contribuir a la diversificación de la actividad económica del medio rural a través de la actividad forestal, uno de cuyos ejes es apoyar la valorización energética de la biomasa.

Begoña Nieto también se ha referido a la reciente modificación de la Ley de Montes, uno de cuyos objetivos es “crear un ambiente apropiado para que se produzca una mayor movilización de los productos forestales en nuestro país”.

Asimismo, Nieto ha destacado el papel que juegan las ayudas al desarrollo rural cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER). Según ha indicado, para el periodo 2014-2020, dentro de los nuevos Programas de Desarrollo Rural autonómicos, se destinarán alrededor de 1.700 millones de euros de FEADER para medidas forestales. Por último, la Directora General ha puesto en valor la investigación y la innovación, “como mejor vía para eliminar los obstáculos técnicos y que nuestras empresas sean competitivas en el mercado”. Para impulsar la actividad innovadora, Nieto ha comentado que el Ministerio ha impulsado el Programa nacional de innovación e investigación agroalimentaria y forestal, y ha puesto en marcha un portal web (IDIA), que facilita información a estos sectores sobre las oportunidades que ofrece el I+D+i. Las cosas están avanzando en una dirección muy positiva.

Minería y energía recortan demanda de mano de obra para período 2015-2019

Minería y energía recortan demanda de mano de obra para período 2015-2019

(La Tercera) Aunque lentamente, la inversión privada durante este y el próximo año debiera ir recuperando dinamismo, tras la fuerte caída de -6,1% en 2014. El último Informe de Política Monetaria (Ipom) del Banco Central, si bien proyecta nuevamente una contración (-1,2%) en 2015, estima que en 2016 la formación bruta de capital fijo volverá a exhibir números azules, en todo caso modestos, con un avance de 1,9%.

En este escenario, un informe de la Corporación de Bienes de Capital al segundo trimestre de este año proyecta que en el período 2015-2019 la inversión sumará US$ 76.894 millones -correspondientes a 1.019 proyectos privados y estatales-, lo que se traducirá en el requerimiento de 99.976 puestos de trabajo en promedio,equivalente a un aumento de 2,3% en la demanda de mano de obra respecto de lo estimado a marzo.

De acuerdo a la CBC, la mayor cantidad de empleo directo para la etapa de construcción durante el quinquenio, se produciría en la primera mitad de 2016, con 134 mil personas, proveniente de 604 proyectos que se encontrarían en construcción simultánea en esa fecha.

Empleo sectorial

Sin embargo, el reporte de la Corporación evidencia que los resultados son heterogéneos a nivel sectorial . Así, las ramas de actividad más dinámicas en la demanda de empleo serán el sector inmobiliario, que requeriría 33.388 personas, registrando un alza de 4,8% respecto a lo calculado en marzo, y obras públicas, con 26.780 ocupaciones en promedio, anotando un incremento de 17,7%.

Una realidad distinta se observa en minería y mnergía. Ambos sectores recortaron su demanda de mano de obra a 18.731 (-9,38%) y 12.124 (-13%), respectivamente. (ver infografía).

En el sector minero, el menor nivel de empleo estará en los primeros meses de 2017, llegando a un nivel similar a fines del quinquenio, “debido a que no se contabilizan nuevas iniciativas de envergadura en el sector privado”, señala el documento de la CBC. A eso se debe sumar el impacto de la suspensión del proyecto Expansión Andina, que será reformulado, lo que hará disminuir las estimaciones de mano de obra en la última parte del quinquenio analizado, agrega.

La mayor mano de obra requerida en minería se registrará a fines de 2018, con 25.080 personas, asociada principalmente a los proyectos mineros que estarían en ejecución a la fecha: explotación sulfuros RT, Desarrollo Minera Centinela: Etapa 1 Esperanza Sur, Mina Chuquicamata Subterránea, Nuevo Nivel Mina, Explotación Recursos Norte, Reemplazo Sistema de Chancado y Proyecto Explotación Dacita.

En el sector energético, la reducción de mano de obra se explica “por la exclusión de 32 proyectos, que quedaron sin cronograma de ejecución, los más relevantes por falta de financiamiento (asociado a razones de demanda) y traspaso de activos por cambio de mandantes”, señala el análisis. Otros, por aspectos técnicos como modificaciones de diseño que sugieren una nueva presentación ambiental, abandono de trámite (desistido en SEA).

En el caso de los proyectos de Energía, su curva de empleo alcanzará un máximo en el primer trimestre de 2016, con 24.391 personas, tras el requerimiento estimado en la construcción de 101 proyectos, entre ellos: Central Termoeléctrica a Carbón Cochrane, Central Hidroeléctrica Alto Maipo- Las Lajas y Alto Maipo-Alfalfal II, y Sistema de Transmisión Mejillones-Cardones.

Regiones

Desde el punto de vista de la distribución regional, la Metropolitana es la que presenta el promedio máximo (32.225) y más alto (48.138) de requerimiento de empleo para 2015-2019. Le siguen Antofagasta con un promedio de 21.113 y un máximo de 28.848. Por otra parte, las regiones con menor mano de obra serán Aysén con un promedio de 294 empleos y Magallanes con 1.213.

De Gregorio por reforma laboral: «Falta sentarse con lápiz y papel e ir a los detalles»

De Gregorio por reforma laboral: «Falta sentarse con lápiz y papel e ir a los detalles»

(Pulso) El ex presidente del Banco Central (BC), José De Gregorio, hizo un llamado a buscar más acuerdos en la discusión de la Reforma Laboral y evitar que se produzcan errores que más adelante haya que subsanar, tal como sucedió con la Reforma Tributaria.

En conversación con radio Duna el ex ministro aseguró que si bien en esta ocasión el Ejecutivo, el Parlamento y los distintos actores han tenido mayor conversación, aún falta. Precisó que “las reformas laborales siempre van a ser así. Hay que buscar acuerdos. Ha habido diálogo, pero falta un poco sentarse con lápiz y papel e ir a los detalles; el diablo está en los detalles”.

Sobre el proyecto, destacó que siempre ha sido partidario de que exista reemplazo interno, “que yo llamo reacomodo de los trabajadores de una empresa y que la cosa ande; pero acá se empiezan a prohibir, y al final estamos terminando con una reforma que al final le damos más poder al sindicato, pero lo regulamos mucho más. Eso me parece medio inconsistente si queremos tener un sindicato fuerte”.

Acotó que el objetivo del proyecto “no es crear empleo, porque esta reforma y cualquiera, tiende a reducir el empleo. No es la catástrofe como dicen algunos, lo que busca la reforma es aumentar el ingreso laboral”.

Crecimiento y desconfianzas. De Gregorio también se refirió al actual escenario económico y calificó la desaceleración como “bastante aguda e inusual”, diciendo que responde a tres factores.

El primero: la caída de la inversión minera, “la cual le ha quitado al menos 1 a 1,5 punto de crecimiento. La inmensa mayoría de la caída de inversión entre 2013-2014 es de inversión minera, porque aunque los precios hubieran quedado relativamente mejor, los proyectos maduraron y se acabó”.

Lo segundo, acotó el economista, responde a un ciclo económico más agudo, “nuestra economía al igual que China, pero en otra dimensión, crece menos y tiene menor potencial porque es una mucho más rica y tiene más dificultades que hace 25 años. En esa dimensión, lo que se llama crecimiento potencial crece menos”.

Y como tercer punto, subrayó que hay “un problema de confianzas y de confusión en el último año y medio, que sin duda afecta las perspectivas, el entusiasmo y los espíritus animales, como dijo Keynes. En ese escenario tenemos una inflación alta, donde el grueso se explica por la depreciación del peso, por lo que no es una inflación que se debiese mantener para siempre”.

[CPC fija estrategia ante indicaciones a Reforma Laboral y acudirá al Ejecutivo]

Sectores empresariales anticipan débil 2016 por clima de incertidumbre ante reformas

Sectores empresariales anticipan débil 2016 por clima de incertidumbre ante reformas

(Pulso) Transversal es la preocupación que tienen los diversos sectores empresariales del país sobre el desempeño que tendrá la economía chilena en 2016 e incluso los años siguientes, afectada no sólo por el complejo escenario externo , sino que principalmente por las reformas que impulsa el Gobierno.

“Hoy observamos con preocupación que la economía nacional viene experimentando una persistente desaceleración en los últimos meses”, fueron las palabras escogidas por el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alberto Salas, para abrir el seminario “Escenario Económico y Proyecciones Sectoriales”, organizado por la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

Salas explicó que el escenario se ha tornado complejo para las economías emergentes, debido a las dudas sobre el desempeño de China. “Este panorama, sumado al incierto clima interno, derivado del conjunto de reformas simultáneas, ha generado grados de incertidumbre respecto del futuro y reducido la inversión que es la base del crecimiento futuro”, agregó.

Cuestionó que se han detectado en el proyecto de Reforma Laboral “algunas normas que son inaplicables y perjudiciales, cayendo en el mismo tipo de problemas de la Reforma Tributaria que se realizó sin el tiempo, la prolijidad y el conocimiento práctico necesarios para lograr una reforma buena para el país”.

Sin embargo, el titular de la multigremial que representa a las seis ramas más importantes del empresariado local, afirmó en tono positivo que “todavía estamos a tiempo para rectificar el rumbo”.

El vicepresidente de Sonami (Sociedad Nacional de Minería), Diego Hernández, fue mucho más cauto al señalar que el daño que se causa no se puede recuperar en cinco minutos: “Las confianzas no se perdieron en cinco minutos y se van a demorar también en restablecerse”, estimó.

No obstante, admitió que “todavía estamos a tiempo para ponernos de acuerdo”.

En su turno, el primer vicepresidente de la Sofofa , José Juan Llugany, expuso que el nivel de confianza del empresariado está muy bajo, “por lo que mucho más importante que el eventual efecto negativo que pudiera tener el alza de la tasa de interés sobre la inversión, está la sensación de inestabilidad, de cambios y de proyectos, como el laboral”.

En tanto, el presidente de la SNA (Sociedad Nacional de Agricultura), Patricio Crespo, advirtió el peligro de “entregar a “operadores políticos” el manejo de la negociación colectiva del sindicato con la reforma.

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Jorge Mas, estimó que 2016 está prácticamente jugado en términos de inversión, pero que más allá, recalcó, que el Gobierno debe crear el ambiente propicio para invertir.

En ese mismo sentido, el presidente de la Cámara Nacional del Comercio (CNC), Ricardo Mewes, consideró que “siempre hay tiempo” para recuperar las confianzas, pero acusó que ese diálogo no ha ocurrido durante la elaboración de las reformas.

El presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, Abif, Segismundo Schulin-Zeuthen, apuntó a retomar el diálogo “ahora ya”, porque las confianzas no se recuperan de la noche a la mañana y los proyectos de inversión, como el fondo de infraestructura, traerá resultados recién a tres años.

“Con la carga ideológica que hay, es imposible conversar y lo vemos en el Parlamento cuando vamos a las comisiones, tampoco hay mayor interés”, sentenció.
Sofofa: Menor confianza empresarial se refleja en inversión

Una completa visión sobre el escenario económico realizó el vicepresidente de la Sofofa, José Juan Llugany.

Inició su presentación abordando el escenario internacional que es desfavorable para Chile, sobre todo por el precio del cobre. En materia local, criticó el bajo dinamismo (2,3%), que según señaló, era el más bajo desde las cifras post terremoto, pero “ahora no existía ese factor que lo explicara”.

Cuestionó el deterioro de la creación de empleo, que se ha visto afectada en los últimos años. Indicó que el reflejo de la confianza empresarial es la inversión, que ha caído en los últimos 2 años.
Sonami: Precio del cobre subirá entre 2017 y 2019

Recuperar la competitividad y la productividad es la mayor preocupación de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) actualmente.

Así lo reconoció Diego Hernández, vicepresidente del gremio, quien expresó que el bajo precio del petróleo y el tipo de cambio los han favorecido, sin embargo, este efecto ya fue capturado por la industria y no es suficiente.

Aseguró también que el precio del cobre eventualmente subirá a final de 2017 o inicios de 2018, y que cuando eso suceda, los nuevos proyectos serán muy rentables, “la industria debe estar preparada”. Hizo un llamado también a “regular y definir el convenio 169 de la OIT”.
Banca proyecta desaceleración a 5% el próximo año en el sector

Una expansión de las colocaciones de 5,2% para este año y de 5% para el próximo ejercicio, proyectó el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras,Abif, Segismundo Schulin-Zeuthen.

El representante de los banqueros advirtió que a diferencia de los años post crisis subprime, actualmente el país no cuenta con superávit fiscal para enfrentar de mejor manera el complejo escenario externo e interno.

Asimismo, Schulin-Zeuthen alertó sobre la situación de déficit financiero del Estado, debido a que ha aumentado fuertemente el endeudamiento fiscal.
Comercio se expandiría a 2,5% en 2016

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Ricardo Mewes, pronosticó un crecimiento del sector entre 0,5% y 1,5% en 2015, para luego dar paso a una leve recuperación de entre 2% y 2,5% en 2016.

Las ventas del comercio minorista de la Región Metropolitana, en tanto, registrarían una expansión de entre 1,5% y 2% este año, mientras que experimentarían también un ligero mayor dinamismo de entre 2,5% y 3,5% el próximo.

Mewes acusó que la desaceleración ha afectado fuertemente al sector comercio, restaurantes y hoteles, que se expandirá menos que el PIB (Producto Interno Bruto).

Agro crecería entre 4% y 4,5% en 2016

El titular de la Socieda Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, proyectó para el sector un crecimiento entre 4% y 4,5% para este año, y una leve recuperación, entre 5% y 6% para 2016.

El dirigente gremial explicó que la fortaleza del dólar ha sido una buena noticia para el sector. Añadió que también han ayudado costos de producción menores en el caso de combustibles y fertilizantes.

Sin embargo, advirtió como factores negativos el alza constante en los costos de la mano de obra y, por supuesto, las contingencias climáticas, donde se ha enfrentado una de las peores sequías en 100 años.
CChC: baja inversión en proyectos de infraestructura

Poca inversión en infraestructura es lo que preocupa más a la Cámara Chilena de la Construcción. Este sector representa actualmente un 7,3% del PIB nacional, y su presidente Jorge Mas criticó por qué “no se ha logrado tomar conciencia de la importancia del sector. Estamos invirtiendo menos que los países de la OCDE”.

Señaló que Chile tiene un déficit habitacional y que en los próximos 10 años será necesario invertir en infraestructura y vivienda US$191.000 millones. Finalmente, destacó que el IVA a la vivienda dinamizó el sector, pero que éste sería un efecto transitorio porque se termina con la Reforma Tributaria.

[Sondeo del gobierno: grandes empresas ven en cuadro macro la mayor barrera para crecer]

Econsult: Aporte directo del gas natural a economía chilena creció 7 veces entre 2009 y 2013

Econsult: Aporte directo del gas natural a economía chilena creció 7 veces entre 2009 y 2013

El aporte directo de la industria de distribución de gas natural al PIB nacional creció siete veces entre 2009 y 2013, superando los $156.000 millones en este último ejercicio. Así lo concluye un estudio financiero realizado por Econsult, por encargo de la Asociación de Distribuidores de Gas Natural (AGN), destinado a medir el impacto tanto directo como indirecto que el desarrollo de este sector ha generado al país desde el punto de vista económico.

Según destaca el economista y socio de Econsult, Gonzalo Sanhueza, para estimar el aporte que hace la industria a la economía se empleó la misma metodología que utiliza el Banco Central de Chile para elaborar las Cuentas Nacionales. De esta forma, el estudio arrojó que en 2013 el aporte total del gas natural a la economía nacional alcanzó los $ 218.885 millones, acumulado en las regiones en las que el combustible está presente (V, VI, RM, VIII, XII). De ese total, el 71% fue generado como aporte directo y un 29% como aporte indirecto gracias al estímulo de otras industrias.

Gonzalo Sanhueza explica que el impacto directo está representado por el valor agregado de la industria. “Este valor agregado tiene tres destinos: remuneraciones de los trabajadores, retorno al capital y una tercera parte va a impuestos. Así calculamos que el aporte directo del gas natural en 2013 fue de $ 156 mil millones; en otras palabras, eso significa que si no existiera la industria del gas natural, el PIB nacional habría caído en $ 156 mil millones ese año”, señala.

[Región de Valparaíso es la principal puerta de entrada de combustibles al país]

Aporte indirecto

El aporte indirecto corresponde al valor agregado que el gas natural produce en otros sectores de la economía, gracias al desarrollo de otros negocios, consumo de los trabajadores e inversión. “Es decir, para poder operar, la industria del gas natural demanda insumos, contrata mano de obra y realiza inversiones, generando por esta vía una mayor actividad económica y aportando así de manera indirecta al PIB”, explica Gonzalo Sanhueza.

Econsult estimó que en 2013 el aporte indirecto de la industria de distribución de gas natural al PIB nacional superó los $ 62.000 millones, de los cuales el 55% fue generado por el consumo intermedio ($ 34.125 millones), el 15% por consumo de trabajadores ($9.152 millones), y el 31% por inversiones ($19.496 millones).

“El consumo intermedio está dado por la demanda de bienes y servicios que realiza la industria del gas natural, generando actividad en otros sectores de la economía”, apunta Sanhueza.

Junto con el crecimiento de la industria del gas natural, también ha aumentado la dotación de trabajadores de la misma, llegando a más de 1.000 personas en 2013. “Los ingresos que reciben estos trabajadores aportan al PIB y al desarrollo de las regiones a través de un mayor consumo. En 2013, las remuneraciones de la industria del gas natural, que alcanzó más de $ 25.500 millones, incrementaron el consumo de las regiones Metropolitana, V, VIII y XII en más de $ 23.000 millones, a través de una mayor demanda por alimentos, educación y alojamiento, entre otros”, detalla.

En lo que respecta a las inversiones, Sanhueza explica que “la industria de gas natural es intensiva en capital y está constantemente invirtiendo en mejorar su infraestructura, lo que genera actividad en otros sectores. Esto es lo que se denomina encadenamientos productivos”, precisó.

De acuerdo al estudio, la industria del gas natural ha invertido más de $ 217.000 millones desde 2009, donde aproximadamente el 94% representa construcción de obras de ingeniería civil.

“Lo anterior es beneficioso desde el punto de vista del aporte al PIB, ya que la construcción es un sector intensivo en generación de valor agregado”, dice.

Aporte potencial

Econsult también calculó el beneficio económico potencial que reportaría la introducción del gas natural en regiones donde hoy no está presente.

“Utilizando la misma metodología, extrapolamos el análisis a otras regiones en las que actualmente no se distribuye gas natural, pero en las que se estima podría llegar a introducirse esta alternativa, como son las regiones VII, IX, XIV y X. Como resultado, estimamos que el aporte potencial del gas natural a la actividad económica nacional podría incrementarse en $30.897 millones, con lo que el aporte económico a nivel nacional se elevaría a aproximadamente $249.800 millones”, concluye Gonzalo Sanhueza.