Virtual DAM de AES Gener: el primer proyecto mundial de baterías en hidroeléctrica

Este año se contempla la puesta en marcha de este sistema de almacenamiento de energía, de 10 MW de potencia instalada, que viene a complementarse con la generación de la central Alfalfal I, ubicada en la Región Metropolitana.

Será el primer proyecto de almacenamiento de energía con un banco de baterías de ion litio que se instala en una central hidroeléctrica de pasada. Se trata del proyecto Virtual DAM, de AES Gener, que se operará desde esta temporada en la central hidráulica Alfalfal I, de 178 MW, ubicada en la comuna de San José de Maipo, con el propósito de inyectar electricidad al sistema en las horas de mayor demanda.

La iniciativa, cuya inversión es de US$14 millones, considera una potencia instalada de 10 MW, compuesta por un total de 3.894 baterías industriales de ion litio, montadas en 177 racks especiales de tres metros de altura por 0,6 metros de ancho, los cuales se agrupan en tres sets con inversores y transformadores elevadores modulares que permiten conectarse a la subestación 220 kV de la central generadora.

Cómo opera

Se prevé que las baterías tengan una duración de cinco horas de funcionamiento, lo que equivale al abastecimiento energético de cuatro mil hogares.

El sistema de baterías se conecta a tres inversores de corriente continua a corriente alterna (DC/AC) industriales, los cuales tienen capacidad de regulación de frecuencia frecuencia y voltaje y que son compatibles con tecnologías renovables, permitiendo el control de demanda peak, control de rampas de entrega y consumo de carga.

Javier Giorgio, vicepresidente de Operaciones de AES Gener, señala a ELECTRICIDAD que la iniciativa “es 100% replicable como concepto de embalse virtual, no sólo a partir de centrales hidroeléctricas de pasada, si no también es compatible con otras fuentes renovables, como es la eólica y la solar”.

Entre los beneficios que entregará este tipo de proyectos, el ejecutivo destaca la optimización en el uso de energía proveniente de centrales hidroeléctricas, además de incrementar la potencia de la central generadora.

“Con esta innovación se busca desplazar el consumo de diésel durante las horas punta y disminuir los costos operacionales del sistema eléctrico, además de que la capacidad que agregan las baterías, permite una mayor penetración de energía renovable al sistema”, precisa Giorgio.

Afirma que el proyecto “va a ser el más grande que tengamos en duración de baterías, que estará dentro de una hidroeléctrica de pasada, que están cerca de los centros de consumo, pero que no tienen capacidad de regulación, así que se nos ocurrió poner esta batería para que el Coordinador Eléctrico Nacional la lea como una hidroeléctrica que puede regular por cinco horas en los momentos en que el sistema lo necesita”.

[LEA TAMBIÉN: Paola Hartung: “El almacenamiento es parte de las herramientas para la descarbonización”]

Según Giorgio, la idea “es instalar las baterías en las hidroeléctricas que tenemos cerca de Santiago y aportar de esa manera al sistema chileno, la capacidad de absorber mejor la intermitencia de las energías renovables no convencionales, solares y eólicas, dándole mayor flexibilidad al sistema, sin alterar los cursos de agua”.

“Nosotros tenemos en el Cajón del Maipo cuatro centrales (hidroeléctricas) en operación, que son Queltehue, El Volcán, Los Maitenes y Alfalfal y la idea es empezar con estas centrales y en un futuro extenderla a la central Alto Maipo, que está en construcción”, agrega.

Las baterías del proyecto son del tipo BESS incorpora el valor agregado de la electrónica de potencia, entregando mayor flexibilidad en la operación de la central hidroeléctrica, con lo cual el proyecto también queda en condiciones de proveer servicios complementarios como la regulación de frecuencia y control de voltaje, entre otros.

Los equipos conectados a la red mediante electrónica de potencia, como es el caso de las baterías, tienen la ventaja de tener tiempos de respuesta muy rápidos, mucho mayores que los que tienen las centrales convencionales en base a generación sincrónica, por lo que su inserción en los sistemas eléctricos puede contribuir a mejorar notoriamente el proceso de regulación de frecuencia.

Virtual DAM está dentro de los 3.900 MW de energías renovables y baterías que la compañía está agregando a su portafolio como parte de su estrategia Greentegra.