Paula Recabarren: Primera mujer en Chile a cargo de construir un proyecto hidroeléctrico

La ingeniera civil estuvo a cargo del desarrollo de la central de pasada San Clemente, ubica en la Región del Maule y de propiedad de Colbún. Hace unos meses fue seleccionada dentro de las “100 mujeres líderes de 2014”.

Paula Recabarren lleva 13 años trabajando en Colbún, donde partió en el área de contratos de la empresa, específicamente en la División de Ingeniería de proyectos, inspeccionando las iniciativas que caían en sus manos, hasta que encontró la oportunidad de tomar las riendas del proyecto San Clemente, siendo la primera mujer que ha estado a cargo de un proyecto hidroeléctrico.

“Fue una experiencia muy gratificante, que me entregó mucho como profesional, donde uno aprende todos los días algo de la construcción. Logré compatibilizar esto con la familia y un buen equipo de apoyo, con un terremoto de por medio (27/F), pero logramos terminar bien el proyecto en dos años”, explica la ingeniera civil, quien fue seleccionada dentro de las “100 mujeres líderes de 2014”, premio organizado por Mujeres Empresarias y El Mercurio.

Experiencia

La central hidroeléctrica de pasada San Clemente se ubica en la Región del Maule y tiene una capacidad instala de 5,6 MW. Aprovecha energéticamente las aguas del embalse Colbún, las cuales se entregan en la ribera norte del río Maule al sistema de riego Maitenes. La obra se encuentra certificada bajo el estándar del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) de las Naciones Unidas.

Uno de los principales desafíos que destaca Paula estuvieron en el hecho de enfrentar barreras culturales y generacionales: “por ser mujer cuesta validarse frente a un grupo de hombres, además otro aspecto relevante es la diferencia de edad, trabajas con personas que están acostumbradas a hacer de una manera diferente las cosas; de todas maneras lo más importante fue escuchar e intervenir cuando era necesario”.

Recabarren, que en un momento fue responsable de 300 trabajadores, valora la oportunidad dada por Colbún y destaca que las mujeres tienen las mismas capacidades que los hombres en este tipo de cargos. “La mujer tiene un rol muy importante en el área de la ingeniería dura porque tiene una visión distinta a la del hombre. Es importante que en un equipo exista la diversidad de género, de esta manera contarán con aportes de nuevas ideas y habilidades blandas”, concluye la ejecutiva.