Paneles fotovoltaicos de Acciona. Foto: Gentileza Acciona Energía Chile.

Parque solar Usya prevé inyectar 146 GWh anuales

Desarrollado por Acciona Energía Chile el proyecto tiene previsto entrar en operaciones antes del primer semestre de este año, utilizando 187 mil módulos fotovoltaicos instalados en la comuna de Calama.

Para mayo de este año está prevista la entrada en operaciones del proyecto fotovoltaico Usya, que desarrolla Acciona Energía Chile en la comuna de Calama, el cual tendrá una capacidad instalada de 64 MW, con una generación anual estimada de 145,6 GWh para inyectar al Sistema Eléctrico Nacional, lo que equivale a la demanda eléctrica de unos 70 mil hogares.

El director para Sudamérica de la división de Energía de Acciona, José Ignacio Escobar, señala que este proyecto, que contempla una inversión de US$43 millones, forma parte del plan de inversiones por US$600 millones, anunciado por la empresa en 2017, además de formar parte de los proyectos comprometidos para contratos de suministro eléctrico suscritos con anterioridad.

De acuerdo con el ejecutivo, la construcción del parque fotovoltaico “evitará anualmente la emisión de unas 141.000 toneladas equivalentes en centrales de carbón”, contemplando una vida útil de 30 años.

[LEA TAMBIÉN: ¿Boom solar?: sólo en 2019 ingresaron 17 proyectos al Seia]

Equipamiento

Este es el primer parque solar que construye la empresa en la Región de Antofagasta, donde se instalan 165.039 módulos de estructura fija de tecnología MonoPERC, de 385 W y 390 W por módulo. Es el primer proyecto en el que Acciona ha elegido esta tecnología, lo que permitirá aumentar la eficiencia del módulo.

La planta incluirá 13 estaciones de potencia, de 3 MW cada una, las que cuentan con 37 inversores, que convierten en corriente alterna la electricidad en corriente continua proveniente de los módulos. También se instalan 18 salas eléctricas, “que estructuralmente estarán fabricadas mediante contenedores acondicionados de 40 pies adaptados para estos fines”.

El proyecto considera la utilización de 18 transformadores de 3,5 MVA y un transformador de potencia de 55 MVA.

Además se construye la nueva subestación transformadora Usya en las cercanías de la planta fotovoltaica, para evacuar la energía generada a la red de transmisión. Esta instalación cuenta con:

Mediante el transformador de potencia (55 MVA), se aumentará la tensión de entrada de 33 KV a 110 kV para poder derivar la energía hacia una línea de alta tensión de 110 kV, mediante una línea de transmisión hasta la subestación Valle de los Vientos. Los equipos auxiliares constan de un transformador trifásico de 33/0,4 kV de una potencia de 50 kVA, para disponer de la energía.

La planta será operada remotamente por el Centro de Control de Energías Renovables (Cecoer) Chile en modalidad 365/24, en contacto constante con el CEN (Coordinador Eléctrico Nacional) conforme al estándar que tiene la empresa española para plantas fotovoltaicas.

“El equipo local estará compuesto por un Jefe de planta y tres técnicos de operación y mantenimiento, que tratarán de maximizar la disponibilidad de la planta y el cumplimiento del código de red, manteniendo el compromiso en cuanto prevención de riesgos laborales y cuidado del medio ambiente. Se realizarán limpiezas periódicas asistidas por vehículos o robots para minimizar las pérdidas. Y se utilizarán herramientas avanzadas de mantenimiento predictivo como la realización de campañas termográficas asistidas por drones automáticos y medidas en campo para el control de la degradación de la potencia de los módulos”, informó la empresa a ELECTRICIDAD mediante un documento exclusivo.

Los hitos ambientales

• En 2019 se obtuvo la resolución de calificación ambiental de Usya (N°45/2019) emitida por el Servicio de Evaluación Ambiental de la región de Antofagasta.
• En junio del año pasado se inició la construcción del proyecto con el hito establecido en la RCA correspondiente a “Movimientos de tierra y montaje de las instalaciones temporales”.
• Antes de dar inicio a los trabajos de construcción se realizó el Plan de Perturbación Controlada de Fauna de baja movilidad con la finalidad de liberar el área a intervenir. Para la componente fauna, también se realizaron charlas de inducción a los contratistas sobre la fauna presente en el área y se les indicó la prohibición de cazar o capturar ejemplares de fauna silvestre, destruir madrigueras o nidos o recolectar huevos o crías en los terrenos donde se realicen las faenas.
• Respecto al componente arqueológico y paleontológico, el proyecto realizó la recolección superficial de los sitios autorizados por Consejo de Monumentos Nacionales mediante el PAS 132. Los materiales recolectados fueron entregados al museo paleontológico de Calama.
• Además, se realizó una prospección y caracterización del componente paleontológico al área de emplazamiento de la Línea de Alta Tensión del PFV USYA al Parque Eólico Valle de los Vientos, debido a que durante el monitoreo de construcción se detectaron hallazgos no identificados durante el proceso de evaluación.

Avances en relacionamiento comunitario

• El proyecto Usya ha avanzado en términos de relacionamiento comunitario sin mayores contratiempos. Se mantiene contacto con las dos agrupaciones indígenas presentes en el área de influencia: Hijos de Yalquincha y Yalquincha Lickan Itchai Paatcha.
• Para la fase de construcción se considera la realización de dos iniciativas: Implementación de Zona de Interés Turístico para la comuna de Calama, y por compromiso RCA se debe realizar una actividad orientada a difundir una filosofía de conservación de medio físico y cultural de manera sostenible.