La nueva realidad que enfrentan los clientes libres en el sistema eléctrico nacional

El mantenimiento de la competencia, el rol de los servicios complementarios, los cambios de la Norma Técnica y la aplicación de la potencia de suficiencia tienen un impacto en este sector de la industria eléctrica, especialmente en sus costos.

*Por Rubén Sánchez, director ejecutivo de la Asociación de Consumidores de Energía No Regulados (Acenor A.G.).

Los Servicios Complementarios (SSCC) son uno de los temas que más interesan a los clientes libres del sector energético, en el marco del impacto que tiene la Ley 20.936, “que establece un Nuevo Sistema de Transmisión Eléctrica y crea un Organismo Coordinador Independiente del Sistema Eléctrico Nacional”, razón por la cual este fue uno de los puntos abordados en el tradicional Seminario anual de clientes libres del SIC y SING, organizado el 6 de septiembre por la Asociación de Consumidores de Energía No Regulados (Acenor A.G.), en el Hotel Plaza San Francisco de Santiago, que este año llevó por título “La nueva normativa de la industria eléctrica y su impacto esperado en los clientes libres”, donde se registró la participación de cerca de 150 asistentes.

El primero en referirse a los SSCC fue Andrés Romero, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), quien concluyó que el principal desafío del organismo regulador es mantener un mercado competitivo en el sector energético, por lo que afirmó que el Reglamento de Servicios Complementarios (SSCC) generará nuevas oportunidades para los clientes libres pues podrán participar en procesos de subastas y licitaciones de dichos servicios con sus propios recursos.

Juan Cembrano, ex presidente del directorio del anterior CDEC-SIC, también se refirió a los SSCC y su efecto esperado para los clientes libres, tanto en su contexto técnico, económico y normativo y el rol que le cabe jugar a la demanda. Señaló que al no asignarse los costos de SSCC a las ERNC responsables de ellos, sino que como estampillado a la demanda, el desarrollo puede ser ineficiente y, en el mediano o largo plazo, incrementarse innecesariamente el precio de la electricidad. Sin embargo, mientras los efectos significativos en facilitar la competencia y reducir el precio de mercado superen los costos de la distorsiones en el desarrollo, el estampillado presentaría un beneficio para los nuevos contratos.

Asimismo, durante mi exposición sobre la gestión de demanda como nuevo SSCC, se concluyó la necesidad de que la demanda actúe en el mercado de SSCC y que la regulación considere la posibilidad de crear la figura del comercializador que permita agregar cargas de terceros para participar tanto en el mercado de SSCC como en el de tiempo real mediante gestión de demanda, de modo de aprovechar la flexibilidad de la demanda en la operación de los sistemas eléctricos, dado que ante una desadaptación de oferta y demanda resulta más barato actuar sobre la demanda, que no requiere mayor inversión, es limpia y fomenta la eficiencia en la operación.

Otros temas

Junto a los SSCC otros temas de interés para el sector de clientes libres que se expusieron en el seminario fueron los impactos de la nueva ley de transmisión, donde Pablo Benario, ex presidente del directorio del anterior CDEC SING, destacó el conocimiento que deberán tener los clientes libres de los efectos de la normativa, pues con la integración del SIC y SING, el funcionamiento del Coordinador Eléctrico Nacional y con el mayor ingreso de ERNC, habrá una mayor competencia, pero implicará, en un primer momento, un mayor costo para los clientes libres con contratos firmados con anterioridad. Asimismo comentó que el principal desafío para los clientes libres será asumir un rol más activo que probablemente dejarán las empresas generadoras.

También estuvo presente en la jornada el efecto en el sector de las expansiones nacionales y regionales, en que Hugh Rudnick, director de Systep, señaló que estas iniciativas provocarían una descongestión en el sistema de transmisión, además de revisar la entrada de nuevos proyectos de generación que ha provocado una mayor competencia, el nuevo equilibrio resultante entre mayor oferta de generación y la menor demanda eléctrica, lo que anticipa un difícil desarrollo de nuevos proyectos de generación en el mediano plazo.

Ruben Sánchez

La Norma Técnica para los clientes libres también es un tema de interés para el sector, por lo que fue abordado por Sergio Illanes, director de Acenor, quien indicó que cada modificación introduce nuevas exigencias para los coordinados, lo que implica aumentos de costos, muchas veces no aparejados con los beneficios reales de cada exigencia, pues a su juicio no estaría claro si ha habido un aumento de la seguridad en el sistema para los clientes libres. Asimismo presentó una visión crítica del accionar del Coordinador en lo relacionado con la información técnica y operacional del sistema y su mecanismo de comunicaciones.

Otro tema relevante es la aplicación de la potencia de suficiencia y su efecto en los clientes libres. Aquí, Claudio Roa, académico de la Universidad de Concepción, planteó que se debe verificar si en los contratos de suministro existe la posibilidad que los suministradores traspasen este aumento de potencia de retiro a los clientes en base a lo señalado en el D.S. 62. La Demanda de Punta Equivalente de cada cliente corresponderá, desde ahora, al promedio de los 52 registros físicos máximos observados durante el período de control de punta, considerando un factor modulador mayor que 1, sistema que será muy complejo de gestionar perdiéndose con él la capacidad de control de la propia demanda.

Elías Valenzuela, ejecutivo de Papeles Bío Bío y Presidente de Acenor, expuso sobre los ejercicios de agregación de demanda por parte de los clientes libres. En la oportunidad señaló lo exitoso que resultó este proceso en la región del Biobío donde Acenor lideró el proceso junto a IRADE y la Seremi de Energía, pues hubo ofertas de 14 empresas generadoras, para un total de 46, que consideraron una energía ofertada de 56.196 GWh, 12 veces más que los requerimientos puntuales necesarios, ofreciéndose precios desde 50 a 78 US$/MWh, con un precio medio de 58 US$/ MWh, con indexaciones y condiciones que terminaron en nuevos contratos de suministro que representaron rebajas del orden de 40%.

[Reglamento de servicios complementarios abre espacios a clientes libres]