x

La importancia de un organismo con historia

Creado en 2004 a partir de la Ley Corta I, sobre este organismo –que no tiene rango de tribunal, a pesar que dicta fallos y que tiene relación con los máximos poderes del aparato judicial–, hay consenso sobre su real aporte a la resolución rápida de controversias en el sector.

El 15 de julio de este año el Panel de Expertos cumple 6 años desde su formación. Durante este periodo en el que este órgano jurídico ha operado las opiniones son variadas respecto de su funcionamiento, pero siendo una máxima el buen funcionamiento de esta especie de tribunal, permitiendo que controversias entre empresas del sector y la autoridad, por ejemplo, fueran resueltas en plazos breves.

Hoy el Panel de Expertos cuenta con una madurez innegable, gracias a su trabajo constante, en donde ha debido dirimir varios e importantes casos. A pesar de sus casi 100 dictámenes y sus más de 500 materias dirimidas, cuentan en el Panel que los problemas no han sido mayores, siendo las únicas controversias que causaron más de un dolor de cabeza aquellas (cuatro) que sentaron incluso un buen precedente, y que tienen con empresas que acudieron a los tribunales ordinarios, legando una vez incluso a instanciasde la Corte Suprema. Pero ero en todos los casos el Poder judicial sentó un precedente al dictar que el Panel había fallado de acuerdo a su competencia y por tanto su veredicto es válido.

Pero qué es el Panel de Expertos y quiénes los conforman, cómo se creó y cuál es el balance de su actuar durante todos estos años, revista ELECTRICIDAD indagó en la historia de un grupo de profesionales que no tienedsímil alguno en el mundo, capaces de dictar fallos en uno de los sectores más importantes y competitivos en el país.

Introducción

El Panel de Expertos es un órgano especial, cuya misión es resolver las discrepancias que ocurren entre las empresas eléctricas (de los segmentos Generación, Transmisión y distribución); como asimismo los conflictos suscitados con la Autoridad Administrativa u Órganos Reguladores. Sus oficinas se encuentran en la ciudad de Santiago.

Fue instaurado por la Ley 19.940, publicada en marzo de 2004, conocida como Ley Corta I. Esta normativa realizó cambios profundos al mercado eléctrico, instaurando los Centros de Despacho Económicos de Carga (CDEC) y al Panel de Expertos. Con su creación, lo que se buscó fue generar seguridad entre los agentes del sector eléctrico, al reducir el riesgo relacionado a los procesos de regulación de precios, transparentándolos al máximo, como mediar entre las diferencias que ocurran entre las empresas eléctricas.

Organización Interna

Su estructura y atribuciones se encuentra actualmente reguladas por la Ley General de Servicios Eléctricos (LGSE), Decreto con Fuerza de Ley Nº4/20.018. En cuanto a su conformación, se encuentra integrado por siete profesionales de los cuales cinco deben ser ingenieros o licenciados en Ciencias Económicas, tanto nacionales como extranjeros, y dos abogados, los que necesitan acreditar un conocimiento especializado en materias técnicas, económicas o jurídicas, además de una experiencia laboral mínima de tres años. Los miembros del órgano, de entre sus pares escogen a un residente, por un periodo de tres años. Además, de los miembros del Panel se puede observar la presencia de un abogado secretario, cuya misión es realizar labores administrativas, de admisibilidad, y de tramitación de las discrepancias formuladas al Panel. Tanto los miembros del Panel de Expertos como el abogado secretario son designados por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), mediante un proceso de selección público de antecedentes, por una Resolución del Ministerio de Energía, por la cual se efectúa el nombramiento. Los miembros del Panel de Expertos permanecen en sus cargos por 6 años (de hecho, actualmente está en proceso la segunda renovación de miembros), pudiendo ser designados para un nuevo periodo, para lo cual deberán participar nuevamente en el proceso de selección antes mencionado.

Su primera conformación fue establecida en 2004, por la Resolución Exenta Nº43, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, mediante concurso público desarrollado por el TDLC. Los miembros fundadores del Panel de Expertos son: Ignacio Alarcón Arias, Alejandro Jadresic Marinovic, Rodrigo Palma Behncke, Alejandro Vergara Blanco, Guillermo Espinosa Ihnen, Ronald Fischer Barkan y Enrique Sepúlveda Rodríguez. Posteriormente en 2007, cuatro de los miembros originales fueron reemplazados por los siguientes profesionales: Germán Henríquez Véliz, Blanca Palumbo Ossa, Pablo Serra Banfi y Luis Vargas Díaz. Al Panel de Expertos le es imperativo sesionar una vez por semana, para despachar las actuaciones de mero tramite, sin perjuicio de las sesiones que establezcan las bases de trabajo que se conforman al presentarse una discrepancia. El quórum mínimo para sesionar se constituye por la presencia de cinco de sus miembros, tomando sus acuerdos por simple mayoría de votos, y ante un empate dirime el presidente del Panel. Los costos de funcionamiento son asumidos por las empresas eléctricas de Generación, Transmisión y Distribución, mediante un cálculo a prorrata de sus activos, como por el número de discrepancias presentadas.

Actualmente se acaba de desarrollar un nuevo proceso de renovación de una parte de sus miembros, aquellos que el 15 de julio terminaban su periodo, quienes son, además del secretario abogado del órgano: Guillermo Espinosa (presidente), Ronald Fischer, Enrique Sepúlveda y Germán Henríquez, siendo tres de ellos reelectos mientras que el cupo de Fischer fue ocupado por el ex secretario de la CNE Rodrigo Iglesias. Cuentan que el proceso recibió cerca de 40 currículum para los cuatro puestos del Panel.

Dictámenes

Los dictámenes efectuados por el Panel de Expertos revisten ciertas características. En primer lugar sólo pueden pronunciarse en temas tratados en la discrepancia, no extenderse a puntos fuera de ella, debiendo para ello elegir entre una u otra posición que se le han presentado. En segundo lugar, la resolución del Panel de Expertos es vinculante para las partes que han concurrido a solucionar su conflicto, esto quiere decir que el dictamen cobra fuerza obligatoria desde que es pronunciado, debiendo ser acatado por las partes en conflicto. Y en tercer lugar, no es susceptible de recurso alguno, ni jurisdiccional o administrativo, tanto ordinario como extraordinario. Solo existe una opción de revisión de un dictamen elaborado por el Panel de Expertos. El Ministerio de Energía, por Resolución Exenta Fundada podrá, dentro del plazo de 10 días desde la notificación del dictamen, declararlo inaplicable por un determinado periodo de tiempo, cuando la resolución exceda de las competencias establecidas en la Ley.

Cabe señalar que en la práctica, esta situación nunca ha ocurrido.

Ámbito de acción

La LGSE establece taxativamente cuáles son las competencias del Panel de Expertos. En ese sentido, las enumera con la cantidad de dictámenes emitidos y la de materias resueltas:

En cuanto a los sistemas de Transmisión Troncal:

– Las discrepancias relacionadas con la determinación de las bases técnicas y administrativas definitivas del Estudio de Transmisión Troncal, dos dictámenes, resolviendo nueve materias.

– Discrepancias con el informe técnico basado en los resultados del estudio de transmisión troncal que le corresponde a la Comisión Nacional de Energía (CNE), un dictamen, resolviendo 11 materias.

– Discrepancias con el plan anual de expansión, dos dictámenes, resolviendo 21 materias.

– Discrepancias con la recaudación anual y pago de peajes correspondiente al valor anual por tramo, un dictamen, resolviendo una materia.

En cuanto a sistemas de subtransmisión:

– Discrepancias relacionadas con las bases técnicas definitivas de los estudios para la determinación del valor anual de cada sistema, un dictamen, resolviendo 15 materias.

– Discrepancias relacionadas con la fijación de los peajes de subtransmisión, siete dictámenes, resolviendo 92 materias.

En cuanto a los sistemas adicionales de transporte:

– Discrepancias relacionadas con la aplicación del régimen de acceso abierto, no se han emitido dictámenes.

En cuanto a los servicios de distribución:

– Discrepancias relacionadas con la fijación del peaje de distribución, no se han emitido dictámenes.

– Discrepancias con la fijación de los precios de los servicios no consistentes en suministros de energía, siete dictámenes, resolviendo 101 materias.

– Discrepancias con la determinación de los costos de explotación y con la fijación del Valor Nuevo de Reemplazo (VNR), 28 dictámenes, resolviendo 167 materias.

En cuanto a los sistemas eléctricos medianos:

– Discrepancias relacionadas con las bases de los estudios para la determinación del valor anual de dichos sistemas eléctricos, no se han emitido dictámenes

– Discrepancias con el informe técnico de la CNE con las fórmulas tarifarias para estos sistemas, no se han emitido dictámenes.

En cuanto a los Centros de Despacho Económico de Carga (CDEC):

– Discrepancias que se susciten en el interior de un CDEC, respecto de aquellas materias que se determinen reglamentariamente, 31 dictámenes, resolviendo 33 materias.

En cuanto a la energía eléctrica generada con fuentes renovables no convencionales:

– Discrepancias que se susciten sobre el cumplimiento de la obligación de que un porcentaje de la energía retirada para ser comercializada corresponda a energía generada con fuentes renovables no convencionales, no se han emitido dictámenes.

Otras discrepancias:

– Discrepancias que las empresas eléctricas tengan entre sí con motivo de la aplicación técnica o económica de la normativa del sector eléctrico y que, de común acuerdo, sometan a su dictamen. Además de todas aquellas que la Ley le entregue, no se han emitido dictámenes.

Guillermo Espinosa, presidente del Panel de Expertos

“Sacar un dictamen requiere de un trabajo de equipo”

Guillermo Espinosa es uno de los miembros fundadores del Panel de Expertos. Hombre ligado al sector, su experiencia la valió ser elegido por sus pares como presidente del órgano jurídico. A mediados de este mes cumple su periodo en el Panel, pero ya fue reelecto por un nuevo ejercicio.

“El Panel funciona bajo las reglas que están establecidas en la Ley que lo creó; y en el reglamento, que estableció con más detalles esas reglas. Estamos funcionando en un marco legal y reglamentario que creo que es una de las fortalezas que tiene el Panel: primera fortaleza, que sus fallos no pueden ser sujetos de apelación o revisión en materia técnica, porque la justicia ya ha rechazado cuatro recursos de protección y ha dicho que el Panel ha resuelto técnicamente dentro de sus competencias. Con esto, además, se cumple la idea de evitar la judicialización de los conflictos en el sector. Y segundo, que los plazos son breves, 30 días, y en algunos casos, 15. Entonces, si bien eso representa una carga de trabajo muy concentrada para el Panel, cuando vienen estas discrepancias múltiples, de muchas materias, el tema queda zanjado rápidamente. Eso también ayuda a la certeza jurídica, que los temas no se van dilatando en el tiempo”, señala Espinosa.

Sobre la actual conformación del órgano jurídico, Espinosa asegura que “el Panel está bien”, destacando que la gran tarea es la de trabajar en equipo. Sin embargo, el presidente del Panel de Expertos asegura que deben seguir esforzándose para hacer mucho mejor el trabajo. “En lo que tenemos que esforzarnos, sobre todo en dictámenes donde hay que resolver muchas materias, es en un buen trabajo en equipo y la disposición de todos de sacar una tarea que a veces es bastante intensa y en un plazo tan breve”.

Sobre los plazos establecidos por Ley para los dictámenes de los casos presentados al Panel, el presidente del órgano señala que hay casos en que éstos han salido mucho antes de los 30 días, dictámenes que en general son de una sola materia y que no revisten gran complejidad. Sin embargo, asegura que en algunas ocasiones “las controversias aparecen como simples, pero terminan no siéndolo”, en el sentido que cuando se hace necesario un análisis más profundo, eso significa destinar más tiempo y recursos. En ese sentido, Espinosa explica que prefieren no apresurarse sino que hacer el análisis lo más consensuado posible. Pero también está el caso cuando se presentan demasiadas materias en 30 días, y por lo tanto “el análisis a cada una de ellas no puede ser todo lo profundo que quisiéramos”.

Espinosa dice que la creación del Panel de Expertos obedeció, entre otras cosas, al escenario en el cual empresas y autoridad interactuaban. “La regulación general que se dio para el sector eléctrico, de partida era una relación muy compleja, leyes que requieren bastante tiempo y trabajo para entender bien sus funcionamiento, la parte económica y de eficiencia que hay detrás de toda regulación eléctrica, los fundamentos que las justifiquen. Y eso justifica, a su vez, que haya una especialización de gente. Por ejemplo, en otros sectores es posible que se pueda formar un Panel para cada vez que haya que fijar tarifas, porque o no es tan compleja la interacción entre la empresa y el público o el problema técnico no involucra a más actores que a la misma empresa. En el sector eléctrico todos los actores están involucrados”, argumenta.

Al cabo de estos seis años es indudable el aporte que ha significado el trabajo de los siete profesionales y del abogado secretario. En ese sentido, es válido preguntarse si las facultades del Panel pueden ser ampliadas para, por ejemplo, dictaminar en otras materias que en la actualidad no son de competencia de organismo. Al respecto, Guillermo Espinosa es tajante: “La competencia del Panel está definida en la Ley en una serie de materias, yo sé que se ha discutido si también debería quedar dentro de la competencia del Panel, por ejemplo, la fijación de las tarifas de Distribución, el cálculo del Valor Agregado de Distribución (VAD). El Panel hasta hora tiene competencia para resolver conflictos en dos temas que son previos al cálculo del VAD, que son el costo de explotación y el Valor Nuevo de Reemplazo (VNR) de las empresas, pero esos dos son ingredientes al VAD”.

Enrique Sepúlveda, abogado e integrante del Panel

“El crecimiento de la institución pasa porque ha logrado implantarse, ha cumplido su objetivo legal”

Uno de los dos abogados e integrante del Panel de Expertos, y por ende quien tiene dedicación en materias normativas en cada controversia presentada en el organismo, es Enrique Sepúlveda, quien al igual que Espinosa fue reelecto por un nuevo periodo.

El origen del Panel de Expertos para Sepúlveda tiene su explicación en la consecución de algunos objetivos planteados. “Habían varios objetivos, entre ellos disminuir la litigiocidad judicial del sector eléctrico, que era compleja. Tenía costos para el mercado por el lado de la incertidumbre jurídica que se le creaba, dado que los conflictos eran fundamentalmente resueltos por el ministro de Economía, con informe de la CNE. Esos conflictos se demoraban mucho en ser resueltos. Si miramos las estadísticas, hubo divergencias que difícilmente fueron resueltas antes de seis meses y muchas duraron más de un año; e incluso, un par de años también, porque se presentaba y luego se resolvía la divergencia, pero después se presentaban recursos administrativos o judiciales por lo cual seguía la materia dándose vuelta sin ser resuelta. Desde ese punto de vista el objetivo se ha cumplido absolutamente”, indica Sepúlveda.

En los primeros años del Panel, las primeras discrepancias se tomaron, según cuenta Enrique Sepúlveda, por arrastre, las que venían desde el Ministerio de Economía. Y es que había un número importante de divergencias cuyo origen eran los CDEC, fundamentalmente en torno al tema de la potencia a firme, donde el Panel tuvo que dictaminar varias veces respecto de los cálculos. Una vez solucionadas esas discrepancias del primer año, el número de problemas ha ido disminuyendo. “(Hoy) las discrepancias más regulares del Panel de Expertos son aquellas que están previstas en la Ley en torno a los estudios de Transmisión Troncal, ya sea cuatrianual o anual; para la expansión del sistema troncal, ya sea para el estudio de los costos de explotación y VNR para las empresas de Distribución y el cálculo cuatritrienal de las tarifas; o para la subtransmisión. Eso está previsto en la Ley que acontezca en un determinado tiempo, y acontece”, señala Sepúlveda. Consultado el abogado por algunas materias pendientes, responde que echa de menos que la Ley aporte más precisiones. Por ejemplo, indica que como Panel han debido resolver algunas materias que tienen que ver con los servicios complementarios. “Hay muchos ejemplos de servicios complementarios, hay un rango que es bastante amplio. Por ejemplo, los Esquemas de Desconexión Automático de Carga (EDAC). No teníamos el reglamento de los servicios complementarios, por tanto todo el mundo entendía que eso era un servicio complementario y como no teníamos la norma tuvimos que ampararnos totalmente en la Ley”, explica.