ForoSur 2019: El rol clave del cliente en la transición energética

Este fue el aspecto principal que mencionaron los panelistas en la VII versión de la conferencia realizada por Editec Conferencias & Ferias en el Hotel HD de Concepción.

El rol fundamental de los consumidores en el proceso de transición energética que experimenta la industria en Chile fue la idea fuerza planteada en el VII Foro Eléctrico del Sur, ForoSur 2019, que realizó Editec Conferencias & Ferias en el Hotel HD de Concepción, donde también se abordó el impacto de la descarbonización en la zona centro sur del Sistema Eléctrico Nacional.

El primero en poner sobre la mesa la relevancia que tiene la demanda en los actuales cambios que vive el sector fue el seremi de Energía de la Región del Biobío, Mauricio Henríquez: “Debemos hacer los esfuerzos para que las personas tengan energía de calidad y con mayor seguridad, por lo que hay que tener un marco jurídico con certezas para la inversión y esto significa articular las tensiones entre las demandas ciudadanas y el gobierno, con la contribución del sector privado”.

Demanda

El tema siguió siendo analizado en el primer módulo sobre los alcances desafíos y oportunidades de la transición energética en el centro sur del país, donde Claudio Roa, académico de la Universidad de Concepción, quien sostuvo que uno de los objetivos de la regulación por la que atraviesa el sector eléctrico es “empoderar al usuario a tomar una posición respecto del uso de la energía”.

El proceso de descarbonización también fue relacionado con el rol de los consumidores. Para Mauricio Henríquez la mesa de trabajo que se realizó en torno a este tema es “un ejemplo de colaboración público-privada”, lo cual fue compartido por Carlos Barría, jefe de la División de Prospectiva y Análisis de Impacto Regulatorio del Ministerio de Energía, quien afirmó que el retiro del carbón de la matriz no debería afectar a los consumidores en el pago de las tarifas de electricidad.

“Es difícil responder en cuánto subirán las tarifas como efecto de la descarbonización, pues el desafío que tiene este paso, al igual que la actualización de la política energética, la discusión de los proyectos sobre distribución, el de flexibilidad y todo lo que viene a corto y largo plazo, tienen el objetivo que no afecte a las personas, en virtud de mejorar su calidad de vida y parte de eso es cuidar las tarifas”, precisó Barría.

Este punto más tarde fue reforzado por Cristóbal de la Maza, jefe de la División de Medio Ambiente y Cambio Climático del Ministerio de Energía, en el módulo “Proceso de descarbonización en Chile”, donde señaló que los acuerdos voluntarios que están en el cronograma para el retiro de las unidades generadoras a carbón son “un instrumento de gestión ambiental que nos permite hacer esto sin compensaciones, pues en otros países del mundo esto se ha hecho por Ley y esto se ha traspasado a tarifas y precios, generando costo social”.

Para Claudio Roa el proceso de descarbonización también debe incluir a la demanda como un actor constituido, especialmente en el segmento de la distribución mediante los clientes regulados, “que somos todos y que en rigor no tiene una organización que pueda participar, pero perfectamente se puede convocar a las distribuidoras, porque son ellas las que pondrán la cara ante el ciudadano y son el mejor canal para recoger las inquietudes”.

 

En línea con lo planteado por el académico de la Universidad de Concepción, Pablo Caerols, gerente general de EnorChile, en su charla de introducción al módulo “Perfeccionamiento del mercado eléctrico”, planteó que el rol activo de los consumidores es la nueva realidad del sector eléctrico.

“Esta industria existe porque tenemos clientes y normalmente lo que hacemos es centrarnos en los procesos normativos, regulatorios y tecnológicos, y en cómo hacer funcionar los mercados, dejando de lado que el cliente necesita energía eléctrica, por lo que debemos cambiar el foco y no solo mirar un lado del mercado, sino que volver a los orígenes, pues tenemos clientes a quien satisfacer su demanda y estamos a tiempo de hacerlo”, expuso el ejecutivo.

[VEA TAMBIÉN: Foro Sur 2019: Destacan el rol clave de la transmisión para avanzar en descarbonización]

Esto fue profundizado por los panelistas del módulo. Según Carlos Cabrera, socio fundador de Sphera Energy, los consumidores deben tener una mayor presencia en el diseño de las políticas, por lo que “se tiene que identificar quién va a representar en esta discusión regulatoria, pues actualmente está muy difuso, así que falta saber qué es lo que está esperando el cliente”.

“Estamos muy sistémicos, muy enfocados en la infraestructura, pero tenemos que recoger y buscar las instancias para que el consumidor regulado ponga sus posiciones”, concluyó el ejecutivo.

Impacto por el retiro del carbón en el centro sur

La charla inaugural del ForoSur 2019 estuvo a cargo del presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, Juan Carlos Olmedo, quien abordó el impacto de la descarbonización en la Región del Biobío, señalando que han elaborado escenarios futuros, en que las centrales termoeléctricas Bocamina II y Santa María I, “estarían saliendo de servicio hacia 2037”.

El ejecutivo planteó que el gas natural en la zona surge como una opción de reemplazo del carbón, mencionando el proyecto del terminal flotante de GNL Talcahuano, además de la oferta del gas argentino, por lo que afirmó que este recurso tendrá una mayor uso en la región.

 

Esto fue comentado por Pamela Poo, coordinadora de Política y Regulación de Chile Sustentable, quien participó en el módulo sobre descarbonización, indicando que el estudio del Coordinador Eléctrico Nacional fue uno de los insumos más relevantes surgidos en la mesa de trabajo en esta materia, pues “ese ejercicio prospectivo es un real cronograma de descarbonización”, agregando que el plan del gobierno de retirar ocho centrales a 2025, considera a las instalaciones más viejas.

En la conferencia se presentó un estudio sobre este tema por parte de Eduardo Pereira, director de I+D de la Consultora SPEC, en que se analizó la opción de acelerar el retiro de centrales a carbón, duplicando la capacidad instalada que dejaría de operar, de 1.000 MW a 2.000 MW.

“Producto del reemplazo de centrales a carbón, con este plan adicional, se pueden producir alzas en los costos marginales de entre US$5 a US$ 7 MWh, que pueden ser transitorias, dependiendo de cómo se hace el reemplazo”, precisó.

Energía y cambio climático

Alejandra Stehr, directora del Centro Eula de la Universidad de Concepción, cerró el ForoSur 2019 con la charla “Energía y cambio climático”, donde indicó que este sector es el que más gases de efecto invernadero ha emitido entre 1990 y 2016, llegando a un nivel de 70%, seguido del sector agropecuario.

La académica advirtió que también es necesario ver lo que ocurre en el sector industrial manufacturero y en transportes, precisando que dentro de la industria energética los mayores desafíos de adaptación los tiene la hidroelectricidad, debido a los menores niveles de hidrología que tienden a registrarse en los últimos años, además de la disminución de los caudales.