x

“Falta que todos los actores pongamos de nuestra parte”

En el Gobierno están conscientes de que existe atraso en la evaluación de los proyectos energéticos y reconocen su responsabilidad. Pero aseguran que este es un problema generado también por el sector privado.

Los próximos dos años serán difíciles en materia energética. A la falta de gas natural argentino se suma que una gran cantidad de proyectos energéticos que o están aún en las carpetas de las empresas, en etapa de estudios, o simplemente fueron presentados a la autoridad medioambiental y por un montón de factores se mantienen en calificación a la espera de la resolución.

Esto ha generado un atraso que al país le puede ocasionar problemas, puesto que las iniciativas que hoy se mantienen en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), siendo optimistas, podrían estar operativos, de aprobarse durante este año, no antes de 2010.
Según Alvaro Sapag, director ejecutivo de Conama, en esto claramente ha habido responsabilidad compartida, entre el sector público y el privado, pero aseguró que se están haciendo todos los esfuerzos para agilizar la tramitación de los proyectos que son primordiales para el desarrollo de Chile, entre éstos por cierto los energéticos.
¿Cuál ha sido el trabajo para apurar los proyectos pendientes en el SEIA, en especial los energéticos?
Al igual que en muchos otros tipos de proyectos, se ha coordinado el trabajo con los servicios que participan en la evaluación, que es la esencia de nuestro trabajo. En muchos de los casos de proyectos energéticos, previo a su ingreso, se han realizado reuniones con los servicios y los titulares con el objetivo de aclarar dudas desde etapas tempranas.
Por otra parte, se creó un grupo de trabajo energético dentro de la División de Evaluación Ambiental de Conama, compuesto por evaluadores de distintas regiones, con el objeto de aunar criterios de evaluación y generar documentos que ayuden a mejorar la calidad de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) o Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) que se presentan al SEIA.
Adicionalmente, existe un contacto muy estrecho entre la Comisión Nacional de Energía (CNE) y la Conama, con el objeto de apoyarse mutuamente en la generación de guías de evaluación y estudios tendientes a mejorar la calidad de la evaluación de proyectos energéticos. Esto generará, por cierto, una mejora en la calidad de los documentos presentados, y una mayor rapidez en la tramitación de los proyectos.