Construcción de la casa de máquinas del proyecto. Foto: Gentileza Apemec.
Construcción de la casa de máquinas del proyecto. Foto: Gentileza Apemec.

Embalse Digua alista inicio de operaciones en segundo semestre

Proyecto hidroeléctrico de pasada considera 20 MW de capacidad instalada, con una generación anual estimada en 91 GWh, siendo realizada junto a la asociación de canalistas, pues contempla restituir las aguas para el riego en la zona.

Para el segundo semestre de este año se contempla el inicio de operaciones de la central hidroeléctrica de pasada Digua, que desarrolla Besalco Energía Renovable junto a la Asociación de Canalistas Digua, la cual se emplaza en el embalse del mismo nombre, ubicado en la en la comuna de Parral, en la Región del Maule.

Este proyecto, que supone una inversión de US$30 millones, es ejecutado en asociación con los con los regantes de la zona para aprovechar tanto la infraestructura de riego como los derechos de agua disponibles para riego.

Obras

La iniciativa considera una capacidad instalada de 20 MW y una generación promedio anual estimada en 91 GWh, además de un caudal máximo de 30 metros cúbicos por segundo, según informó la empresa al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Las principales obras mencionadas en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto son:

Tubería en presión: La central hidráulica capta el agua desde las válvulas de seguridad existentes del embalse Digua mediante una tubería de acero que tendrá una longitud de 323 metros, conduciéndolas hasta los equipos electromecánicos generadores ubicados en la casa de máquinas.

Existen dos líneas de entrega a riego, compuestas cada una por una válvula mariposa de 1.500 mm y una válvula Howel Bunger de 1.100 milímetros, las cuales se unen mediante una pieza especial en forma de pantalón, con el objeto de conducir el caudal de diseño solo por una tubería de 3.000 milímetros de diámetro interior que será emplazada en el lecho del actual túnel de descarga, llevando las aguas hasta la salida del túnel.

En este punto, según señala el EIA, la nueva tubería derivará hacia dos zonas del proyecto, dándole prioridad a la Casa de máquinas y en el caso que esto no sea posible, se derivará a la Nueva Cámara de válvulas.

Casa de Máquinas: Instalación de dos unidades generadoras, consistentes en dos turbinas tipo Francis de 15 metros cúbicos por segundo cada una, con sus respectivos equipamientos y servicios principales y auxiliares.

De acuerdo con lo indicado por el proyecto, la línea que va hacia la casa de máquinas derivará hacia las dos turbinas proyectadas y la otra línea derivará hacia la nueva Cámara de Válvulas, “la cual mejorará las actuales condiciones de entrega con dos líneas conformadas cada una por una válvula mariposa y una válvula Howell Bunger diseñadas cada una para entregar 30 metros cúbicos por segundo. Esta segunda línea de tuberías solo entrará en operación de forma eventual, o sea cuando las turbinas presenten un problema o se encuentren en mantención por lo que se debe mantener la continuidad de entrega a los agricultores”.

Obra de restitución: En el EIA, se señala que la Central Hidroeléctrica Embalse Digua restituirá sus aguas al canal que conduce el río Cato. “La obra consistirá en un canal rectangular de hormigón armado y ancho basal de 4,25 metros, que unirá las descargas de las dos turbinas de la central y las descargas de las válvulas sincrónicas destinadas a minimizar el efecto del golpe de ariete producto de los rechazos de carga abriendo proporcionalmente con el cierre del distribuidor de la turbina”.

“El canal de restitución que descarga a la actual entrega a riego tendrá una longitud aproximada de 27 metros. El diseño para esta obra consideró una crecida para un periodo de retorno de 1.000 años”, se agrega.

Transmisión

Las obras de transmisión del proyecto consideran una línea de transmisión, energizada en 66 kV, con una extensión aproximada de 27,4 km, una subestación elevadora (Subestación Digua) y un paño interruptor.

Según indica el EIA, “la línea se encuentra diseñada en sus primeros 1,6 kilómetros, entre las estructuras (postes) 1 a 12, con un estándar de 220 kV, energizándose en 66 kV; los restantes 25,8 km desde la estructura 12 hasta la conexión con la Subestación Parral, con un estándar de 66 kV, energizada en 66 kV”.

“Este diseño le permitirá al Proyecto contar con la flexibilidad necesaria para poder atender los requerimientos de demanda eléctrica como, al mismo tiempo, disponer de una alternativa para la mejor adecuación técnica operacional del mismo, de modo de transmitir sólo en 66 kV o bien adecuarse a las posibilidades de su diseño”, se precisa.

La Subestación Digua también está diseñada en un estándar de 220 kV, energizándose en 66 kV. “Esta contempla un diseño particular, estando sus equipos separados por temas de espacios, es decir, el transformador de poder (elevador) se emplazará físicamente adosado a la casa de máquinas, ubicándose por ende fuera del sector destinado a los equipos de patio de la subestación eléctrica”, indica la empresa.

También se incluye la instalación de un paño interruptor para energizar “el primer segmento de la línea de transmisión de 220 kV”.