Rubén Sánchez, director ejecutivo de Acenor A.G.
Rubén Sánchez, director ejecutivo de Acenor A.G.

El rol productivo que impulsa Acenor en tres regulaciones

El gremio que agrupa a los principales clientes libres del sistema eléctrico nacional buscan tener una mayor opinión respecto al proceso regulatorio que se vive en la industria.

Un papel más activo es el que pretende ejecutar la Asociación de Consumidores de Energía No Regulados (Acenor A.G.) en materia de regulación eléctrica, especialmente en torno a ocho temas que actualmente están en proceso de modificaciones y que afectan el quehacer de los clientes libres del sistema eléctrico nacional, que representa esta asociación gremial.

Rubén Sánchez, director ejecutivo de Acenor, explica a ELECTRICIDAD que esta iniciativa es una de las principales conclusiones del seminario anual realizado en la segunda mitad de este año, a partir de lo cual preparan una asesoría de planificación estratégica con una empresa especializada “para definir el lugar de partida de nuestra Asociación, para ver dónde se encuentra; qué hay que hacer; cómo, cuándo y por qué hacerlo, de modo de potenciarla.

El ejecutivo sostiene que la idea es lograr que el gremio cumpla “su rol natural de fiscalizador del sistema eléctrico, dado que nuestros asociados son los que pagan directamente todas las cuentas”.

Regulaciones

Es así como, según Sánchez, Acenor elaboró un diagnóstico respecto de tres cambios regulatorios que son importantes para el segmento:

Estrategia de Flexibilidad: “Se debería hacer referencia a otras realidades que resulten aplicables a Chile para explicitar y aclarar temas, como definir exactamente que se entenderá por flexibilidad, pues este concepto varía según las características de los sistemas eléctricos y mercados de cada país, así como definir quién debiera pagar los costos y quién debiera recibir los pagos de la misma, según los atributos de flexibilidad gestionables que aporten al sistema, especialmente en aquellas horas más críticas de demanda”.

Servicios Complementarios: “Se debe abogar por la eficiencia económica, buscando la neutralidad tecnológica y evitando subsidiar tecnologías específicas para la generación de energía, debiendo asignarse los costos de los SSCC por el principio de causalidad, en que debieran asignarse su costo a quienes generan la necesidad del servicio en el sistema y los pagos a quienes aportan a su solución”.

Perfeccionamiento de la Ley de Transmisión: “Un aspecto general que preocupa es la idea de crear mecanismos excepcionales de conexión y expansión de proyectos, por fuera de los planes anuales, pues más allá del impacto material que esto pueda tener –que se desconoce–, el problema es que debilita el rol de la planificación de la transmisión como instrumento que vela por la eficiencia de las expansiones, especialmente cuando el estampillado prácticamente eliminó las señales de precio para la localización eficiente de la generación, rol que debía pasar a cumplir la planificación”.