x

Apostando por la innovación y las energías verdes

La firma inaugurará próximamente el Laboratorio de Desarrollo y Pruebas Tecnológicas, espacio donde se desarrollarán ensayos de generación eléctrica con relaves. Se espera que en 2013 comiencen las pruebas pilotos en Minera Escondida.

Su foco son las energías renovables y la innovación. Tras siete años de permanecer concentrado en el desarrollo de la generación eléctrica convencional, EnorChile, perteneciente a las empresas Cardoen, comenzó a apostar desde 2007, en plena crisis del gas, por el mercado de las energías amigables y sustentables con el entorno.

Rodrigo Sáez, gerente general de EnorChile, explica a Revista ELECTRICIDAD que la compañía posee un nicho que está centrado en la minería e innovación. “Nosotros no vamos a competir con una mega central a carbón porque ese no es nuestro negocio. (…) decidimos adoptar la bandera sustentable apoyada a través de la innovación y muy centrada en minería”, señala.

Si bien los proyectos de generación verde tienen prioridad para la compañía, en la actualidad EnorChile está evaluando retomar la creación de proyectos puntuales de energía convencional en la zona norte del país, debido a que existe una necesidad identificada por el suministro eléctrico. “Con la caída de la central Castilla, no somos los únicos que estamos viendo proyectos en el Norte Chico”, comenta Rodrigo Sáez, agregando que en las regiones de Tarapacá y Atacama, la compañía está visualizando proyectos termoeléctricos con una capacidad de generación de 5 MW y 15 MW.

Para EnorChile, la idea es realizar proyectos termoeléctricos pequeños, cuya tecnología será de ciclo combinado de energía solar y carbón, para que rápidamente se pueda suministrar energía eléctrica a las compañías mineras.

La compañía posee tres áreas, las que apuntan a desarrollar proyectos solares, eólicos y biomasa, con los cuales ha logrado generar 35 MW de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y se espera que durante los próximos años dicha cifra alcance los 70 MW.

Proyectos ERNC
En energía solar, EnorChile puso en marcha en noviembre de 2011 una planta piloto de concentración fotovoltaica (CPV) en la comuna de Macul y durante los próximos días inaugurará la segunda planta en la ciudad de Calama, que en su conjunto suman 17,6 kW. Rodrigo Sáez explica que el objetivo de esta iniciativa es poder demostrar su generación bajo las condiciones ambientales y climáticas de la Región de Antofagasta.

Indica que a través de las experiencias de la planta de Macul “nos dimos cuenta que la humedad es un tema importante y que sumado a los niveles de contaminación que presenta durante el invierno, favorecen la generación de una pasta que se adhiere en los vidrios del panel”, lo cual hace que la tecnología fotovoltaica o de concentración pierda eficiencia.

“Se espera que en el norte no se presente este tipo de desafíos, porque el clima es más árido y el polvo que se deposita en el panel puede ser eliminado sólo con el viento. Acá (en Santiago) ha costado un poco más, pero con la lluvia se logra limpiar”, afirma el gerente general.

En noviembre la firma ingresará la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de un proyecto solar que se construirá en Calama, el cual estará conectado al SING, y tendrá una capacidad de generación mayor que las iniciativas que efectúa tradicionalmente EnorChile. Actualmente, la empresa ya posee los terrenos, se encuentra negociando los permisos y espera ingresar a la etapa final de negociaciones con clientes mineros en marzo de 2013. También, se proyecta la construcción de una segunda planta en la ciudad de Antofagasta, con las mismas características y magnitud.

En Camiñia, localidad ubicada en la Región de Tarapacá, se instalará una planta CPV de 60 kW, que suministrará el 80% de energía eléctrica a toda la quebrada.

Con respecto a la energía eólica, EnorChile reingresará el proyecto eólico Küref a evaluación ambiental, y una vez que se apruebe la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) empezarán con la tramitación de la línea, cuya extensión aproximada será de 50 kilómetros. Este recinto, que se ubicará en la localidad de Arauco, Región del Biobío, contará con 61,2 MW de potencia, con 34 torres de 1,8 MW cada una, y significará la construcción de dos subestaciones eléctricas, cableado subterráneo y una línea para conexión en 23 kV.

El ejecutivo señala que se encuentran en conversaciones con otras compañías porque en este sector se construirán múltiples centrales. “La idea es tener un proyecto de línea en común y ver la potencial utilización de la carretera eléctrica donde uno de los incentivos del anteproyecto es desarrollar iniciativas de utilidad pública para proyectos ERNC y poder conectarlas a las líneas troncales”, explica Sáez.

También en la zona de Arauco, EnorChile posee el proyecto “Kurefito” de 2 MW, con la posibilidad de expandirlo a 4 MW a partir del segundo semestre, y la idea es que esté operativo en 2013.

“Actualmente estamos en la búsqueda de poder ampliar la cartera de proyectos y desarrollar alrededor de tres centrales más durante los próximo próximos tres años, en los tamaños que a nosotros nos gustan, que son de entre 9 MW y 20 MW”, sostiene Rodrigo Sáez; y agrega que la compañía perfila estas iniciativas “debido a la problemática de instalar proyectos grandes, independiente de la tecnología. Se debe preferir proyectos de menor tamaño ya que son más viables por motivos de financiamiento, comunitarios y de menor impacto eléctrico y ambiental”.

Con respecto al desarrollo de la energía de biomasa, EnorChile posee plantaciones de clones de álamos en una extensión de 400 hectáreas. Esta especie es de rápido crecimiento, de hecho al cumplir un año de su cultivo miden 18 metros, y cada dos se van cosechando para que ingresen a la planta piloto de gasificación, cuya capacidad de generación eléctrica es de 2 MW. Entre sus clientes se encuentran el Hotel Santa Cruz Plaza del Grupo Cardoen.

Relaves: Generación innovadora
EnorChile inaugurará próximamente el Laboratorio de Desarrollo y Pruebas Tecnológicas, espacio donde se desarrollan ensayos de generación eléctrica con relaves. Esta iniciativa la realiza en conjunto con Minera Escondida y se espera que el próximo año comiencen las pruebas pilotos en terreno. El factor de planta es de 95% y la capacidad de generación, a nivel de laboratorio, es de 40 kW.

Sáez indica que históricamente siempre se ha pensado en utilizar esta energía, sin embargo fallaban los intentos por desarrollarla ya que el relave terminaba por afectar a la turbina en un período muy breve, “por lo tanto lo innovador de esta iniciativa es que puede generar energía eléctrica sin poner una turbina en el relave”.

Con la División Rodomiro Tomic de Codelco, la compañía está trabajando en la transformación de los residuos industriales no peligrosos en base a carbono y gas de síntesis para diversas aplicaciones.