Q

(Perú) “Sí se favoreció a Hunt Oil con PPK”

Mar 15, 2006

* Juez y Parte • Según el ex ministro, cuando en diciembre del año pasado el premier Pedro Pablo Kuczynski aprobó el decreto supremo que prioriza la exportación del gas, estaba favoreciendo a Hunt Oil, una de las empresas involucradas en este rubro y para la que PPK trabajó en 2003.

El caso Camisea ha generado un fuego cruzado. El premier Pedro Pablo Kuczynski reiteró en todos los tonos que durante este gobierno no se realizó ninguna renegociación de los contratos del proyecto gasífero. Pero el ex ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, lo desmiente: «Sí se renegoció». Y no fue cualquier cosa.

Según el ex funcionario, con el decreto supremo Nº 050–2005–EM que se aprobó en diciembre del año pasado, cuando PPK era premier, se buscó priorizar la exportación del gas y con ello se favoreció a una de las empresas principales en esta fase del proyecto: Hunt Oil, la compañía que asesoró Kuczynski en el 2003. Herrera Descalzi expone sus argumentos.

–El premier asegura que en el gobierno de Toledo no hubo renegociación con las empresas de Camisea. Todo lo contrario, señala que usted firmó el contrato y debe explicar los alcances de este compromiso. ¿Quién miente?
–Claro que ha habido renegociación. Hay un decreto supremo de diciembre de 2005 en el que se autoriza a Perú Petro a renegociar. Y eso lo hicieron cuando PPK estaba como premier, luego de hacerle cambios al reglamento y la ley 27133 (de Promoción del Desarrollo de la Industria del Gas Natural) para priorizar la exportación y afectar la distribución del mercado interno. No se ha respetado el contrato original que firmamos con Paniagua en 2001. Se han hecho varias modificaciones tanto en el transporte como la distribución del gas.

–¿Con Toledo se hicieron cambios asolapados?
–Se han hecho modificaciones encriptadas y sistemáticas para que nadie lo entienda. ¿Los congresistas que respaldaron la ley lo saben? Sería bueno preguntarles. Lo grave es que la empresa que más se favoreció con ese decreto fue Hunt Oil para la que trabajó el premier.

–¿Por qué dice que los cambios se dieron en forma sistemática?
–Porque recuerdo que desde 2003 ya se había planteado un proyecto de ley para priorizar la exportación cuando Jaime Quijandría era ministro de Energía y Minas. Luego él salió y con Hans Flury empezaron los cambios.

–¿Si en la auditoría internacional se ratifica fallas en la construcción del ducto de Camisea, el Estado peruano debería rescindir el contrato o renegociarlo?
–Depende de la intensidad de las fallas. A estas alturas no hay dudas de que existen. El Colegio de Ingenieros lo señala así (además del informe de la consultora norteamericana E–Tech International). Por eso, es necesario auditar el ciclo completo de la construcción del ducto y el diseño conceptual. Solo así podrá demostrarse si las fallas se deben a que la empresa Tgp quiso ahorrar tiempo y dinero.

–¿Que Osinerg haya detectado más de 70 puntos críticos por donde pasa el ducto demuestra que la empresa cometió un error en el diseño del proyecto y que lo hizo a la carrera?
–Así es. Como ingenieros tenían la obligación de analizar el suelo. Es obvio que hay un incumplimiento del contrato.

–Pero estos puntos críticos representan bombas de tiempo porque dos de los primeros accidentes se produjeron por la condición del suelo, según Osinerg.
–Esto también está claro y la empresa debía tener mejor tacto para reconocerlo. Otro punto importante es que el contrato establece que debe haber una disponibilidad de 99% del servicio en el año. Es decir que solo puede suspenderse 4 días, y las cinco rupturas, como sabemos, han provocado que se exceda ese límite.

–El viceministro de Energía y Minas, Juan Cayo, ha dicho que eso del 99% es imposible de cumplir, que es solo referencial.
–Está fuera de lugar. Lo del 99% es una condición específica del contrato que debe cumplirse porque de esa manera se pone límite a las fallas del sistema.

–Cayo asegura que el reglamento establece un plazo mayor.
–El contrato está por encima del reglamento y tiene sujeto mandatorio. El viceministro está tomando la misma conducta de lenidad que Kuczynski cuando dijo que lo de la ruptura era un sabotaje. Si representan al Estado, por lo menos deberían ser justos con el país, no solo con la empresa.

Blume: «No hubo cambios de fondo»

Cecilia Blume, jefa del gabinete de asesores de la Presidencia del Consejo de Ministros, dijo a La República que en este gobierno no se realizaron «cambios de fondo a los contratos» de Camisea.

«Lo único que hubo son modificaciones contractuales, que es distinto. Y esos ajustes no han afectado la obligación del consorcio Camisea frente al Estado», sostuvo Blume.

Entonces, ¿por qué el premier Kuczynski niega cambios en el contrato como producto de la renegociación con las empresas? –preguntamos. «Todos los contratos han sufrido modificaciones, el referido al campo y al transporte, pero principalmente han sido por un tema societario del consorcio, no por una renegociación de fondo», respondió la funcionaria.

Blume insistió en que los contratos garantizan la distribución en el mercado interno y que «ese requisito no lo puede modificar ningún decreto supremo».

Sin embargo, el ex ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi explicó que al modificarse la ley 27133 de Promoción del Desarrollo de la Industria del Gas Natural, se cambió la condición de que el abastecimiento para el mercado interno se garantice en un «horizonte permanente de 20 años» y no a partir de la firma del contrato, «como terminó imponiéndose».
Fuente: La República.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad