Q
Gobierno cambió fórmula de cálculo de tarifas eléctricas y evitó mayor alza en cuentas de la luz

Gobierno cambió fórmula de cálculo de tarifas eléctricas y evitó mayor alza en cuentas de la luz

(La Tercera-Pulso) Ya es un hecho. A partir del próximo mes, los usuarios de la red eléctrica verán un incremento de 10,5% en sus cuentas de luz. Esto, luego que ayer se publicara en el Diario Oficial el decreto que confirma el aumento en las tarifas, a lo que se deberá sumar un cobro retroactivo desde enero hasta mayo, que podría incluso duplicar ese incremento por algunos meses.

El cálculo tarifario incorpora diversos factores, como la entrada en vigencia de contratos de suministro entre generadoras y distribuidoras, la inflación y la variación del dólar.

De hecho, este factor jugó un rol clave, pues el gobierno modificó este parámetro para evitar que el alza fuera todavía mayor.

Históricamente el cálculo que la Comisión Nacional de Energía (CNE) había utilizado en el decreto del precio nudo promedio -que es el que determina las alzas y bajas de las cuentas de luz cada seis meses-, era el dólar observado del mes anterior, que en este periodo correspondía al de septiembre de 2018 y que fue de $680,91 pesos. Sin embargo, de haberse utilizado dicho valor, el aumento de las cuentas de luz habría sido mayor al informado en los últimos días. Esta vez, y por primera vez, el Ejecutivo optó por utilizar el promedio del valor diario del dólar de los seis meses anteriores, es decir, de abril a septiembre de 2018 que tuvo un promedio de $640,82; es decir, $40,09 menor que si se consideraba solo el de septiembre. Fuentes cercanas de la industria aseguraron que de no haberse modificado el cálculo, las cuentas de luz tendrían un alza mayor al 20%.

El secretario ejecutivo de la CNE, José Venegas, defendió este cambio en el parámetro de cálculo. “Siendo una atribución del regulador, se decidió perfeccionar la forma de cálculo y será el que se utilizará en adelante”, explicó.

“Esta manera de indexar al valor del dólar es más representativa y, por ende, técnicamente correcta, ya que toma el promedio del dólar de los últimos seis meses. El sistema anterior comparaba el último mes respecto del primero, lo que introduce mayor volatilidad al cálculo”, dijo Venegas a PULSO.

[VEA TAMBIÉN: Cuentas de luz aumentarán 10,5% promedio en mayo y otro 8% en julio por cobro retroactivo]

El procedimiento

En ocubre, la CNE dictó un informe preliminar en el cual establece que para los efectos del cálculo del precio nudo promedio se utilizó como tipo de cambio el dólar observado promedio del mes de septiembre de 2018. Sin embargo, luego de percatarse de los efectos en el alza derivados de la utilización de dicho valor del dólar, en el mes de noviembre de 2018 se dictó una resolución exenta mediante la cual modificó y reemplazó el tipo de cambio utilizado, ya no por el del mes anterior sino que el promedio de los meses de abril a septiembre de 2018.

Venegas aseguró que esto es parte de las atribuciones que tiene la CNE. “La metodología utilizada y que luego se plasmó en el decreto 20T no fue objeto de ningún reparo de juridicidad, siendo tomado razón por la Contraloría. Esto responde a la solidez técnica de este perfeccionamiento”, aseguró.

El presidente ejecutivo de la Asociación de Generadoras, Claudio Seebach, dijo que el cambio de metodología no tiene efectos “positivos ni adversos” para las empresas, pero que sin perjuicio de esto, “durante los próximos seis meses se verá una afectación transitoria en los flujos de caja”.

Eléctricas apuntan a reformar subsidio a cuentas de luz para hacerlo efectivo

Eléctricas apuntan a reformar subsidio a cuentas de luz para hacerlo efectivo

(Diario Financiero) La decisión de la autoridad de no hacer uso de las facultades legales que tiene para aplicar de forma anticipada los decretos tarifarios y su negativa a aplicar subsidios a las cuentas de la luz para los clientes regulados del SIC y SING es compartida por las empresas eléctricas.

¿La razón? Podría haber hecho que la solución del problema provocado por el atraso en la tramitación de doce decretos tarifarios pendientes desde la administración Piñera fuera más compleja. Así lo señala Rodrigo Castillo, director ejecutivos de la Asociación de Empresas Eléctricas, gremio que agrupa a las distribuidoras y transmisoras.

En el caso de los subsidios, Castillo señala que, tal como está planteado el sistema, es ineficiente y necesita ser reformado, pues no cumple su función. De ahí que la autoridad decidiera no utilizarlo, cuestión que el gremio comparte.

Desde 2005, el gobierno puede entregar subsidios a las cuentas de luz a los hogares de menores ingresos cuando las variaciones superan el 5%. En 2008, y durante la anterior administración Bachelet, el mecanismo se utilizó, aunque con resultados poco satisfactorios, dice Castillo.

«Siempre hemos señalado que nos parece adecuado que el Estado establezca subsidio para las personas más pobres respecto de los aumentos significativos en el costo de la energía. Sin embargo, el actual subsidio contenido en la ley ha demostrado ser extremadamente inefectivo y de difícil aplicación. En el pasado estos subsidios no alcanzaron a llegar ni siquiera al 40% o 50% de los eventuales beneficiarios», dice.

En este sentido, indica, éste debe ser reemplazado por una herramienta «que sí funcione». «Cómo está diseñado, consideramos que es una muy mala herramienta», dijo.

El ejecutivo señala que, al estar asociado este beneficio a los titulares de la Ficha de Protección Social, muchas veces no coinciden con los clientes que aparecen como propietarios de las cuentas eléctricas.

Respecto de la agilización de los decretos, Castillo señala que, si bien desde 2010 la autoridad tiene la facultad para aplicar los decretos tarifarios antes de la toma de razón en la Contraloría General de la República, esta herramienta es de uso excepcional, y por la dificultad provocada por los atrasos, existía la posibilidad de que -tal como ocurre con frecuencia- el organismo de control aplicara cambios que obligaran a reversar cobros o devoluciones de dinero a los clientes.

«En general, la aplicación de una facultad de este tipo debe ser excepcional. En particular en este caso, hubiera sido una irresponsabilidad, y por eso compartimos, la asociación y todas las empresas, el criterio que ocupó el gobierno al decidir tramitar lo más rápido posible los decretos frente a la Contraloría, de forma que una vez que fueron publicados, no tuvieran el riesgo de ser revertidos», dice.

Publican nuevas tarifas eléctricas: Cuentas de la luz bajan 0,5% en Santiago

(La Segunda) Un 0,4% en promedio caerán las cuentas de la luz para los clientes del Sistema Interconectado Central (SIC), de acuerdo al Decreto Supremo N° 106 de Fijación Tarifaria de Precio de Nudo Promedio (PNP) de septiembre 2012, publicado por el Ministerio de Energía.

Con esta publicación, las nuevas tarifas rigen retroactivamente a contar del 01 de septiembre.

Variaciones en el SIC
Para los clientes que se ubican entre Tal Tal y Chiloé, una cuenta tipo promedio del sistema, con un consumo de 150 kWh mensual pasa de 5.627 a 5.568.

Las variaciones a la baja en el SIC responden a la indexación de los precios de energía de los contratos de suministro de la licitación EMEL-SIC 2006/01-2, producto de la evolución a la baja del índice del precio del carbón, el cual experimentó una caída de -13,4% respecto a su valor vigente.

A continuación se muestran las variaciones alcanzadas en esta nueva fijación, en algunas ciudades del país abastecidas desde el SIC:

Copiapó -0,2%
La Serena 0,2%
Coquimbo 0,2%
Valparaíso -0,3%
Santiago -0,5%
Talca -0,3%
Rancagua -0,3%
Concepción -0,3%
Temuco -0,2%
Valdivia -0,3%
Puerto Montt -0,3%

Así, incorporadas estas variaciones, la cuenta tipo promedio ponderado para clientes regulados residenciales con un consumo base de 150 kWh mensual es:

Copiapó $ 18.066
La Serena $ 19.995
Coquimbo $ 19.995
Valparaíso $ 17.796
Santiago $ 13.873
Talca $ 16.225
Rancagua $ 16.096
Concepción $ 15.934
Temuco $ 16.427
Valdivia $ 16.945
Puerto Montt $ 18.523.

Bajas en el SING

Por otro lado, el ministerio del ramo también publicó el Decreto Supremo N° 105 de Fijación Tarifaria de Precio de Nudo Promedio (PNP) de Agosto 2012 para el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Respecto de las tarifas vigentes al mes de julio 2012, las cuentas de electricidad presentan una baja promedio de -5,2% para los clientes regulados residenciales del Sistema Interconectado del Norte Grande.

Así una cuenta tipo promedio del sistema, con un consumo de 150 kWh mensual pasa de 6.729 a 5.864. Estas nuevas tarifas se aplicarán desde la fecha de publicación del mencionado decreto, sin perjuicio de que su entrada en vigencia es a contar del 1 de agosto de 2012.

Las variaciones a la baja en el SING responden a la indexación de los precios de nudo de largo plazo de energía de los contratos correspondientes a la licitación EMEL-SING 2008, producto de la variación del índice GNL, el cual experimentó una baja de más del 20% respecto a su valor vigente, generando así una variación del precio de energía ofertado de un -10,5%.

A continuación se muestran las variaciones en la cuenta final alcanzadas en esta nueva fijación para las siguientes ciudades del Norte Grande:
Arica -4,8%
Iquique -5,2%
Pozo Almonte -4,8%
Antofagasta -5,3%
Calama -5,3%
Tocopilla -5,0%

Así, incorporadas estas variaciones, la cuenta final promedio para clientes residenciales con consumos de 150 kWh mensual en algunas ciudades abastecidas desde el SING, resulta:
Arica $ 17.591
Iquique $ 15.963
Pozo Almonte $ 18.179
Antofagasta $ 14.988
Calama $ 14.988
Tocopilla $ 16.521

Una vez efectuada la publicación de los Decretos Supremos respectivos en el Diario Oficial, los precios de nudo Promedio se encuentran plenamente vigentes y deberán ser reliquidados desde la fecha de su vigencia de acuerdo con las instrucciones que dicte la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (Decreto N° 105, 01 de agosto / Decreto N° 106, 01 septiembre 2012).

Fuente / La Segunda

Empresas eléctricas advierten aumento en cuentas de luz a mediano plazo, «si no se rompe la inercia» en energía

Empresas eléctricas advierten aumento en cuentas de luz a mediano plazo, «si no se rompe la inercia» en energía

(La Segunda) «Todos los habitantes del Sistema Interconectado Central (SIC) estamos pagando un sobrecosto por la energía de más de US$ 100 MW/h, lo que es una locura como precio». Ese es el análisis del director ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, agrupación que reúne a las compañías distribuidoras y de transmisión en el país, quien sostiene que este panorama impacta también en las personas.

Castillo dice que el actual sistema de transmisión «es extremadamente malo», y por eso valora el proyecto de carretera eléctrica pública enviado al Senado por el Ejecutivo, el que, señala, apunta en la dirección correcta de fortalecer el sistema, ya que de no tomar medidas al mediano plazo los clientes finales pagarán más en sus cuentas de la luz.

«Las deficiencias en transmisión no incentivan la competencia en generación, sino que, por el contrario, lo que hace es privilegiar aquellas formas de generación que ya estaban presentes e interconectadas o las basadas en combustibles fósiles en que existe la flexibilidad para instalarse en las cercanías del sistema troncal», explica, lo que provoca mayores costos en la generación

Además, afirma que «hoy día la transmisión se hace extremadamente ajustada, debido a un criterio economicista de minimización de costos de la transmisión, sin mirar la minimización del costo final de la energía».

Según Castillo, al sur de Charrúa, donde existen excedentes en agua para generación, se presentan valores en promedio de US$ 60 MW/h, «pero no podemos traer esa energía a la zona norte del SIC porque tenemos una congestión gigantesca en esa zona (…), eso nos obliga a generar en toda el área centro norte de forma ineficiente y contaminante, utilizando una gran cantidad de diésel y, evidentemente, mucho más caro. Al norte de Charrúa estamos generando a US60 MW/h».

-¿Cómo impacta a los clientes residenciales la falta de holgura en la transmisión?
-Desde el punto de vista de los usuarios, el criterio economicista de la transmisión produce incertidumbre e incertezas y un servicio de menor calidad del que deberíamos tener de acuerdo a los estándares que la propia ley indica.

-¿Y en los precios?
-Al mismo tiempo, en el mediano y largo plazo la falta de competencia y de opciones para incorporar a la matriz energética unidades más eficientes tendría impactos. En el esquema de compras en Chile, las distribuidoras estamos obligadas a comprar energía con un horizonte de tres años en contratos ojalá de largo plazo y por grandes volúmenes para conseguir el precio más competitivo, pero en el último tiempo esto ha sido más difícil. En 2006 los contratos alcanzados estaban del orden de los US$ 60 MW/h, un precio perfectamente razonable, pero hoy estamos intentando comprar energía por US$ 130 MW/h y las licitaciones están quedando desiertas. Hoy incluso no estamos siendo capaces de comprar energía para nuestros clientes a más del doble de lo comprado hace seis años.

-¿Cuáles son los impactos inmediatos de esta situación?
-Afortunadamente para los clientes, dado este esquema de contratos sucesivos, se van generando ciertos colchones, la cuenta eléctrica que están pagando hoy tiene un componente de los contratos del 2006. Hay una proporción de la energía que fue contratada a precios razonables; sin embargo, los contratos que se fueron sucediendo han ido siendo cada vez más caros, por lo que tenemos un promedio de costo de los contratos que bordea los US$ 100 MW/h.

-¿Qué pasará cuando venzan los contratos de 2006?
-Si no existe una perspectiva para los generadores actuales o futuros de poder generar a precios razonables y ellos proyectan que no entrarán en operación nuevas centrales eficientes, provocando malas perspectivas para los próximo 10 o 14 años, nos seguirá pasando lo de ahora, que a US$ 130 MW/h no podremos comprar y los precios van a seguir creciendo.

-¿Esto se verá reflejado en la cuenta del usuario final?
-No hoy, mañana o en un año habrá un efecto directo en las tarifas, pero en un horizonte de tres o cuatro años, si no somos capaces de romper esta inercia, tendremos tarifas más altas para los clientes regulados.

«No estamos pudiendo incorporar nuevas energías»
-¿Cómo se rompe la inercia?
-El primer problema es que no tenemos todas las unidades eficientes de generación para poder reemplazar el diésel. No estamos pudiendo incorporar nuevas energías.

-¿Qué se puede hacer?
-Hay un tema común a todas las restricciones: la falta de transmisión. Hoy alguien que tiene un proyecto que no puede ubicarse en las cercanías del troncal de forma natural como ocurre con la energía térmica, especialmente a carbón, no cuenta con líneas de transmisión que le garantice que una vez construida la central podrá evacuar la energía a un precio a costos razonables.

Cuando sucede eso, muchos de los proyectos no se ejecutan. Hay iniciativas con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada por 15.000 MW, pero no se hacen principalmente por las dificultades en la transmisión.

«Hay un grave problema de ordenamiento territorial»
-¿Cómo analiza la judicialización de algunos proyectos de generación que ingresarían al SIC?
-Hay un grave problema de ordenamiento territorial en el país. Cuando escuchamos que ha existido una judicialización de los proyectos mi invitación es a explicarse el motivo del conflicto. Presentar una demanda es legítimo y mucho más que la Corte falle a favor de los demandantes. Todo es parte del estado derecho en el país y su institucionalidad.

-¿Cuáles son los motivos?
-Si se analizan los casos en donde se ha pronunciado la Corte Suprema, en la gran mayoría de ellos se trata de problemas de ordenamiento territorial. Puede existir un territorio que al mismo tiempo haya sido declarado de interés turístico por alguna institución, agrario por otra organización y, eventualmente, declarado área protegida por otro organismo. La pregunta es cuál de esos estatus es el que rige y que tiene carácter vinculante.

Fuente / La Segunda

Distribuidoras eléctricas piden agilizar la aplicación de las variaciones en cuentas de luz

Distribuidoras eléctricas piden agilizar la aplicación de las variaciones en cuentas de luz

El Mercurio Corregir el desfase que se produce entre el momento en que las variaciones de las cuentas de la luz se producen y cuando éstas se aplican en las boletas de los clientes residenciales, es una modificación que las empresas del sector esperan de parte de la autoridad, para terminar con la confusión que este sistema ha provocado entre los consumidores, quienes no saben si están pagando más o menos por la electricidad.

En la industria esperan que la autoridad introduzca modificaciones que corrijan una situación que quedó de manifiesto hace un par de semanas, cuando el Gobierno anunció que en julio las cuentas de luz del Sistema Interconectado Central (SIC) subirían 8,1%, en virtud de una indexación tarifaria que se gatilló en abril.

A este reajuste, dijo en ese momento la Comisión Nacional de Energía (CNE), en los próximos meses se sumarían nuevos cambios, que responden a indexaciones tarifarias registradas en abril y mayo. Probablemente, éstas no serán las últimas variaciones que habrá este año.

«Este tema es complejo y lo que hemos hecho es tratar de acelerar al máximo posible para que la facturación vaya en línea con las publicaciones de los decretos tarifarios y lo que hemos intentado es comunicar los cambios oportunamente y en la forma más adecuada posible para que la gente lo pueda entender», explicó recientemente el gerente general de Chilectra, Cristián Fierro.

La mayor frecuencia, prácticamente mensual, que sufrirán las cuentas eléctricas se debe a la operación, desde enero, del esquema de contratos de largo plazo que -entre 2006 y 2009- las distribuidoras licitaron entre las generadoras.

Más del 70% de los consumos residenciales del SIC está afecto a este modelo, mientras que el resto sigue respondiendo al cálculo de precios de nudo, que se realiza dos veces al año.

Costo Marginal

Este nuevo mecanismo elevó la volatilidad de las cuentas, porque durante este año y en 2011, buena parte de los contratos de abastecimiento está indexado al costo marginal del sistema, que usualmente está dado por la generación con diésel.

Este factor corresponde al costo de operar la unidad generadora más ineficiente del sistema y se mueve dependiendo de factores como las restricciones en las redes de transmisión (ya sea por capacidad u otras razones).

De esta manera, la variación en las cuentas se produce cuando el costo marginal se sale de una determinada banda, lo que activa la indexación, y obliga a recalcular los precios de los contratos afectados, ya sea al alza o baja.

El problema es que cualquiera de estos cambios se plasma en un decreto que debe ser revisado por la Contraloría antes de entrar en vigencia. Precisamente este es el trámite que produce el desfase entre el momento en que se gatilla la indexación y su traspaso a clientes.

Respecto de este punto, el ejecutivo de Chilectra indicó que introducir modificaciones que agilicen este sistema no será fácil, pues el rol de la Contraloría es relevante -dijo- para empresas y usuarios, pues así se resguarda que no haya errores.

Afirmó que contar con una instancia de revisión es útil para el sistema, pues anteriormente se han producido errores en el cálculo tarifario.

Desfase

8,1% subieron las cuentas de la luz en julio por efecto de cálculos tarifarios efectuados en abril.

Fuente / El Mercurio