Q
Te contamos dos formas para financiar proyectos de hidrógeno en Chile

Te contamos dos formas para financiar proyectos de hidrógeno en Chile

El aporte de capital y la deuda concesional son dos opciones de financiamiento para el desarrollo de proyectos de hidrógeno en Chile que identificó un estudio de GIZ en Chile, el cual fue presentado en la segunda conferencia de Cavendish Tour, que organiza el Club de Innovación con la Asociación Chilena de Hidrógeno (H2 Chile), en que se analiza el potencial de la zona norte del país para la producción y desarrollo de proyectos en torno a este recurso energético.

Pablo Tello y de Florian Kohlhammer, asesores técnicos de descarbonización de GIZ en Chile, hicieron un resumen del estudio sobre financiamiento internacional para proyectos de hidrógeno, explicando que en el exterior existen opciones que se pueden aprovechar en este tema, pues el ecosistema internacional tiene interés para impulsar iniciativas innovadoras.

[LEA TAMBIÉN: ESTUDIO: ¿Tenemos suficiente carga de acceso público en Chile?]

Por tal motivo, los investigadores expusieron la necesidad de que se acerque el conocimiento del financiamiento internacional a los actores privados del país, por lo que también concluyeron en que “hay que encontrar una forma de valorizar los upsides de los proyectos”.

Exportación

En la conferencia además se abordó el estudio realizado por Felipe Gallardo, Business Development manager de Energy Researcher sobre el potencial de exportación de hidrógeno desde la Región de Antofagasta a Japón, utilizando la cadena de valor que tiene el norte del país, con los recursos de energía solar, mediante la tecnología fotovoltaica y de Concentración Solar de Potencia (CSP) para el desarrollo de electrolizadores, con bajos costos, destinados a la producción de hidrógeno, lo cual otorga una mayor competitividad a nivel regional y mundial.

El especialista planteó que uno de los desafíos en este tema es la infraestructura portuaria, señalando que Chile tiene experiencia en este tema para ver la posibilidad de exportar hidrógeno vía marítima.

[LEA TAMBIÉN: ¿Caída en demanda de litio? Mercado habría sobrerreacionado a anuncio de nueva tecnología de baterías de Tesla]02

Las exposiciones fueron resaltadas, al final de la conferencia, por Eduardo Bitran, presidente del Club de Innovación, quien postuló la necesidad de “generar resultados rápidos” en los proyectos de hidrógeno, además de “alcanzar acuerdos internacionales”.

SEA aprobó Resolución de Calificación Ambiental de 16 proyectos de ERNC en agosto

SEA aprobó Resolución de Calificación Ambiental de 16 proyectos de ERNC en agosto

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) durante agosto otorgó 16 Resoluciones de Calificación Ambiental favorables a proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), que totalizan 948 MW capacidad instalada, con una inversión de US$856 millones, según indica el reporte sectorial de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Los proyectos aprobados ambientalmente corresponden a solares fotovoltaicos, siendo el de mayor tamaño el de la central Solar Antofagasta, de Ibereólica, que tendría 550 MW, con US$532 millones, seguido del Parque Solar Fotovoltaico Punta del Viento, de 172 MW, con una inversión de US$138 millones, y la actualización del Proyecto Guanaco Solar, de 92,7 MW, con US$57 millones. Las demás iniciativas contemplan potencias instaladas de 3 MW a 12,5 MW.

[LEA TAMBIÉN: CNE: capacidad instalada de las ERNC superó los 6.000 MW en el sistema eléctrico]

Historial

Según la CNE, los proyectos aprobados por el SEIA durante los últimos 13 meses tienen una inversión acumulada de US$3.942 millones, con una potencia total de 3.500 MW.

Agosto pasado fue el mes que más cantidad de potencia instalada de proyectos ERNC fue aprobada por el organismo ambiiental, desplazando al segundo puesto al mes de julio, cuando se dio luz verde a 726 MW.

En total, existen 33.586 MW en proyectos ERNC con RCA aprobada, los cuales son encabezados por la tecnología solar fotovoltaica (20.005 MW), secundada por la eólica (10.637 MW); Concentración Solar de Potencia (2.032 MW); mini hidro (759 MW), y geotermia (155 MW).

Aporte de capital y deuda concesional: dos formas de financiamiento para proyectos de hidrógeno en Chile

El aporte de capital y la deuda concesional son dos opciones de financiamiento para el desarrollo de proyectos de hidrógeno en Chile que identificó un estudio de GIZ en Chile, el cual fue presentado en la segunda conferencia de Cavendish Tour, que organiza el Club de Innovación con la Asociación Chilena de Hidrógeno (H2 Chile), en que se analiza el potencial de la zona norte del país para la producción y desarrollo de proyectos en torno a este recurso energético.

Pablo Tello y de Florian Kohlhammer, asesores técnicos de descarbonización de GIZ en Chile, hicieron un resumen del estudio sobre financiamiento internacional para proyectos de hidrógeno, explicando que en el exterior existen opciones que se pueden aprovechar en este tema, pues el ecosistema internacional tiene interés para impulsar iniciativas innovadoras.

Por tal motivo, los investigadores expusieron la necesidad de que se acerque el conocimiento del financiamiento internacional a los actores privados del país, por lo que también concluyeron en que «hay que encontrar una forma de valorizar los upsides de los proyectos».

[LEA TAMBIÉN:  Electromovilidad: ¿Tenemos suficiente carga de acceso público en Chile?]

Exportación

En la conferencia además se abordó el estudio realizado por Felipe Gallardo, Business Development manager de Energy Researcher sobre el potencial de exportación de hidrógeno desde la Región de Antofagasta a Japón, utilizando la cadena de valor que tiene el norte del país, con los recursos de energía solar, mediante la tecnología fotovoltaica y de Concentración Solar de Potencia (CSP) para el desarrollo de electrolizadores, con bajos costos, destinados a la producción de hidrógeno, lo cual otorga una mayor competitividad a nivel regional y mundial.

El especialista planteó que uno de los desafíos en este tema es la infraestructura portuaria, señalando que Chile tiene experiencia en este tema para ver la posibilidad de exportar hidrógeno vía marítima.

Las exposiciones fueron resaltadas, al final de la conferencia, por Eduardo Bitran, presidente del Club de Innovación, quien postuló la necesidad de «generar resultados rápidos» en los proyectos de hidrógeno, además de «alcanzar acuerdos internacionales».

Baja atenuación atmosférica en el desierto de Atacama es ideal para el desarrollo de proyectos CSP

Baja atenuación atmosférica en el desierto de Atacama es ideal para el desarrollo de proyectos CSP

Sumado a los mayores valores de irradiación solar del mundo, el Desierto de Atacama también presenta las mejores condiciones en cuanto a atenuación atmosférica para el desarrollo de proyectos de concentración solar de potencia (CSP) con tecnología de torre, según sostiene un estudio realizado por especialistas en energía solar y que contó con el apoyo de organismos internacionales.

El proyecto denominado «Fortalecimiento de la calidad de sistemas solares industriales de torre mediante la medida de parámetros y estimación de la atenuación atmosférica con enfoque a entornos climáticos desérticos» y se centra en el estudio de las pérdidas de potencia por extinción atmosférica en plantas CSP en Chile.

La investigación se realizó gracias a los aportes de Innova Corfo y su objetivo era determinar las condiciones que reducen la eficiencia en plantas de torre de concentración solar de potencia en el país y hacer una comparación de estas variables con otros puntos del mundo de interés para el desarrollo de esta tecnología.

Para ello se estableció un mapa de análisis que incluye terrenos ubicados entre las regiones de Tarapacá y Atacama, que son las que presentan altos niveles de radiación directa y las condiciones para la instalación de proyectos con esta tecnología. El resultado determinó que los niveles de atenuación atmosférica en las zonas interiores del desierto son las más bajas del planeta, lo que determina que posee las mejores condiciones del mundo en esta materia.

«El estudio se realizó tomando en cuenta parámetros mundiales y desarrollando una metodología que validamos con diversos organismos internacionales en la Plataforma Solar de Almería en España», indicó Aitor Marzo, investigador de la Universidad de Antofagasta e investigador líder del proyecto.

[LEA TAMBIÉN: Red Iberoamericana de Energías Renovables incorpora a la chilena Asociación de Concentración Solar de Potencia]

ACSP

El estudio será publicado en una revista científica internacional y su avance se presentó a los miembros de la Asociación de Concentración Solar de Potencia de Chile. «Este estudio demuestra que el Desierto de Atacama tiene las mejores condiciones generales tanto de radiación como de atenuación atmosférica para el desarrollo de proyectos CSP de torre. Con esto esperamos un importante desarrollo de proyectos en los próximos años», indicó Cristián Sepúlveda, gerente ejecutivo de ACSP.

La atenuación atmosférica en malas condiciones puede generar pérdidas de hasta un 45% a un kilómetro de distancia, por lo que es un factor importante que considerar en el diseño y operación de plantas de concentración solar de potencia con tecnología de torre, en especial en aquellas con grandes campos de heliostatos. El estudio demostró que los valores promedio anuales en Chile están por debajo del 4%, siendo los más bajos de los lugares comparados.
En la actualidad, en Chile se encuentra la primera plata de torre de CSP de Latinoamérica, la que está pronta a iniciar sus operaciones, y hay una serie de proyectos con sus calificaciones ambientales aprobados. Todos se ubican entre las regiones de Tarapacá y Atacama, en el corazón del desierto.

Irena: reemplazo de carbón con energías renovables reduciría costos hasta en US$23.000 millones al año

Irena: reemplazo de carbón con energías renovables reduciría costos hasta en US$23.000 millones al año

Reemplazar 500 GW de capacidad instalada de carbón con energía solar y eólica reduciría los costos anuales del sistema en hasta US$23 mil millones por año y generaría un estímulo por valor de US$ 940 mil millones, o alrededor del 1% del PIB mundial, según indica el estudio «Costos de generación de energía renovable en 2019», publicado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena).

El informe además señala que reemplazar la capacidad de carbón más costosa con energías renovables «también reduciría las emisiones anuales de dióxido de carbono (CO2) en alrededor de 1,8 gigatoneladas, o el 5% del total mundial del año pasado».

«Para 2021, hasta 1.200 gigavatios de capacidad de carbón existente costaría más para operar que lo que costaría instalar una nueva instalación fotovoltaica solar a escala de servicios públicos», se agrega.

Dentro de las conclusiones se plantea que las continuas caídas de costos «confirman la necesidad de energía renovable como una solución climática y de descarbonización de bajo costo, alineando las necesidades económicas a corto plazo con los objetivos de desarrollo sostenible a mediano y largo plazo».

También se señala que las instalaciones de energía renovable podrían formar un componente clave de los paquetes de estímulo económico a raíz de la pandemia de Covid-19.

 

[LEA TAMBIÉN: Agencia Internacional de Energías Renovables: costos de la energía termosolar han bajado 47%]

Costos

El documento del organismo internacional además consigna una disminución en los costos de generación de la energía solar fotovoltaica han bajado 82% desde 2010, mientras que la Concentración Solar de Potencia (CSP) lo ha hecho en 47%, seguido de la energía eólica terrestre (40%) y marina (29%).

«Más de la mitad de la capacidad renovable agregada en 2019 logró costos de electricidad más bajos que el carbón nuevo. Los nuevos proyectos solares y eólicos están socavando la más barata de las plantas a carbón existentes», se señala.

Según Irena, los costos de la energía solar y eólica «han seguido disminuyendo, complementando las tecnologías más maduras de bioenergía, geotérmica e hidroeléctrica. La energía solar fotovoltaica (PV) muestra la mayor disminución de costos en 2010-2019 con un 82%, seguida de la concentración de energía solar (CSP) con un 47%, la energía eólica terrestre al 40% y la energía eólica marina al 29%».

«Los costos de electricidad de la energía solar fotovoltaica a escala de servicios públicos cayeron un 13% interanual, llegando a casi siete centavos US$ 0,068 por kWh en 2019. «Tanto el viento en tierra como el eólico marino cayeron aproximadamente un 9% interanual, alcanzando US$0.053 / kWh y US$ 0.115/ kWh, respectivamente, para proyectos recién comisionados. Los costos de CSP, que aún son los menos desarrollados entre las tecnologías solares y eólicas, cayeron 1% a US$0.182/ kWh», se sostiene en el informe.

El análisis abarcó alrededor de 17.000 proyectos de generación de energía renovable de todo el mundo, junto con datos de 10.700 subastas (licitaciones) y acuerdos de compra de energía para energías renovables.