Q
Esta es la decisión que tomó la Corte de Apelaciones de Valparaíso sobre la operación de termoeléctricas de Quintero

Esta es la decisión que tomó la Corte de Apelaciones de Valparaíso sobre la operación de termoeléctricas de Quintero

La Corte de Apelaciones de Valparaíso ordenó la suspensión de ingreso al muelle del puerto de Ventanas de todo tipo de naves y embarcaciones que transporten carbón y la descarga de efluentes (líquidos industriales) en las aguas de la bahía de Quintero, que provengan directa o indirectamente de cualquiera de las unidades de la central termoeléctrica Ventanas de AES Andes y de la Empresa Eléctrica Ventanas SpA.

En fallos unánime, la Cuarta Sala del tribunal de alzada acogió la acción constitucional deducida, tras establecer que los sucesivos “varamientos” de carbón en la bahía, afectan gravemente el medio ambiente marino y litoral, bienes jurídico protegido por el ordenamiento jurídico, “que dispone su preservación y reprocha las conductas que lo contaminan”.

“Que, determinada de la manera expuesta la responsabilidad de las empresas recurridas en cuanto al acto ilegal consistente en el vertimiento de carbón al mar, es preciso señalar que no las exonera la circunstancia de que los elementos de convicción disponibles no permitan determinar el aporte individual de partículas de carbón no combustionado o semi-combustionado que cada una de ellas efectúa a la bahía de Quintero, ni la medida o proporción de ese aporte respecto de la contribución a la contaminación de sus aguas y playas realizada, sea por ellas mismas o por terceros, en épocas pasadas o presentes”, sostiene uno de los fallos.

La resolución agrega: “Que, esta Corte no cuestiona la importancia del funcionamiento de las dos unidades termoeléctricas del Complejo Ventanas que continuarían operando desde el segundo semestre de este año, luego del cierre de la Unidad 1 el 29 de diciembre de 2020 y el anunciado cierre de la Unidad 2 durante el segundo semestre del presente a o 2021 (folio 89), tanto para el funcionamiento del Sistema Eléctrico Nacional, en especial, el abastecimiento de las principales ciudades costeras de la Región de Valparaíso, como en lo que concierne al control de los costos asociados”.

“Pero este tribunal superior de justicia debe cumplir el cometido constitucional de cautelar que los derechos constitucionales que indica el artículo 20 de la Carta Fundamental no sean objeto de amenaza, perturbación o privación y, desde ese punto de vista, le corresponde examinar si la obtención de esa finalidad, que favorece a todos los usuarios del Sistema Eléctrico Nacional, que abarca desde la ciudad de Arica hasta la Isla de Chiloé, y a un elevado número de habitantes de la Región de Valparaíso, hace tolerable el grado de afectación, para los recurrentes de la bahía de Quintero, del derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, que también les está asegurado constitucionalmente”, añade.

Para el tribunal de alzada: “(…) al haberse acreditado, dentro del marco propio de esta acción cautelar de garantías, responsabilidad de las empresas recurridas en cuanto al acto ilegal consistente en el vertimiento de carbón al mar, y del Ministerio del Medio Ambiente en la omisión incurrida al no dar cumplimiento en forma oportuna y de manera eficaz a sus deberes legales, afectando con todo ello el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, la igualdad ante la ley y la integridad psíquica de los actores, debe hacerse lugar al recurso de protección deducido y decretarse las providencias necesarias para restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección de los afectados”.

Detalles

“Por estas consideraciones, se acoge el recurso de protección deducido por Juan Ignacio Latorre Riveros, Valeria Melissa Carrasco Carreño, Diego Ignacio Verdugo Cárdenas y Marta Elena Aravena Schiaffino, en contra de AES Gener S.A. (Ahora AES Andes), Empresa Eléctrica Ventanas Spa, Puerto Ventanas S.A. y el Ministerio de Medio Ambiente, en cuanto se decretan las siguientes medidas:

1.- Suspéndese la entrada a la bahía de Quintero de cualquier nave o artefacto naval que transporte carbón, y la descarga de carbón en el muelle de Puerto Ventanas S.A.

2.- Suspéndese la descarga de efluentes a las aguas de la bahía de Quintero, provenientes directa o indirectamente de cualquiera de las unidades de la central termoeléctrica de Ventanas de AES Gener S.A.(AES Andes) y Empresa Eléctrica Ventanas Spa.

3.- Dicha suspensión regirá desde la fecha en que quede ejecutoriada esta sentencia, a partir de la cual la Autoridad Marítima, en coordinación con los demás organismos de la Administración del Estado que corresponda, procederá a determinar las condiciones en las cuales se podrán reanudar las actividades suspendidas en los números 1 y 2 precedentes, dando estricto cumplimiento al artículo 142 de la Ley de Navegación y al Reglamento para el control de la contaminación acuática. Procurar determinar esas condiciones en el menor plazo posible, a fin de que el o los actos administrativos que las aprueben puedan tramitarse completamente, y las empresas Puerto Ventanas S.A., AES Gener S.A.(AES Andes) y Empresa Eléctrica Ventanas Spa., en lo que les corresponda, darles íntegro cumplimiento en la fecha más cercana a su entrada en vigencia.

4.- Las empresas Puerto Ventanas S.A. y AES Gener S.A. (AES Andes) continuarán desarrollando las labores de limpieza de la playa Ventanas para extraer de sus arenas las partículas de carbón y otros materiales que arrojen los vertimientos que se produzcan.

5.- Corresponderá a la Autoridad Marítima, en ejercicio de sus atribuciones legales y reglamentarias, fiscalizar el cumplimiento de las medidas precedentes y hacer efectivas las responsabilidades que procedan.

6.- El Ministerio del Medio Ambiente convendrá con la Autoridad Marítima la forma de colaboración que resulte conveniente para el mejor cumplimiento de los cometidos que se le encargan en esta resolución.

Esta es la central termoeléctrica que será desconectada del Sistema Eléctrico Nacional

En línea con el esfuerzo por acelerar la desconexión de sus operaciones termoeléctricas en el país, AES Andes obtuvo la aprobación de la Comisión Nacional de Energía (CNE) para avanzar con el cierre definitivo de la Central Laguna Verde (58 MW de capacidad instalada), ubicada en la localidad del mismo nombre de la comuna de Valparaíso.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) aprobó la solicitud -presentada en abril por AES Andes- de exención del plazo para informar el retiro, desconexión y cese de operación de la Central Laguna Verde (58MW de capacidad) que la ley establece en 24 meses para las instalaciones de generación, y acogió la solicitud de retiro con fecha 31 de mayo de 2021.

«El retiro de la central constituye un nuevo paso por parte de la compañía en su proceso de acelerar la transición hacia las energías renovables, parte fundamental de su estrategia transformacional Greentegra, en ejecución desde mayo de 2018», indicó la generadora.

A través de Greentegra, AES Andes está aportando a la reactivación sustentable de los países en donde opera con inversiones cercanas a los U$ 3.000 millones en proyectos renovables que generarán más de 7.000 empleos directos con foco en la contratación de mujeres y de mano de obra local.

AES Andes está incorporando 2.260 MW de capacidad eólica, solar, hidroeléctrica y baterías a su portafolio en Chile y Colombia, entre 2019 y 2023, de los cuales 1.354 MW ya se encuentran en operación o construcción.

Propuesta: hormigón en base a residuos de termoeléctricas

Propuesta: hormigón en base a residuos de termoeléctricas

Durante la última temporada se ha venido avanzando en el compromiso del cierre de las termoeléctricas en 2024 como medida de mitigación ante el cambio climático: disminuir la emanación de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido de carbono.

Por otro lado, en 2018, el 9,3% de las emisiones de dióxido de carbono a nivel global se debieron a la producción de cemento (aproximadamente una tonelada de cemento produce 0,83 toneladas de CO2). Mientras que en Chile, en 2019 se consumieron más de seis millones de toneladas de cemento.

A raíz de esto, un grupo de académicos de la UC presentaron en 2017 una propuesta al Instituto Nacional de Normalización (INN), que fue parte sustancial de la nueva norma chilena NCh3520:2020, la que posibilita el uso de un residuo de las termoeléctricas como reemplazo de cemento, material con una enorme huella energética y de carbono.

Investigación

Mauricio López, académico del Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción, de la Escuela de Ingeniería, e investigador de CEDEUS, quien trabajó en la propuesta de la normativa, explica que la utilización de residuos como las cenizas volantes puede impactar en relación al cambio climático, ya que Chile ha habido una caída en nuestra biocapacidad así como también el aumento de consumo de recursos naturales y de impacto ambiental.

“Si bien existe un compromiso en Chile de cerrar las centrales termoeléctricas, tenemos un acumulado de cenizas volantes por décadas: por un megawatt tenemos 250 toneladas de cenizas volantes al año. Lo que es un impacto enorme, ya que solo en 2019 se produjo un millón de toneladas cenizas volantes de las centrales de carbón”, argumenta.

Las cenizas volantes son los residuos sólidos que se obtienen de los residuos que acompañan a los gases de combustión de los quemadores de centrales termoeléctricas alimentadas por carbones pulverizados.

La nueva norma chilena NCh3520:2020 presenta los requisitos que se deben cumplir para que las cenizas sean utilizadas en la fabricación de hormigón. Tal como explica el   Instituto Nacional de Normalización, a través de esta normativa se especifican los requisitos de las propiedades químicas y físicas, así como los procedimientos de control de calidad de las cenizas volantes para su uso como adición en la fabricación de hormigón conforme con la NCh170 (hormigón).

La inclusión de cenizas volantes genera mayor resistencia y menor permeabilidad en el hormigón. A través de su utilización, se ahorran desde 100 kilogramos de CO2 por m3 de hormigón. No solo vemos un ahorro económico, ya que su costo será más económico que el cemento que reemplaza por tratarse de un desecho de una industria, sino que también un ahorro ambiental”, agrega el investigador.

 

Energías renovables superan en capacidad instalada a las generadoras termoeléctricas

La capacidad instalada de las energías renovables (hidráulica, solar, eólica, biomasa  y geotermia) supera a la que tienen las centrales termoeléctricas (carbón, gas natural y diésel), llegando a 13.412 MW, en comparación a los 12.898 MW correspondientes a las segundas fuentes energéticas, según señala el boletín mensual de Generadoras de Chile sobre el mercado eléctrico local.

El documento gremial registra una participación de 49,1% en la generación de las centrales termoeléctricas, proveniente de un 18,7% del carbón; 18,5% de los derivados del petróleo, y 11,9% del gas natural, mientras que el 50,9% restante se compone de 13,6% de centrales solares; 13% de generadoras hidráulicas de pasada; 12,9% de hidroeléctrica de embalse; 9,6% de parques eólicos, y el restante es proveniente de biomasa.

Según los datos, a diciembre del año pasado, la potencia instalada de las centrales solares (3.575 MW) superó a la que tienen las centrales hidroeléctricas de pasada (3.419 MW), y a las de embalse (3.395 MW). De cerca viene aumentando la capacidad eólica, con 2.527 MW, a los que se suman otros 209 MW en etapa de pruebas y 1.966 MW en construcción.

Pruebas y construcción

La capacidad instalada que suman los proyectos de generación en etapa de pruebas, a fines de año, llegó a 799 MW, de los cuales 92 pertenecen a medios de generación de pequeña escala (PMG y PMGD). De este universo, 593 MW pertenecen a centrales de energías renovables y 206 MW son por centrales que usan derivados del petróleo (diésel).

Finalmente, los proyectos en construcción acumulan una inversión de US$12.585 MW, equivalente a 6.683 MW que se incorporarán al sistema eléctrico local desde este año a diciembre de 2023. Un 95% de estas iniciativas son energías renovables, las que son lideradas por centrales solares (49%); eólicas (29,4%) e hidráulicas (13,4%).

AES Gener adelanta el cierre de la operación de dos termoeléctricas en Ventanas

AES Gener adelanta el cierre de la operación de dos termoeléctricas en Ventanas

(El Mercurio) El plan de descarbonización de la matriz local toma cada vez mayor impulso con los cambios de estrategia que han anunciado las empresas de generación de energía, acortando cada vez más los plazos estipulados en el plan presentado en junio de 2019. Esto, en acuerdo con el Gobierno.

El sábado pasado, la firma AES Gener solicitó a la Comisión Nacional de Energía (CNE) el retiro y cese de operaciones de las centrales Ventanas I y II,, ubicadas en la Región de Valparaíso. Estas generadoras funcionan desde 1964 y 1997, respectivamente.

Según se desprende en la misiva enviada a la CNE, AES Gener solicita dar paso al Estado de Reserva Estratégico (ERE) de las unidades Ventanas 1 (114 MW) y Ventanas II (208 MW), en el marco del plan de descarbonización que lleva adelante la compañía, controlada por la norteamericana AES Corp, lo que se produciría a contar de hoy en una de sus unidades. En tanto, el mencionado Estado de Reserva -que corresponde a un mecanismo que confiere seguridad al sistema en caso de emergencia- hizo posible adelantar el cierre de las centrales.

De todos modos, en el documento se explica que el cese definitivo de operaciones y retiro de ambas unidades se concretaría el 29 de diciembre de 2025, incluyéndose en dicho plazo los 60 meses que permanecerán en Estado de Reserva Estratégico, en caso de que se necesitaran dichas centrales de vuelta al sistema eléctrico nacional.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]