Q
Autoridades impulsan reconversión laboral de ex trabajadores de Termoeléctrica Bocamina II

Autoridades impulsan reconversión laboral de ex trabajadores de Termoeléctrica Bocamina II

Las seremis de Energía del Biobío, Daniela Espinoza, y del Trabajo y Previsión Social, Sandra Quintana, junto al alcalde de Coronel, Boris Chamorro, y el asesor récnico de 4e Chile-GIZ, Cristian Fuentes, certificaron a 27 ex trabajadores de Bocamina II como conductores profesionales, con licencias A-3, para manejo de transporte público o de pasajeros y A-5, enfocado principalmente en camiones de carga o vehículos articulados.

A través de estos cursos de conducción profesional, financiados por la Agencia de Cooperación Alemana 4e Chile GIZ, se buscó la reconversión laboral, luego del cierre de las instalaciones en septiembre del año pasado.

Para Espinoza, esta certificación es un apoyo para que los trabajadores puedan optar a mejores fuentes laborales. “Como Ministerio de Energía acompañamos desde un inicio el proceso de cierre de la Central Termoeléctrica Bocamina II y asumimos junto al Ministerio del Trabajo, el desafío de hacernos cargo de las necesidades mediante distintas iniciativas público- privadas, entre ellas se encuentra la certificación para cursos A-3 y A-5. Licencias que les permitirán optar a mejores fuentes laborales”, dijo.

En esa línea, Quintana destacó la finalización de esta iniciativa: «Estamos culminando un trabajo que empezamos en 2022, a raíz de la inquietud que presentaron las empresas contratistas de Bocamina II. A partir de eso iniciamos un camino juntos en base a capacitaciones y diálogo entre la empresa contratista y el municipio, para así lograr esta certificación de competencias, que busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras de la comuna».

Trabajo colaborativo

Mediante un trabajo colaborativo, entre las empresas contratistas, Enel, los ministerios de Energía y Trabajo, se logró impulsar medias vinculadas a intermediación laboral, capacitaciones y apoyo a emprendimientos.

Para el alcalde de Coronel, Boris Chamorro, esta instancia representa una oportunidad relevante para lograr la reinserción laboral. “Quiero agradecer a la seremi Daniela Espinoza porque ha liderado un proceso que no fue fácil para nuestra ciudad, gracias a su gestión pudimos cerrar un proceso de capacitación y de formación, que nos permitirá potenciar la empleabilidad para estos ex trabajadores de Bocamina”, afirmó.

Finalmente, un ex trabajador de Bocamina II, Miguel Ángel Contreras, remarcó la relevancia de esta certificación. “Fue un gran paso, porque no contaba con los recursos para realizar el curso de forma particular. Se nos presentó esta instancia de capacitación gratuita y la aprovechamos”, cerró.

Incendio de gran magnitud afecta a central termoeléctrica de Colbún en Quillota

Incendio de gran magnitud afecta a central termoeléctrica de Colbún en Quillota

Un incendio afectó la tarde de este viernes a la central termoeléctrica Nehuenco de Colbún, en la comuna de Quillota, región de Valparaíso, causando una intensa nube de humo en el lugar. Según informó la empresa, el siniestro se extendió por 45 minutos tras lo cual logró ser controlado.

“Hoy, a las 16:30 horas aproximadamente, se declaró un incendio en la zona de filtros de la Unidad 1 del Complejo Nehuenco, el cual fue controlado alrededor de las 17:15 horas, gracias a la rápida acción de la brigada de emergencias del Complejo y a la posterior ayuda de personal de Bomberos de Quillota”, señaló la empresa a través de un comunicado.

Junto con precisar que las causas del siniestro se están investigando, la compañía detalló que “la Unidad 1 del Complejo Nehuenco se encuentra en periodo de mantenimiento mayor hasta fines de septiembre de este año, por lo que no se encontraba operando al momento del siniestro”.

Asimismo, se indicó que el incendio se acotó solo a la zona de filtros de la Unidad 1, “sin registrarse personas lesionadas ni que se vieran afectadas las otras unidades del Complejo”.

Durante el incidente, la empresa precisó que “la Unidad 2 se ha mantenido operando permanentemente, mientras que la Unidad 3 se encuentra plenamente disponible”.

El Complejo Nehuenco, ubicado en el sector de San Pedro, está compuesto por tres unidades de generación cuyo combustible principal es el gas natural y que, en conjunto, suman una capacidad instalada de 887 MW.

Chile Sustentable y avances en descarbonización: 8 termoeléctricas podrían operar hasta 2040

Chile Sustentable y avances en descarbonización: 8 termoeléctricas podrían operar hasta 2040

La ONG Chile Sustentable divulgó un informe que muestra que desde el inicio del proceso de descarbonización, hace cuatro años, en Chile se han cerrado ocho centrales a carbón. Tres corresponden a Enel (Tarapacá, en Iquique, y Bocamina 1 y 2, en Coronel), siendo esta la primera empresa que abandona el carbón en Chile. Además, se retiraron cuatro centrales de Engie (Tocopilla 12, 13, 14 y 15), en la ciudad de Tocopilla, y finalmente la central Ventanas 1, de AES Andes, situada en Puchuncaví.

El documento agrega que para el período 2024 y 2025, los generadores tienen el compromiso de cerrar las centrales Mejillones 1 y 2, de Engie, y Ventanas 2, de AES Andes, cuya promesa del cese de funcionamiento no se cumplió en 2022.

Asimismo, para 2025 tienen la obligación de reconvertir su operación a gas natural y biomasa las centrales Andina, Hornitos e Infraestructura Energética Mejillones, de Engie, en Mejillones.

De acuerdo con la ONG, seis centrales de AES Andes −Norgener 1 y 2 (Tocopilla); Angamos 1 y 2 (Mejillones), y Nueva Ventanas y Campiche (Puchuncaví)− están con comunicación a la Comisión de Mercado Financiero (CMF) y solicitud de retiro, presentadas ante la Comisión Nacional de Energía, pero aún sin respuesta por parte de la autoridad.

Finalmente, el cronograma de descarbonización da cuenta de la existencia de ocho carboneras sin compromiso ni fecha de cierre: las cinco centrales Guacolda, propiedad de Capital Advisors en Coronel; las centrales Cochrane 1 y 2, de AES Andes en la ciudad de Mejillones, y la central Santa María, de Colbún en Coronel, las que podrían operar hasta el año 2040.

En este contexto, según Chile Sustentable, sorprende que el grueso de las plantas no comprometidas con la descarbonización corresponde a Guacolda, cuyo presidente es Jorge Rodríguez Grossi, ex ministro de Energía, y a Colbún, donde Bernardo Larraín ocupa similar puesto.

AES Andes anuncia el retiro de su central termoeléctrica Norgener en Tocopilla

AES Andes anuncia el retiro de su central termoeléctrica Norgener en Tocopilla

En un nuevo avance de su estrategia transformacional Greentegra, el directorio de AES Andes aprobó el retiro anticipado de las dos unidades termoeléctricas que conforman la central Norgener, en Tocopilla, región de Antofagasta, las cuales suman un total de 276 MW.

Con este anuncio, la empresa ya ha comprometido la descarbonización de 1.693 MW de su portafolio al año 2025.

La comunicación enviada por la empresa a la Comisión Nacional de Energía (CNE) informa la desconexión de las unidades Norgener 1 y 2 –cada una de 138 MW–, las que cesarán su operación de generación en base a carbón a partir del 31 de diciembre de 2025. La compañía continuará evaluando opciones a futuro de reconversión de la central a tecnologías libres de emisiones, siguiendo los lineamientos de su estrategia.

El CEO de AES Andes, Javier Dib, indicó que “la decisión adoptada por el directorio de la compañía ratifica el compromiso de nuestra empresa con el plan de descarbonización que lleva adelante el país”. Asimismo, destacó “el esfuerzo de nuestros colaboradores y colaboradoras por hacer realidad el recambio de nuestra matriz energética, reflejado en su compromiso con la innovación y en la confianza depositada en la empresa, lo que se traduce en su integración al Programa de Reconversión Laboral que AES Andes lanzó en 2021”.

Por su parte, el ministro de Energía, Diego Pardow, afirmó que “este anuncio es una oportunidad para avanzar en el proceso de reconversión de estas centrales térmicas, que permita seguir incorporando energía renovable a nuestra matriz productiva, en línea con nuestros compromisos como país de alcanzar la carbono neutralidad al año 2050”.

El secretario de Estado agregó que “necesitamos avanzar hacia una economía más verde que permita mantener la vocación productiva de estas comunidades, generando más empleos de calidad de la mano del cuidado del medio ambiente”.

Reducción de emisiones

Una vez que las unidades de Norgener dejen de operar, se reducirán emisiones de CO2 en aproximadamente un millón de toneladas anuales, lo que equivale a la salida de más de 400 mil vehículos particulares de las calles de Chile.

AES Andes y sus filiales anunciaron planes para retirar el 82% de la capacidad a carbón de su portafolio existente antes de lanzar su estrategia Greentegra, en 2018. Esto, en línea con la intención de The AES Corporation, controladora de la empresa, de salir del carbón al año 2025.

Actualmente, la empresa continúa con el propósito de avanzar en su transformación a través del retiro de sus unidades a carbón y la construcción y desarrollo de nuevos proyectos renovables, incluyendo tecnologías de almacenamiento. Para ello, sigue trabajando junto a sus colaboradores, socios, clientes y las comunidades, a fin de progresar rápidamente en ese proceso, con una inversión superior a los 3 mil millones de dólares en sus nuevos proyectos de energías renovables.

SMA ordena medidas a termoeléctrica Guacolda por daños a especies marinas

SMA ordena medidas a termoeléctrica Guacolda por daños a especies marinas

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas urgentes y transitorias a Guacolda Energía, titular del complejo termoeléctrico ubicado a 8 km al suroeste de Huasco, en la región de Atacama, regulado por seis Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA).

Estas medidas buscan que se implemente a la brevedad un plan de contingencia para evitar la muerte de animales marinos por su ingreso a los sistemas de aducción de la planta desaladora de la empresa.

El 7 de abril, personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Atacama concurrió a las instalaciones del proyecto, verificando la muerte de 105 aves cormorán guanay –especie clasificada como “casi amenazada”–, cuyos cuerpos se encontraron en los pozos de aducción del proyecto.

Adicionalmente, se hallaron 15 ejemplares de la misma especie y un chungungo — clasificada como “en peligro”—, todos en la misma zona, los cuales evidenciaron un estado de desorientación, pero luego pudieron ser devueltos a su hábitat.

Después de un análisis de laboratorio del SAG, se descartó que las aves fallecidas tuvieran la patología influenza aviar, por lo que lo más plausible es que su muerte se debiera a succión de agua de mar que realiza la central termoeléctrica.

Tras la realización de distintos análisis y de la fiscalización en terreno de la Oficina Regional de la SMA al proyecto, se constató que en la evaluación ambiental de este no se proyectaron efectos en la avifauna.

Felipe Sánchez, jefe regional de la Superintendencia en Atacama, dijo que “efectos no previstos en la evaluación ambiental del proyecto dieron origen a una situación que amenaza con dañar de gravedad al medio ambiente, fundamentando la dictación de medidas que gestionen de manera preventiva el riesgo que existe con la operación de la termoeléctrica”.

Debido a lo anterior, la SMA solicitó a la empresa la adopción de las siguientes medidas:

1.Implementar un plan de contingencia para evitar la muerte de animales marinos por su ingreso a los sistemas de aducción. Este plan deberá considerar medidas físicas de rápida instalación y/u operacionales de sencilla ejecución, de forma que puedan hacerse cargo en el corto plazo de que no ocurran más incidentes como los que se registraron en el proyecto.

2.Presentar un proyecto de medidas de control definitivo a ser implementadas para evitar el ingreso de especies a los sistemas de aducción. Este deberá considerar medidas físicas y operacionales de índole más definitiva para que en el largo plazo no ocurran más incidentes como los que se registraron en el proyecto.

3.Realizar monitoreos de fauna comprometidos en la RCA 191/2010, detallando el catastro de especies censadas y su estado sanitario.

4.Requerimiento de información a la empresa, que deberá entregar los reportes de incidentes remitidos al SAG y los detalles completos de los hechos ocurridos en abril.

Por último, cabe precisar que toda acción implementada por la generadora en esta materia será tenida a la vista en un procedimiento sancionatorio, donde las medidas que se implementen pueden ser presentadas como un programa de cumplimiento. Eso podría significar el cierre anticipado de dicho procedimiento, evitando así el pago de una multa de hasta 10.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA) o la clausura del establecimiento.

Situación “extraordinaria” e “imprevista”

A través de una declaración pública, Guacolda Energía lamentó el incidente, «que involucró a aproximadamente una centena de cormoranes, situación extraordinaria, imprevista y que nunca había ocurrido en los más de 31 años en los que ha operado Guacolda en la zona”.

La empresa agregó que este hecho está siendo investigado por la autoridad fiscalizadora, “proceso en el que hemos entregado todos los antecedentes solicitados para que se aclare a la brevedad lo ocurrido”.

Adicionalmente, la generadora indicó que la mayor presencia de estas aves en la bahía de Guacolda se da en un contexto en el que la corriente El Niño ha generado una abundancia inusual de peces en el lugar, “así como también en medio de una emergencia zoosanitaria generada por la influenza aviar, que ha generado una mortandad de miles de aves en la zona norte del país”.

Tras conocerse este hecho, “Guacolda alertó inmediatamente al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), tal como se ha dispuesto en el marco de la crisis zoosanitaria por influenza aviar, organismo que informó a la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), que abrió un proceso investigación por este tema y solicitó, en ese contexto, que se implementaran medidas para evitar que se repitan eventos similares”, indicó la firma.