Eduardo Gorchs asumió en marzo como CEO de Siemens Chile, siendo la crisis sanitaria provocada por el coronavirus el primer desafío que aborda en su gestión, como un problema global que puede ser enfrentado por la digitalización, por lo que se requiere acelerar este proceso, señala a ELECTRICIDAD.

Gorchs tiene 18 años de trayectoria en Siemens, donde últimamente se ha dedicado al desarrollo del negocio de automatización industrial, sistemas de transporte e infraestructura, en Argentina, Alemania y Venezuela. Desde enero de 2016, lideró las divisiones Digital Factory & Process Industries para Siemens Chile.

El ejecutivo destaca que desde este año se dará vida a Siemens Energy, que en el mercado chileno se concentrará en el desarrollo de infraestructura inteligente, además de impulsar proyectos en el área del hidrógeno, a través de la electrólisis.

Crisis

¿Cuál es su análisis sobre la situación actual de la industria digital en Chile?

Hoy estamos en un momento que nos desafía como humanidad y que, sin duda, con el trabajo de todas y todos, podremos resolver de la mejor manera si hacemos uso de diversas tecnologías que hoy toman más relevancia que nunca. Es sorprendente ver cómo en este contexto más bien inesperado en sus dimensiones de impacto global, la digitalización se puso en el centro de nuestras vidas a nivel país. Específicamente en Chile una buena parte de la población se ha instalado en sus hogares para trabajar a distancia, a través del llamado teletrabajo, contribuyendo con la mitigación de la emergencia sanitaria global.

A nivel industrial se vislumbran grandes desafíos en cómo aceleramos la transformación digital, la que en este escenario ha permitido en las industrias más innovadoras mantener la continuidad operacional, con servicios y software que permiten control remoto de las instalaciones, pero que no es la realidad de todas. Aquí la industria 4.0 ha demostrado ser crítica principalmente para las empresas proveedoras de servicios básicos (medicamentos, insumos sanitarios, alimentación, agua, electricidad), y creo que eso debería ser considerado un tema estratégico a nivel de políticas de Estado.

El cierre de fronteras por la pandemia supone un mayor uso de digitalización de las tareas, del Estado, empresas y personas. ¿cómo ve el futuro de la digitalización?

Hoy más que nunca el desafío está en la digitalización, la cual lleva asociada necesariamente altos niveles de conectividad y manejo de dato. Chile ha declarado querer ser pionero en la región en la instalación del 5G, lo que permitiría mayor volumen de datos para intercambiar información. Esto va a significar que los elementos que incorporen IoT (internet de las cosas) van a tener niveles de comunicación en velocidad de transmisión y en volumen de transmisión muy altos, cinco veces mayor a lo actual. A esto se suman, por ejemplo, nuestras tecnologías, equipamientos con Inteligencia Artificial, que toman la información, la analizan, la interpretan y no sólo se la entregan al cliente, también aprenden y corrigen.

¿Cuál es el foco que busca darle a su gestión para el mercado chileno?

Esta crisis nos ha demostrado la necesidad de avanzar rápido en digitalización. La estrategia por implementar en Chile es la Visión 2020+ (“Más allá del 2020”), una mirada a las tecnologías como habilitadoras con el propósito de servir a la sociedad, creando valor sustentable para todos nuestros grupos de interés: clientes, colaboradores, sociedad civil, gobiernos, proveedores y otros. El foco será potenciar cada una de nuestras áreas: Smart Infrastructure; Digital Industries y Large Drive Applications, las cuales atienden mercados que están viviendo una radical transformación en términos de IoT y la transición a sistemas de energía descentralizados.

Por otro lado, Siemens a nivel mundial separó su negocio de generación de energía, creando una nueva empresa: Siemens Energy, la cual entrará en operación en abril de este año. En Chile esta empresa se dedicará a dicho mercado con una gran capacidad instalada y un equipo experimentado para desarrollar futuros proyectos en nuevas áreas como la de hidrógeno (electrólisis).

¿Cuáles son los desafíos que advierte para la industria chilena en digitalización?

El principal desafío es tomar la decisión de digitalizarse e invertir. El paradigma ya cambió, la digitalización es una realidad y ya está instalada en todos lados, en todas las industrias, por rapidez, por eficiencia y costos. En esta misma línea, un desafío relevante es la ciberseguridad, durante estos días y a propósito del coronavirus se reportaron campañas con malware en distintas partes del mundo. Nuestra compañía a nivel mundial firmó, hace más de un año, un acuerdo denominado Charter of Trust con otras compañías para coordinar sus acciones de manera específica frente al cibercrimen. Es importante tomar acuerdos a nivel local y una definición de un plan estratégico nacional para ciberseguridad, para estar preparados ante posibles escenarios en donde se explotan vulnerabilidades de infraestructuras críticas como el suministro energético, servicios de salud y sanidad, el transporte público u otras.