Arturo Molina, militante de la Democracia Cristiana (DC), es la nueva autoridad energética de la Macro Zona Norte. El seremi explica a Revista ELECTRICIDAD los desafíos pendientes en materia de costos y suministro para el norte de Chile.

¿Cuál es el sello que busca implementar en la Macro Zona Norte?

Con el ministro de Energía, Máximo Pacheco, establecimos que el sello a implementar en estas regiones es promover la seguridad, sustentabilidad, la eficiencia y el desarrollo de un mercado energético competitivo, como también la implementación de políticas y normas que ayuden al marco regulatorio.

¿Cuáles son las barreras que en la actualidad frenan el desarrollo energético?

El acceso a los terrenos, ya que en esta zona son de un valor monetario altísimo. Por lo mismo, ya hemos comenzado un trabajo fuerte de vinculación con Bienes Nacionales, con el fin de estudiar los casos y facilitar proyectos en las regiones del norte de Chile.

Respecto de las ERNC, ¿cuál es el plan de fomento que buscan establecer?

Diversificar la matriz energética significa trabajar fuertemente desde la seremía en fomentar las Energías Renovables No Convencionales y esto nos permitirá incentivar las energías verdes (…) esto nos va a permitir reducir precios y que el consumidor final sienta que efectivamente se ha mejorado su calidad de vida.

Y en este sentido, ¿cuáles son los proyectos a mediano plazo?

El ministro nos pidió trabajar bajo tres criterios u objetivos: seguridad energética, es decir, asegurarnos de que la energía llegará siempre al usuario final. Lo segundo es la continuidad en el servicio y por último fomentar la sustentabilidad con precios razonables y pensando en la eficiencia energética, la cual nos permitiría generar ahorros.

Respecto de los proyectos de generación eléctrica en el SING tenemos nueve proyectos (seis en Antofagasta) correspondientes a energía convencional que aportarán 3.388 MW con una inversión de US$4.898 millones. Acerca de las ERNC, se cuenta con 68 proyectos (44 en Antofagasta) con 6.703 MW con una inversión de US$21.706 millones.