El próximo año el Sistema Interconectado Central (SIC) será el objetivo principal en la estrategia de crecimiento de EnorChile, que priorizará la firma de contratos sobre la base de energía renovable, asegura a Revista ELECTRICIDAD el gerente general de la empresa, Rodrigo Sáez.  

¿Qué planes tiene EnorChile a futuro?

El plan es realizar las inversiones necesarias para extender a largo plazo los contratos que hoy día tenemos vigentes con nuestros clientes y para marcar el crecimiento al SIC, donde observamos las mayores oportunidades, porque es un mercado que vemos con poca oferta de energía.Esto sobre todo en un segmento específico de clientes libres, en que hay una gran cantidad de desarrollo de proyectos, por lo que vemos que podemos ser un buen interlocutor, comprando o asociándonos entre los proyectos.  

¿Esto supone un cambio a la estrategia que han realizado de comprar energía a terceros?

Se priorizará la firma de contratos con activos intrínsecos en el sentido de, si hay un contrato de 10 MW, que haya al menos 6 MW basados en alguna central de generación en la cual Enor- Chile sea propietaria en algún porcentaje. Esto se complementa con contratos a terceros y con el spot, pero la base debería ser principalmente la inversión en centrales de generación solar, eólica  y de biomasa.

¿Qué los motivó a centrarse en el SIC?

Si bien el foco original de Enor siempre fue el SING, y lo mantenemos, hoy día observamos las mayores potencialidades de crecimiento en el SIC. El SING está muy estable, con clientes muy cómodos en costo marginal y el funcionamiento del sistema, pero vemos clientes complicados que necesitan suministro eléctrico a precios competitivos en el SIC. Ahí se está haciendo el esfuerzo comercial y de localización de proyectos.

¿Cuáles son los objetivos de este plan?

Estimamos que deberíamos aumentar en tres a cuatro clientes en los próximos dos años, lo que equivale a un bloque total de 50 a 60 MW. Para nosotros la potencialidad siguen siendo los clientes libres, donde las licitaciones a distribuidoras todavía no tienen un correcto traspaso del riesgo -a nuestro entender- que no la hacen atractiva para nosotros, incluso con las modificaciones que se ven en la Agenda de Energía.

¿Cuáles son los puntos que –a su juicio- no se estarían considerando en los cambios a las licitaciones de suministro?

Sería el traspaso de los desacoples que podrían haber entre los puntos de inyecciones y los puntos de retiro. Si eso se modifica puede cambiar nuestra conclusión, pero al día de hoy no lo hace atractivo. R

Centro de operaciones

¿Cuál es la evaluación que hacen de su centro de control y despacho de energía?

Hoy tenemos operando más de 440 MW de potencia instalada, donde casi el 90% es renovable. Al día de hoy operamos la central eólica y la central solar más grande en Chile. La idea es superar esto y llegar a los 500 MW el próximo año. Además, nos ha dado una experiencia importante de qué está pasando en ambos sistemas interconectados respecto de la operación de parques de energía renovable y las diferencias de políticas de operación en cada uno de los subsistemas.

A partir de esta experiencia, ¿qué cambios se podrían hacer para enfrentar los problemas?

Lo primero que se puede decir es que claramente las restricciones de transmisión se están notando y se irán incrementando en la medida que se mantenga la capacidad de esas líneas de transmisión en las políticas operacionales. En el Norte Chico están entrando muchos MW en energía solar, bajo el formato que nuestros clientes tengan considerados. Pero, al estar metidos en la operación, nos damos cuenta de que el CDEC está cada día más nervioso, y las políticas de operación conservadoras que hasta el día de hoy tienen deberían ser revisadas.

Metro

¿Cuál es la evaluación que hacen del contrato de suministro con Metro considerando el evento ocurrido el 14 de noviembre?

Operacionalmente no hemos tenido ningún problema con ellos. Lamentamos los problemas que han tenido, que son operativos de ellos con los usuarios de Metro, pero es un contrato que funciona sin grandes problemas, que fue bien concebido y bien escrito por las partes.  

¿No cree que este problema dejó un daño de imagen en el servicio de inyección de energía que realizan?

Dependiendo de quién sea la persona que haya escuchado ese comentario, a nosotros nos importa la contraparte que puede ser nuestro cliente. Todo cliente libre tiene claro que no tiene mucho que ver quién es el suministrador de la energía, si uno tiene un corte de suministro, donde son las líneas de transmisión o un apagón local o general del sistema interconectado, por lo que no tienes responsabilidad como suministrador. Tu riesgo como suministrador es el riesgo-precio y no tiene nada que ver con un corte de energía. Eso lo sabe el cliente específico que a nosotros nos interesa.

 ¿Qué pasó después de este hecho?

Con Metro no tuvimos ningún problema y con todos nuestros clientes actuales tampoco. De hecho, nos sirvió de propaganda positiva, porque nos dimos a conocer en un mercado como el SIC, donde no somos tan conocidos, y nos ha llegado una gran cantidad de solicitudes de clientes libres, de poder cotizarles suministro.