En Chile ya se habla de la revolución tecnológica del hidrógeno (H2), ya que su utilización no genera CO2, puede almacenar y producir energía, además de obtener combustibles sintéticos. Durante 2017 el Programa de Energía de GIZ trabajó en distintas iniciativas para su promoción, detalla a este medio Rainer Schröer, director del Programa de Energía de GIZ.

¿Por qué GIZ impulsa el hidrógeno en Chile?
El hidrógeno a partir de energías renovables puede ser incluido en la matriz energética, puesto que su producción y almacenamiento son comercialmente factibles, permitiendo su aplicación en distintos sectores económicos, como transporte, redes de gas y aplicaciones industriales. Países como Japón, Alemania y Estados Unidos, lo están utilizando específicamente para transporte y almacenamiento energético.

¿Cómo se puede incorporar el H2 en la matriz aprovechando las ventajas locales?
En Chile el potencial de generación renovable se estima en 1.865.000 MW y el costo de las ERNC ha disminuido, sobre todo el de la energía solar, tal como vimos en la última licitación en la que el precio llegó a US$21,5 por MWh, lo que permite la producción de hidrógeno “verde” a bajo costo.

¿Cuáles fueron las líneas de trabajo abordadas durante 2017 en cuanto a su promoción?
Durante este año organizamos la conferencia internacional “Hidrógeno con Energías Renovables”, que reunió a expertos internacionales para discutir nuevas perspectivas en la producción de hidrógeno con ERNC, para el desarrollo de aplicaciones en el campo de la minería y almacenamiento energético. Luego organizamos la primera mesa de hidrógeno, para generar un diálogo entre empresas mineras, desarrolladores, generadoras y organismos de gobierno, sobre sistemas innovadores para provisión, distribución y uso del hidrógeno en la minería u otros sectores. Hoy estamos trabajando junto a Corfo y el Programa Solar en el apoyo de proyectos, además publicaremos un libro sobre el estado actual del hidrógeno y sus potenciales aplicaciones para Chile.

[Programa de GIZ Chile contempla 25 proyectos de generación distribuida por un total de 80 MW]