La Región de Atacama está revelando algunos signos de reactivación en cuanto a proyectos mineros, esto tras la presentación de ciertos avances en importantes iniciativas, entre ellas el proyecto Santo Domingo, Cerro Negro Norte, Rajo Inca, Candelaria 2030 y Caserones. Las buenas expectativas en torno a esas inversiones están dadas, entre otros motivos, por el positivo escenario que se está gestando en torno al suministro de energía eléctrica.

Uno de los proyectos eléctricos que está bien encaminado y que promete ser un pilar energético para la minería de Atacama es la central termoeléctrica Punta Alcalde, de Endesa Chile, la que tras un periodo de complejidad hoy goza de buenas perspectivas.

Así al menos se desprende de las palabras del gerente de Planificación Energética de Endesa Chile, Sebastián Fernández, en el marco del III Simposio de Minería Atacamamin 2014, organizado por el Grupo Editorial Editec y Corproa, que se llevó a cabo en Copiapó.

“Punta Alcalde resulta prácticamente indispensable para la viabilidad de proyectos mineros”, señala el alto ejecutivo, revelando que la central carbonera de 740 MW y 4.760 GWh anuales representará el 7% de la energía total de Copiapó.

Fernández asegura que Punta Alcalde tiene hoy niveles de aprobación mucho mayores que otros proyectos térmicos. De hecho, la central termoeléctrica cuenta con los permisos ambientales para iniciar su construcción, proceso que se encuentra a la espera de la resolución del Consejo de Ministros en cuanto a la línea de transmisión que esta central requiere para conectarse al sistema.

Se trata de una iniciativa que reduce el riesgo de abastecimiento en la zona, hará bajar a su vez los costos marginales y permitirá una mayor participación en subastas de suministro eléctrico.

En cuanto a los desafíos en torno a Punta Alcalde, el alto ejecutivo de Endesa Chile manifiesta que la planta, más que un desafío tecnológico, es uno en torno al “nuevo modelo que tenemos para construir la planta, en forma más armónica con los vecinos. Y es que si no somos capaces de crear este ambiente, este proyecto será un fracaso y probablemente no vea la luz”, concluye Fernández.