Confiado en la capacidad de adaptación que tienen los agentes del mercado eléctrico local frente a las últimas modificaciones en la regulación del sector se muestra el presidente del Panel de Expertos, Guillermo Pérez del Río, quien asumió el cargo de esta institución durante el año pasado.

La autoridad es ingeniero civil electricista de la Universidad de Chile, con estudios en evaluación de proyectos en la Pontificia Universidad Católica de Chile, desempeñándose en la ex Chilectra en diversos cargos y en la ex Enersis como gerente de Regulación. También ha sido consultor independiente en temas regulatorios.

En entrevista con ELECTRICIDAD, el presidente del Panel aborda el trabajo que han realizado en 2019, junto a los demás integrantes, además de evaluar el impacto en el quehacer institucional que han tenido los últimos cambios regulatorios en el sector eléctrico, particularmente en materia de transmisión y los cambios a la Ley de Servicios de Gas.

Además destaca la capacidad de adaptación tecnológica que realiza la industria energética para hacer frente a las nuevas exigencias ambientales y sociales, lo cual ha significado que el Panel de Expertos también vaya actualizando los análisis sobre la evolución que tiene el mercado en estos aspectos.

Evaluación

¿Cuáles fueron los principales resultados en la labor del Panel de Expertos en 2019 en la recepción de discrepancias y emisión de dictámenes?

Durante 2019 el Panel recibió 20 discrepancias, en las que se discutieron un total de 104 materias relacionadas con generación, transmisión y distribución eléctrica. Entre ellas 4 discrepancias sobre la distribución de gas natural. Quince de estas discrepancias fueron dictaminadas dentro del mismo año. También se emitieron cinco dictámenes de presentaciones recibidas a fines de 2018, las que consideraban 29 materias que requirieron un pronunciamiento por parte del Panel.

¿Qué clase de discrepancias están imperando actualmente entre empresas del sector con organismos públicos o entre privados?

Durante 2019 la mayoría de las presentaciones recibidas por el Panel se relacionaban con discrepancias entre empresas coordinadas y el Coordinador Eléctrico Nacional y entre empresas y la Comisión Nacional de Energía (CNE). Estas últimas derivadas de procesos regulatorios. También se suscitaron algunas discrepancias entre privados o con la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC). Entre las materias más recurrentes, están las relacionadas con los planes de expansión anual de la transmisión, reliquidaciones de balances de energía, régimen de acceso abierto y fijación del Valor Nuevo de Reemplazo (VNR).

¿Cuál es la evaluación del trabajo que realiza el Panel en cuanto al sector de servicios de gas?

Las modificaciones a la Ley de Servicios de Gas, de febrero de 2017, han constituido un desafío relevante en nuestra labor, ya que le otorgaron competencia al Panel, como un órgano técnico e independiente, para resolver discrepancias entre las empresas de gas y la CNE, en materias tales como la tasa de costo de capital, el chequeo de rentabilidad anual y la valorización de instalaciones.

En el mismo año de publicación, de las modificaciones a esta ley, llegaron diez discrepancias relacionadas con el gas, en temas asociados a la tasa de costo de capital, el VNR, y las bases para la fijación de tarifas. En total, en ese año se resolvieron 55 materias en el marco de la nueva Ley de Servicios de Gas.

Entre 2018 y 2019, en tanto, se han recibido seis discrepancias que abarcan un total de 38 materias. Así, desde que la ley entró en vigencia, se ha requerido el pronunciamiento del Panel respecto de 93 materias relacionadas con el gas. Las cifras dan cuenta de que el Panel ha tenido una activa participación en temas relevantes para la industria en cuanto a la aplicación del marco regulatorio vigente, por lo que nuestra evaluación es positiva.

 

Adaptaciones

¿De qué forma los cambios en la industria, con el ingreso de más actores, con distintas tecnologías, han generado un nuevo escenario para las relaciones al interior de la industria eléctrica?

El cambio tecnológico de los últimos años, en la industria eléctrica, ha sido muy significativo, no solo por la penetración de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y la evolución de los mercados, sino también por los adelantos en otras dimensiones, como la generación distribuida y el almacenamiento de energía, por mencionar un par de ejemplos. Estos cambios, como los anteriormente mencionados, traen aparejado el ingreso de nuevos actores. Ello es, por sí mismo, muy positivo ya que hace a este mercado más profundo y competitivo.

Lo señalado involucra desafíos permanentes de adaptación de la regulación. En este contexto, el Panel debe hacer un esfuerzo continuo de actualización y análisis de los cambios sectoriales, tanto a nivel de la organización de la industria como en el ámbito de las normas aplicables. Desde el punto de vista de la actividad del Panel, la mayor cantidad de actores y los cambios normativos se han traducido en un aumento de discrepancias.

¿Cuáles son las perspectivas para la industria eléctrica en el corto y mediano plazo, desde el punto de vista regulatorio?

El sector eléctrico ha mostrado un enorme dinamismo y capacidad de adaptación a los cambios tecnológicos y nuevos estándares medioambientales y sociales. En este contexto, es esperable que desde un punto de vista regulatorio se sigan observando perfeccionamientos y modificaciones normativas por parte de la autoridad, de modo de enfrentar adecuadamente los nuevos desafíos.

La experiencia de los agentes del sector permite tener confianza en que en el futuro cercano el mercado se adaptará a los cambios que se requieran, entregando un servicio oportuno y de calidad a la comunidad.

¿Cuáles son los principales desafíos institucionales que tiene actualmente el Panel de Expertos?

En general, el Panel de Expertos está en constante actividad, no solo resolviendo las discrepancias que recibe, sino también analizando en detalle los cambios legales y reglamentarios aplicables al sector. En los últimos años han existido múltiples modificaciones de esta naturaleza, donde cada una de ellas representa un desafío de actualización y estudio.

Tanto el aumento de actores habilitados para recurrir al Panel, como el aumento de sus competencias (ley de gas y nueva ley de distribución, por ejemplo), suponen una mayor actividad en el futuro cercano para el Panel, incrementando el número de discrepancias a resolver, por lo que hay que estar preparados para enfrentarlas de manera oportuna y adecuada.

Un ejemplo de lo anterior es la reciente modificación legal, relacionada con el proceso de fijación de tarifas en el segmento de la distribución, que incluye la participación del Panel en caso de que se produzcan discrepancias.