Patricio Segura, presidente de la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén.

¿Es necesario el proyecto río Cuervo para el desarrollo del país?

La mayor presión por energía en el SIC proviene precisamente de los proyectos mineros futuros. Río Cuervo significa reproducir un tipo de desarrollo eléctrico que es más de lo mismo, por lo cual definitivamente no es necesario para un desarrollo real del país y los chilenos, es decir, uno sustentable que debiera ir de la mano de tecnologías que apunten a la sustentabilidad, y la desconcentración de la generación y la redistribución de la riqueza de la energía.

¿Qué impactos medioambientales podría generar un proyecto hidroeléctrico de este tamaño?

Río Cuervo consistiría en hacer desaparecer los lagos Yulton y Meullín. El Yulton es un lago de 70 km² de aguas claras, probablemente el más grande que queda en Chile sin salmónidos introducidos.

Ese es uno de los lugares que menor intervención humana tiene, lo cual se perdería completamente con este proyecto. Además generaría impactos en el fiordo Aysén, permitiendo por algunos periodos (al cambiar la temperatura del agua) el ingreso de la marea roja hacia Puerto Aysén; y por último, un embalse de 13.000 hectáreas con millones de toneladas de agua podría generar inducción sísmica, haciendo más riesgosa aún una zona con alta prevalencia a los terremotos y erupciones volcánicas, porque se instalaría el embalse y los muros sobre la falla activa Liquiñe-Ofqui.

¿Es posible reemplazar el proyecto Río Cuervo por un mayor desarrollo de iniciativas de ERNC?

Si se piensa en una matriz inteligente y distribuida la generación por todo el país, tendríamos miles de pequeños generadores (techos solares, mini-hidros, granjas eólicas) aportando al sistema. Pero para ello es necesario cambiar el modelo eléctrico que propende a la concentración del mercado y avanzar en sistemas como el net metering.

¿A qué se debe el rechazo que el proyecto ha generado?

Porque la gente entiende que las grandes represas son sinónimas de un modelo no solo eléctrico sino económico del pasado, que no apunta al bien común. Concentran la riqueza de la generación de la energía, los impactos ambientales y sociales, en un lugar ecosistémico de excepción como la Patagonia. Más aún, para enriquecer aún más las mineras privadas que se están llevando nuestros minerales, contaminando y secando nuestro territorio, perjudicando a nuestras comunidades.
Alejandro Bórquez, gerente de Relaciones Comunitarias de Energía Austral.

¿Es necesario el proyecto río Cuervo para el desarrollo del país? 

Para atender a una demanda creciente de consumo eléctrico estimada entre 6%-7% anual de aquí al 2020, es necesario poner énfasis en el desarrollo de recursos que son propios del país, por ejemplo los hídricos, que son abundantes y renovables, y las ERNC. En este contexto, el proyecto Cuervo tiene un rol importante que jugar, dado su potencial de aportar un bloque interesante de energía limpia y confiable a través del uso sostenible de recursos renovables presentes en Chile.

¿Qué impactos medioambientales podría generar un proyecto hidroeléctrico de este tamaño?

En el caso del proyecto Cuervo, la principal afectación será la intervención de cerca de 6.500 hectáreas de terreno. Nuestro compromiso de compensación es implementar un programa de reforestación con especies nativas en la Región de Aysén, con foco en la investigación y el monitoreo de largo plazo y la posibilidad de recuperar terrenos que están en peligro de erosión.

Asimismo contemplamos medidas tendientes a promover el turismo en la zona, actividad económica que es parte de la estrategia de desarrollo regional de Aysén y que tiene aún mucho espacio para su desarrollo. Nuestro plan incluye la creación de un área silvestre protegida privada en el entorno del lago Yulton, con una superficie de 6.645 hectáreas y objetivos de conservación y preservación de ecosistemas y espacios dedicados al turismo de naturaleza.

Por otro lado una de las principales consideraciones ambientales en el diseño de la Central Cuervo es la regulación restringida del futuro embalse, que busca mantener el patrón de oscilaciones naturales del nivel del reservorio.

¿Es posible reemplazar el proyecto Cuervo por un mayor desarrollo de iniciativas de ERNC?

Las centrales hidroeléctricas son un medio eficiente y económico para entregar el respaldo que las energías no convencionales, como la solar o la eólica, necesitan.

¿A qué se debe el rechazo que el proyecto ha generado?

Nosotros creemos que es posible llevar adelante nuestras iniciativas de manera sostenible y en armonía con la vocación y las aspiraciones de Aysén; por eso mantenemos lazos permanentes con la comunidad local desde hace más de cinco años, con el fin de entender sus inquietudes y expectativas e incorporarlas desde las etapas tempranas de desarrollo de los proyectos.