Gabriel Melguizo, gerente general de ISA Interchile, sostiene a ELECTRICIDAD la importancia de que el Estado acompañe al inversor durante el proceso de construcción de estas obras. Además, señala el interés que tienen en participar en las licitaciones que se realizan para futuros proyectos.

En pocos más de tres meses de estadía en Chile, el barrio Lastarria de Santiago se ha convertido en uno de los lugares favoritos de Gabriel Melguizo, gerente general de ISA Interchile: “Con mi esposa disfrutamos mucho la ciudad y las librerías de Lastarria me las disfruto mucho, al igual que los parques, donde salgo a trotar”.

Es así como el ejecutivo también se prepara para la carrera de consolidar a esta empresa como un actor relevante en el segmento de la transmisión nacional, por lo que señala a ELECTRICIDAD los planes que tienen para seguir participando en proyectos de este tipo, además de compartir las lecciones que han sacado con la experiencia que tuvieron en la construcción de la línea Cardones-Polpaico, que con sus 753 kilómetros de extensión, une a la Región de Atacama con la Región Metropolitana.

Evaluación

¿Cuáles son los resultados operacionales que tiene hasta ahora la línea Cardones-Polpaico?

El funcionamiento de la línea ha sido por sobre lo esperado, dado que ha estado funcionando a plena capacidad. Al cierre de agosto, la línea había alcanzado transferencias máximas por sobre los 1500 MVA, llegando en ciertos días a su máxima capacidad nominal de 1700 MVA.

¿Cuántos proyectos de generación están conectados actualmente a la línea y en cuánto estiman su crecimiento en este sentido?

Estamos operando a plena capacidad, por lo mismo es urgente avanzar con los planes de expansión del sistema de transmisión, así como con la línea HVDC que permitirá habilitar un sistema de transmisión en corriente continua, clave para el desarrollo energético del país. Como Interchile queremos participar activamente de todos estos proyectos tecnológicamente desafiantes, ya que somos la empresa que cuenta con mayor experiencia en América Latina respecto de estos proyectos y buscamos aportar con este conocimiento en el próximo salto energético de Chile.

¿Qué es lo que les ha llamado la atención en el comportamiento técnico del proyecto?

La línea se ha comportado según lo previsto, sin sobresaltos, lo cual es relevante considerando que a pocos meses de entrar en operaciones llegó a su máxima capacidad de transferencia, hito que esperábamos ocurriese en el mediano plazo.

Experiencia

¿Cuáles son las principales experiencias que rescatan en materia de tramitaciones para poder realizar futuros proyectos de transmisión de gran envergadura como este?

La construcción de este proyecto ha sido un desafío para toda la institucionalidad vigente en materia ambiental, social y regulatoria y que trae grandes aprendizajes para todo el sector, incluyendo el Estado. Chile es un país serio y con reglas claras para hacer negocios, sin embargo, es fundamental que el Estado, mandante de los proyectos licitados, acompañe al inversor durante el proceso de construcción para garantizar las condiciones mínimas que deben existir para cumplir con los plazos establecidos en los decretos de adjudicación y evitar situaciones como las que afrontamos durante la construcción de Cardones-Polpaico.

Es de suma importancia que, por ejemplo, las distintas instituciones reguladoras y sectoriales tengan un nivel de coordinación efectivo y así evitar trabas burocráticas que se traducen en demoras en la entrega de permisos. Adicionalmente se ha podido ver que existe un abuso en la judicialización de ciertos aspectos, como los prediales, en que los particulares afectados por los trazados ejercen acciones que a veces paralizan las construcciones, con el solo propósito de aumentar el valor de indemnización fijado por las comisones tasadoras y otras con el objetivo de oponerse a la ejecución de la línea de alta tensión. Tenemos mucha confianza en los resultados de los Estudios de Franja y evaluación ambiental estratégica que se introdujeron a la Ley General de Servicios Eléctricos y esperamos que evite conflictos como los que vivimos.

El reciente estudio sobre trámites en proyectos de inversión que presentó la Comisión Nacional de Productividad da cuenta de las mejoras necesarias en diversos aspectos de gestión y tramitación de permisos sectoriales, que de implementarse mejorarían de manera importante tanto los plazos de ejecución de los proyectos como también la certeza jurídica para el inversionista.

¿Interchile participará en las licitaciones del Coordinador Eléctrico para la expansión de la transmisión?

El interés de la compañía es seguir profundizando sus operaciones en Chile a través de la participación en nuevas licitaciones para fortalecer la expansión del Sistema de Transmisión Nacional. A la vez, estamos evaluando permanentemente la entrada a nuevos negocios y queremos aportar con nuestra experiencia en interconexión regional, que sin duda es uno de los desafíos que tiene Chile hacia el futuro, tal como lo ha planteado el Ministro de Energía.

También nuestra visión de Sostenibilidad es central en nuestra estrategia de negocio y por ende el buen relacionamiento con las comunidades y aportar de manera importante al desarrollo local en los territorios y áreas de influencia de nuestras operaciones será un elemento distintivo de nuestro accionar. Una muestra concreta en este sentido son los esfuerzos que estamos realizando para impulsar en Chile nuestro primer proyecto de Conexión Jaguar, que es nuestra iniciativa bandera de Sostenibilidad para apoyar a las comunidades que desarrollan medidas de reforestación para acceder al mercado de bonos de carbono certificados con los más altos estándares internacionales a través de nuestro socio estratégico South Pole y acompañarlos en la protección de los ecosistemas que acoge a grandes felinos, a través del apoyo técnico de la Ong Panthera. Este es nuestro aporte concreto al cambio climático.

¿Cómo ven la discusión para perfeccionar la Ley de Transmisión y acelerar algunos procesos para el desarrollo de proyectos en este segmento?

Chile cuenta con un enorme potencial de energía renovable que recién estamos aprovechando para el beneficio de todos. Proyectos de generación eólica, fotovoltaica, mareomotriz o geotérmica, son cada vez más frecuentes y esto implica necesariamente la expansión del sistema de transmisión eléctrico, al no existir en el mundo otra forma de transmitir la energía desde la fuente hasta los centros de consumo. Cada proyecto de transmisión tiene cierta capacidad máxima y se van licitando en función de las necesidades y proyección de crecimiento y demanda del país. Por ello es importante que se releve la importancia de la transmisión como eje del desarrollo energético y de la diversificación de la matriz. Sirve de poco este tremendo potencial de ERNC si no se cuenta con carreteras eléctricas que lleven la energía a los centros de consumo.

En ese sentido, el principal desafío es alcanzar la convivencia armoniosa de los proyectos de generación y transmisión de energía con las comunidades y el medioambiente, de modo de que ambas esferas conversen desde el inicio para llegar a acuerdos y compromisos, y tener una presencia activa del Estado a través de sus instituciones para la resolución eficiente y oportuna de conflictos, respetando la normativa vigente y los derechos de las partes.