x

Mecanismo de estabilización de precios: una nueva discusión

El sector energético ha demostrado en los últimos años capacidad de diálogo para enfrentar los problemas que atraviesa, por medio de mesas de trabajo público-privada, por lo que la idea planteada desde el ámbito de la consultoría, para discutir sobre un nuevo mecanismo, abre una puerta a fin de tener un espacio de acuerdos.

El futuro de los recursos del fondo del mecanismo de estabilización de precios de la energía es uno de los temas que preocupa a los actores del sector eléctrico, en el actual contexto de la pandemia del Covid-19: se trata de un tema delicado para la industria como lo es el valor de las cuentas de la luz, preocupación que se inició a fines del año pasado a causa del llamado estallido social de octubre.

Y es que, de acuerdo con las proyecciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE), durante el presente año se espera que se utilicen del orden de US$1.035 millones del fondo, es decir, un 77% de los US$1.350 millones destinados a postergar el cobro del alza de costos de los contratos de suministro por efecto del tipo de cambio.

Son varios los especialistas y consultores que se han referido a este tema. Entre ellos, Systep Ingeniería señaló la necesidad de que las autoridades diseñen un nuevo mecanismo adecuado, cuando se acaben los recursos del fondo para evitar efectos adversos como eventuales aumentos de tarifas, además de mantener sin inconvenientes a la cadena de pagos de la industria, la vida financiera de las empresas del sector y a la capacidad de pago de los clientes.

El sector energético ha demostrado en los últimos años de diálogo para enfrentar los problemas que atraviesa, por medio de mesas de trabajo público-privada, por lo que la idea planteada desde el ámbito de la consultoría, para discutir sobre un nuevo mecanismo, abre una puerta a fin de tener un espacio de acuerdos que permita enfrentar el futuro de las tarifas, específicamente en el actual contexto, en que se requiere fortalecer las confianzas entre los mismos actores del mercado y sus clientes.

La experiencia en la industria muestra resultados positivos ante este tipo de situaciones que se producen sobre la marcha, como está sucediendo con la integración masiva de energías renovables y la pertinencia de encontrar una estrategia de flexibilidad para evitar aspectos negativos en este proceso dentro de la operación del sistema eléctrico. Lo mismo sucede con algunos efectos de la actual Ley de Transmisión, para lo cual se estudian perfeccionamientos a la normativa con el propósito de dar respuesta a problemas puntuales.

Es así como es necesario que la autoridad, los especialistas y las empresas del sector eléctrico logren acordar un nuevo espacio de discusión y así tratar el futuro del fondo de estabilización de precios, para evitar impactos perjudiciales para toda la industria y el conjunto de la sociedad.