Revista Electricidad Nº242

mayo de 2020

Chile y su potencial con el hidrógeno

El hidrógeno verde plantea más de una oportunidad para el sector energético chileno, pues se estima que tiene un potencial de exportación de US$8.000 millones a 2030, con un costo de producción que podría alcanzar US$1 por kilo en el mismo año.

Compartir
hidrógeno

Una de las principales discusiones que se han que se han planteado en el sector energético a nivel mundial es el rol que cumplirán las energías renovables en la recuperación económica en el escenario post Covid-19, donde actores de la industria, como la Agencia Internacional de Energía (AIE), han destacado las oportunidades que se abren para incorporar nuevas tecnologías. Entre estas, se señala, está el hidrógeno.

La AIE prevé un aumento en el almacenamiento de energía a través de baterías, tanto en generación distribuida como en vehículos eléctricos, la cual llegaría a 1.500 GWh a 2030. A su vez, la capacidad instalada de electrolizadores para la producción de hidrógeno verde a partir de energías renovables, como la solar, pasaría de 170 MW en 2019 a 730 MW en 2021.

Es así como el potencial del hidrógeno se está tomando la discusión en el sector energético nacional durante los últimos meses de pandemia y confinamiento, mediante webinars que han dado a conocer la ruta del Ministerio de Energía para avanzar en una agenda regulatoria que busca potenciar el desarrollo de este elemento, aprovechando la mayor disponibilidad de energía solar instalada en el país (la cual supera los 3.000 MW en plantas de generación eléctrica), además de varios proyectos de menor escala destinados a procesos industriales y/o mineros.

El hidrógeno verde es, de este modo, uno de los vectores que prometen acelerar la transición energética hacia fuentes más limpias, lo que plantea más de una oportunidad para el sector energético chileno: se estima que tiene un potencial de exportación de US$8.000 millones a 2030, con un costo de producción que podría alcanzar US$1 por kilo en el mismo año.

Estos datos han sido dados a conocer por la iniciativa Misión Cavendish a través de un ciclo de charlas (donde participa ELECTRICIDAD como Media Partner). Allí, las autoridades han señalado que la Estrategia Nacional del Hidrógeno contempla un proceso de participación, con talleres técnicos y consulta pública, para que los actores interesados puedan consensuar un documento que sea la guía para el desarrollo de una industria en torno al hidrógeno verde.

Los sectores con el mayor potencial de aplicación de este recurso serían el transporte urbano y de carga, el almacenamiento de energía y la producción industrial de amoniaco y metanol. Es de esperar que la estrategia público-privada esté lista durante este año, para que los actores nacionales cuenten con un marco regulatorio que les permita impulsar proyectos de este tipo.