Covid-19: Un factor acelerador de la transformación digital

La actual contingencia nos reafirma la decisión de impulsar soluciones digitales y abre una gran oportunidad para desarrollar nuevas capacidades que esperamos queden instaladas de manera permanente

Como actores del sector energía, una industria estratégica y cada día más competitiva, en Transelec hemos instalado la innovación y la transformación digital como motores imprescindibles para la creación de nuevo valor. Una hoja de ruta que se vio acelerada a raíz de la crisis sanitaria por el Covid-19.

Por ejemplo, tras establecer el teletrabajo para gran parte de nuestros colaboradores desde mediados de marzo, hemos notado un aumento en 20 veces respecto de meses anteriores en el uso de plataformas digitales, principalmente las colaborativas. Este inesperado escenario nos encontró en plena ejecución de una intensa estrategia de transformación digital que pone a los datos en el centro de nuestras decisiones, y cuyo objetivo principal es una gestión cada vez más inteligente de la red de transmisión.

La sensorización, analítica avanzada y el desarrollo de modelos predictivos, son algunas de las palancas digitales que estamos explorando activamente desde hace algunos meses. Hemos avanzado en digitalizar completamente la gestión de trabajos en terreno – como inspecciones – a través de formularios electrónicos, en desarrollar planes de intervención utilizando modelos matemáticos, y en algoritmos que nos permitan optimizar la programación y la ejecución de tareas.

La contingencia también nos llevó a acelerar el uso de tecnologías como la realidad aumentada que adquirimos justo antes de la pandemia y se tornó particularmente importante dada la restricción de viajes y actividades presenciales. Esta iniciativa se piloteó el año pasado y hoy, en su primera fase de implementación, ya cuenta con doce smartglasses distribuidos en terreno para apoyar faenas en las cuatro macrozonas donde operamos.

Esta tecnología permite que actividades de soporte técnico, de entrenamiento en campo y muchas otras de operación y mantenimiento estén a un clic de distancia entre colaboradores y expertos. Es más, la propia capacitación y configuración del sistema fue hecha de manera remota con participación de todas las zonas, dado el impedimento de reunirse.

Sin duda, la contingencia del Covid-19 nos encuentra preparados, principalmente en lo que respecta al apoyo a actividades de campo y en el trabajo colaborativo. Pero también nos reafirma la decisión de impulsar soluciones digitales y abre una gran oportunidad para desarrollar nuevas capacidades que esperamos queden instaladas de manera permanente en Transelec y su cultura, al servicio de la excelencia operacional y la calidad del suministro.