Q

Colbún ingresa a evaluación ambiental el proyecto Central de Bombeo Paposo

Jun 3, 2024

Con una potencia estimada de hasta 800 MW, se trata de un proyecto de almacenamiento de energía renovable con base en un circuito cerrado de recirculación de agua desalinizada.

Colbún ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEIA) el proyecto de almacenamiento de energía Central de Bombeo Paposo, la primera iniciativa de generación eléctrica en Chile y Latinoamérica basado en un circuito cerrado de recirculación de agua desalinizada, que le permitirá a casi medio millón de hogares acceder a energía limpia y sustentable, principalmente en el horario de mayor demanda.

La compañía está a la espera de conocer la admisibilidad de la autoridad, en un plazo máximo de cinco días hábiles, en el cual se verifica que el Estudio de Impacto Ambiental cumple con todas las exigencias regulatorias que permiten el inicio de su tramitación.

Con una inversión proyectada cercana a los USD$1.400 millones, su principal objetivo es contribuir a la transición energética a través de un sistema de almacenamiento y generación de energía renovable sin emisiones, de manera complementaria a las fuentes solar y eólica, favoreciendo a la descarbonización de la matriz energética en las noches y madrugadas, justo en el horario de mayor demanda y cuando no hay generación solar. La nueva central tendrá una potencia estimada de hasta 800 MW y permitirá generar 1.800 GWh aproximados al año, lo que contribuirá a reducir 435.600 mil toneladas de CO2 al año, cifra equivalente a plantar 4.148.571 árboles o sacar de circulación 116.160 vehículos en un año.

“Este es un proyecto relevante no solo para Colbún, sino para la transición energética del país, porque representa una solución innovadora y pionera de almacenamiento, lo cual es clave para seguir aumentando la penetración de fuentes variables de energía, como la solar y eólica.

No existe ningún proyecto como éste en Latinoamérica que sea tan sustentable y eficiente, usando pocos metros cúbicos de agua desalada, permitiendo almacenar la energía y ocuparla cuando más se necesita”, destacó José Ignacio Escobar, CEO de Colbún.

Mitigar vertimiento

El ejecutivo agregó que este proyecto permitirá mitigar el vertimiento de energía renovable, la cual hoy se pierde porque se produce en momentos en que no puede ser consumida ni transportada por los sistemas de transmisión que se congestionan en algunos momentos del día.

En términos simples, las instalaciones comprenden dos embalses o reservorios: uno superior, que se ubicará a 1.500 metros sobre el nivel del mar, emplazado sobre el farellón costero aprovechando la morfología natural del terreno; y un reservorio inferior al pie del farellón el cual incluye una casa de máquinas, donde se alojarán las turbinas de generación. Durante la tarde, la noche y la madrugada, el agua descenderá desde el reservorio superior al inferior, generando energía que se inyectará al sistema; durante el día el proyecto tomará energía del sistema para subir el agua desde el reservorio inferior al superior.

Las centrales de bombeo o pump storage son una tecnología probada a nivel internacional desde hace más de 50 años, representando actualmente más del 94% de la capacidad de almacenamiento de energía sustentable en el mundo, según la International Hydropower Association.

El proyecto Central de Bombeo Paposo cuenta con una planta desaladora con capacidad máxima de producción de 90 litros por segundo durante la construcción (para el llenado del embalse), y luego 30 litros por segundo durante la operación para compensar las pérdidas de agua por evaporación y consumos internos. Además, considera un edificio de captación o sentina, instalaciones para la operación de la central, oficinas administrativas y un Centro del Visitante, todo emplazado en una superficie de 216 hectáreas de obras permanentes, 74 hectáreas aproximadamente de obras temporales, una línea de transmisión de 71 km y una línea de alimentación en 23 KV de casi 4 km que se utilizará para la construcción y luego como alimentación de los servicios auxiliares.

Se proyecta que el inicio de la construcción sea para mediados del 2026 y su puesto en servicio para segundo semestre del año 2029.

Relacionamiento temprano

La presentación del EIA fue precedida por un proceso de relacionamiento temprano con las comunidades de Paposo y Taltal que comenzó en julio de 2022, siendo este un insumo relevante en el Estudio de Impacto Ambiental. Como resultado de la Participación Ciudadana Anticipada (PACA 1), se incorporaron planteamientos de la comunidad que modificaron el proyecto original, minimizando sus impactos ambientales.

Este proyecto no solo impulsará la generación de energía renovable en Chile, sino que también buscará ser una buena noticia para el desarrollo económico y social de la zona donde se emplaza. Así, fruto del diálogo que se tuvo en la etapa de relacionamiento temprano con la comunidad, se identificaron medidas para apoyar una mejor calidad de vida a nivel local. Entre estas destacan la construcción de un sistema de impulsión de agua proveniente de la planta desalinizadora del proyecto que provea de agua, en caso de emergencia o corte de suministro, al Servicio Sanitario Rural de Paposo (SSR, ex APR); un programa de vinculación laboral que, en alianza con el Municipio, la OMIL y otras instituciones, permita contratar mano de obra local. Apoyo a la contratación de proveedores locales para que emprendedores de la comuna puedan vincularse comercialmente en la cadena de valor del proyecto; monitoreos ambientales participativos; un programa de apoyo al desarrollo de pescadores artesanales y recolectores, y apoyo a iniciativas comunitarias que promuevan la salud y educación local.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad