Q

(Chile) Prevén que hogares sufrirán alzas en cuentas de luz en próximos tres años

Mar 14, 2006

* Al aumento de 5% previsto para este año se sumarán otros más cuantiosos en los ejercicios 2007 y 2008. Clave será el agua disponible en los embalses.

Aunque en enero las cuentas de la luz cayeron 5,3% por efecto del dólar y el retroceso del petróleo diésel, en lo que resta del año los hogares chilenos tendrán que soportar sucesivos incrementos en el cobro de la boleta mensual por ese servicio.

Esta situación se verá reflejada en las fijaciones de los precios de nudo -valor al que las generadoras venden la energía a las distribuidoras- que se realizan en abril y octubre. Ese cálculo tarifario representa más del 50% del valor de la cuenta de electricidad.

«Los precios que deberán pagar los hogares subirán paulatinamente», advierte María Isabel González, ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Entre los factores que determinarán las tarifas residenciales se encuentran los mayores costos asociados a las materias primas que se usan para producir la electricidad. Hasta hace un par de años, el gas natural argentino, que es más barato, tenía una incidencia mayor en las tarifas. Como ese insumo está restringido, hoy cobran mayor relevancia combustibles alternativos como el diésel y el carbón. Además, la CNE debe incorporar al cálculo tarifario los mayores costos previstos en el futuro, los cuales están asociados al gas natural licuado (GNL). Ese insumo reemplazará parte del gas argentino a contar del 2009.

Pero el elemento más importante que empujará el alza del costo de la electricidad que pagarán las personas este año serán los contratos de los clientes libres -empresas industriales y mineras que consumen grandes cantidades-, los cuales son negociados directamente con las generadoras. Los cambios realizados a la ley eléctrica en los últimos años determinaron que el valor que paga un cliente residencial no puede tener una gran diferencia de los contratos establecidos por los clientes libres. Como estos en el último año han venido subiendo, es factible que el precio regulado también suba en el país.

«Durante varios semestres, ese será el factor clave para fijar los precios de los clientes regulados en Chile, porque los costos de operación seguirán altos», dice Francisco Aguirre, socio de Electroconsultores.

El efecto más inmediato se verificará a contar del 1 de mayo, cuando entre en vigencia el nuevo precio de nudo. Según los analistas, éste se incrementará entre 3,5% y 8%.

Con ese pronóstico, se completarán dos años de continuas subidas de precio. «Desde abril de 2004 los precios de nudo han crecido más del 30%, lo que se ha traducido en un incremento de entre 15% y 20% en la cuenta de los clientes finales residenciales», precisa Ramón Galaz, de la consultora Valgesta. Según el analista, en la próxima fijación el precio de nudo se verá influenciado por una leve alza -de entre 3% y 3,5%- de los contratos de los clientes libres, «que son los que marcan la tendencia a largo plazo en el mercado», explica.

El especialista prevé que el precio de nudo subirá en 3,5%. No obstante, agrega, la baja del dólar ayudará a moderar el alza. A su vez, añade, los precios del petróleo y del carbón están en niveles similares a los de octubre pasado. Esa combinación permite al analista pronosticar un aumento de la cuenta para los clientes residenciales del Sistema Interconectado Central (SIC) -entre Taltal y Chiloé- de 1,75% en abril.

Sin embargo, Francisco Aguirre prevé un alza mayor. «El nudo subirá entre 5% y 8%, por lo tanto, el aumento para los clientes finales fluctuará entre 3% y 5%».

Más alzas en 2007 y 2008

Los analistas piensan que el alza continuará con mayor fuerza en 2007 y 2008. Una de las claves de la evolución de los precios estará en lo que suceda con el agua disponible en los embalses de las centrales hidroeléctricas. Debido a las abundantes lluvias del invierno pasado, los embalses están en un nivel muy superior al que tenían en 2005. Ese escenario dará un respiro en 2006.

«Hay mucha energía en reserva, lo que permite tener un año hidrológico bueno», dice Galaz. Pero ese recurso debiera consumirse principalmente este año y, si se confirman los pronósticos de la llegada del fenómeno de «La Niña», se producirá una fuerte merma en las reservas de agua hacia 2007 y 2008. Por eso, la fijación de octubre marcará una variación estacional importante.

«Como las proyecciones de abastecimiento energético son desfavorables para 2007 y 2008, si este año no es abundante en lluvias en la fijación de octubre debiera producirse un alza mayor a la de abril, de entre 5% y 6% del precio de nudo y de 3% a 4% adicional para los hogares», dice Galaz.
Fuente: La Tercera.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad