Q

(Bolivia) El proceso nacionalización de gas en Bolivia durará hasta junio

Feb 1, 2006

La nacionalización del gas en Bolivia permitirá al Estado ejercer el control sobre las reservas, regular la producción, el comercio y los precios, y firmar nuevos contratos con las petroleras hasta junio próximo, según fuentes oficiales. Así lo señaló hoy el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Jorge Alvarado, al confirmar que […]

La nacionalización del gas en Bolivia permitirá al Estado ejercer el control sobre las reservas, regular la producción, el comercio y los precios, y firmar nuevos contratos con las petroleras hasta junio próximo, según fuentes oficiales.

Así lo señaló hoy el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Jorge Alvarado, al confirmar que esta compañía dirigirá ese proceso gradual.

“YPFB va a constituirse en la empresa que va a lograr esa nacionalización que están pidiendo todos bolivianos. Esta es una definición política establecida por el gobierno del presidente, Evo Morales”, dijo Alvarado.

Remarcó que Bolivia “tendrá la propiedad de los hidrocarburos, el dominio y el control a nivel nacional” y las nuevas reglas de juego serán fijadas por las autoridades al margen de la influencia de las empresas petroleras.

La fórmula de los nuevos contratos que serán firmados por el Estado con las multinacionales aún está siendo analizada por el Gobierno que, según Alvarado, tiene de plazo hasta junio próximo para tomar esas definiciones.

El ex presidente Eduardo Rodríguez fijó ese término en noviembre pasado, al no lograr un acuerdo con las empresas extranjeras para el cambio de sus contratos del antiguo al nuevo régimen legal vigente desde mayo del año pasado.

Entonces, ocho compañías, entre ellas la hispano-argentina Repsol YPF, la francesa TotalFinaElf y la británica British Gas, aceptaron ese nuevo plazo para negociar con el Estado, antes de plantear sus reclamaciones sobre la ley ante los tribunales de arbitraje internacional.

El proceso de nacionalización, según Alvarado, comenzará con la recuperación inmediata por parte del Estado de medio centenar de gasolineras cuyas concesiones están a punto de finalizar y, hasta mediados de año, de la distribución mayorista de los combustibles en el país.

Además se aplicará un plan de conexiones domiciliarias de gas con una ayuda de US0 millones ofrecidos por Holanda y otros US0 millones de ayuda China.

La estatal petrolera además ha iniciado consultas jurídicas para lograr que las dos Administradoras de Fondos de Pensiones que operan en el país transfieran a YPFB US75 millones que administran a nombre del Estado.

La gestión de los fondos de pensiones de los ciudadanos bolivianos está en manos de las compañías Futuro de Bolivia, del grupo suizo Zúrich Financial Service, y Previsión, del español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria.

Esta definición, que está contenida en la Ley de Hidrocarburos promulgada en mayo del 2005, pretende que la estatal petrolera sea fortalecida con ese capital para encarar proyectos en exploración, explotación y comercialización de gas y petróleo.

El directorio de YPFB se reunirá el próximo viernes para analizar los actuales precios del hidrocarburo que pagan Argentina y Brasil y definir posturas sobre las futuras negociaciones con esos países, los únicos clientes de Bolivia, anunció Alvarado.
Fuente: Terra Actualidad, España/EFE.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbete al Newsletter Revista Electricidad