En el marco del proceso de descarbonización de la matriz energética del país y en línea con su estrategia transformacional Greentegra, el directorio de AES Andes aprobó solicitar el retiro anticipado y definitivo de las dos unidades de la central Norgener, ubicada en Tocopilla.

La compañía pidió a la Comisión Nacional de Energía (CNE) la exención del plazo de 24 meses para informar el retiro, desconexión y cese de operación de Norgener (276 MW), con el fin de adelantar la fecha a partir del 31 de marzo de 2024.

En ese sentido, la generadora está evaluando opciones de reconversión de la central, siendo una de ellas la posible participación en la licitación de Servicios Complementarios para Control de Tensión que lleva a cabo el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN).

Cabe hacer presente que, en mayo pasado, AES Andes comunicó a la Comisión Nacional de Energía la desconexión de las dos unidades de Norgener a partir del 31 de diciembre de 2025. Ahora, con su salida adelantada en casi dos años desde su solicitud inicial, la compañía habrá retirado del sistema para el primer trimestre de 2024 598 MW de su operación a carbón. Asimismo, puso a disposición del sistema al año 2025 1.095 MW adicionales.

Al respecto, el CEO de AES Andes, Javier Dib, expresó que «la decisión adoptada por el directorio de la compañía se fundamenta en el compromiso de retiro de sus unidades a carbón, una vez que ellas no sean necesarias para la seguridad del Sistema Eléctrico Nacional y en la necesidad de enfocar sus recursos en los activos que serán fundamentales para la transición energética. Continuamos avanzando en nuestra estrategia, con el desarrollo y construcción de nuestros proyectos renovables y sistemas de almacenamiento que nos permitirán acelerar el futuro de la energía”.

Finalmente, el ejecutivo valoró “el aporte de estos activos al crecimiento y desarrollo del país y principalmente el compromiso y el trabajo diario de nuestros colaboradores durante todos estos años”.