El ingreso de mujeres al sector energético ha sido un trabajo desde el sector privado y público que ha tomado enorme importancia en el último tiempo. Una de las acciones en esa línea ha sido el reciente lanzamiento del estudio que hizo Deloitte en conjunto con WEC Chile, con apoyo del Ministerio de Energía, donde buscó identificar la situación actual de las mujeres en la industria de la energía.

Esta investigación, compuesta en primer lugar por la encuesta que contestaron más de 1.100 mujeres y en segundo por varios grupos focales, buscó entender e identificar las percepciones de las mujeres en una industria que suele asociarse -al igual que otras- a una con características más masculinizadas. Si bien existen, al igual que en otros entornos, aspectos sobre los cuales trabajar para mejorar, la percepción general de las participantes de la industria es positiva.

Al respecto, la socia de Human Capital y una de las líderes del estudio, Rocío Crespillo, comentó que “existe una amplia motivación de parte de las mujeres del sector para ingresar en esta industria por las oportunidades de desarrollo que existen en la misma, con un 69% señalando que ésta fue una de las razones de su ingreso. A esto se suma que, una vez dentro de la industria, un 57% indica que lo más gratificante de trabajar en el sector energético son las oportunidades de crecimiento tanto personal como profesional”.

Asimismo, la encuesta arroja que las mujeres percibirían una gestión de talento favorable. «58% afirma que se siente respaldada para perseguir metas y objetivos personales en sus carreras; al mismo tiempo que 53% declara que su jefatura directa se asegura de dar oportunidades favorables para el desarrollo profesional con capacitaciones y cursos de perfeccionamiento en la organización”, agregó Crespillo.

Para la directora ejecutiva de WEC Chile, Trinidad Castro, uno de los principales desafíos al contar con este informe radica en la descentralización: «Tuvimos un 30% de respuestas en regiones. Esto revela una concentración de los talentos del rubro de la energía en la Región Metropolitana, es decir el 70% de las respuestas. Por ello, debemos trabajar por la descentralización de los roles y tareas«.

Enfatizó que «otro hallazgo importante tiene que ver con que hay cientos de mujeres con talento disponibles para ofrecer sus virtudes y sus cualidades al sistema energético, que tanto necesitamos para encontrar nuevas miradas y así más soluciones. Básicamente, corroboramos todo lo aprendido los últimos 5 años con el programa Women in Energy ahora ratificado con datos cuantitativos y cualitativos con este informe”.