Más aporte del Estado al eventual subsidio de tarifas eléctricas que se está proponiendo, plantearon los integrantes de la Comisión de Minería y Energía del Senado. Esto, luego de conocer el informe elaborado por la mesa técnica convocada para trabajar las indicaciones al proyecto que posiciona a la transmisión eléctrica como un sector habilitante para lograr la carbono neutralidad.

En la sesión se hicieron presentes el ministro de Energía y Hacienda, Diego Pardow y Mario Marcel, respectivamente, quienes se centraron en explicar desde el punto de vista operativo y financiero, cómo operaría un subsidio que permita atenuar los efectos del alza de las cuentas de la luz que viene el próximo año.

Las autoridades plantearon un subsidio temporal de financiamiento para los años 2024, 2025 y 2026 similar al que existe para el agua potable. Los recursos se destinarían al 40% de la población más vulnerable que consuman como máximo 130 kWh al mes.

El financiamiento se basaría en la recaudación proveniente del Cargo por Servicio Público y el Fondo de Estabilización de Tarifas, lo que permite beneficiar a un universo de 850.000 familias en 2024, aproximadamente. El citado cargo representaría US$100.000 millones –a cuenta de los grandes consumidores, principalmente- mientras que el fondo estatal, aportaría US$20.000 millones permitiendo un fondo total de US$120.000 millones.

Reacciones a la propuesta

Las reacciones vinieron desde distintos sectores. El senador Rafael Prohens (RN) afirmó en que “todo indica que la luz será cada vez más cara y el consumidor final es el único que paga. No hay que olvidar la deuda que se tiene a las generadoras y las cooperativas que es cuantiosa, tras el congelamiento de las tarifas. Lo que queremos es transparentar las tarifas”.

Por su parte, Juan Luis Castro (PS) se mostró preocupado por la situación de las pymes, dado que deberán aportar al subsidio que beneficiará a las familias vulnerables. “Creo que hay que revisar bien este aporte. También hay que analizar la sobretasa que se propone considerando que hablamos de un mundo de contratos regulados”, expresó.

En lo tributario, Luz Ebensperger (UDI) consultó por este nuevo impuesto. “Entiendo que este tipo de recaudación va a rentas generales, entonces ¿cómo se puede decir que este impuesto verde irá a ampliar este subsidio que tendrá un financiamiento compartido por el mundo público y privado?”, mencionó.

En tanto, Jaime Quintana (PPD) solicitó mayor información socioeconómica sobre la población que sería beneficiada por el subsidio explicando que “los 130 kWh al mes de consumo puede ser fácil de alcanzar por una familia vulnerable que vive hacinada”. A ese requerimiento, se sumó la senadora Ebensperger.