Mainstream Renewable Power anunció el término del procedimiento de reorganización judicial respecto de las empresas Cóndor Energía SpA y Huemul Energía SpA, que forman parte de la plataforma eólica y solar Andes Renovables de 1,4 GW, de propiedad de la compañía en Chile, mediante un acuerdo alcanzado con los prestamistas senior y mezzanine. Lo acordado también resuelve cualquier litigio pendiente relacionado con la reestructuración.

La empresa inició un procedimiento de reorganización judicial en julio de 2023, para reestructurar los activos y la estructura de capital, renegociar las deudas financieras y permitir una inyección de capital nuevo en las empresas de energía.

La aplicación del plan de reorganización estabilizará y proporcionará una base financiera sólida a las carteras eólica y solar de Cóndor (591 MW) y Huemul (630 MW). El acuerdo alcanzado para la deuda senior incluye un periodo de aplazamiento del pago de interés hasta el tercer trimestre de 2026 y una postergación del pago de capital hasta 2027, para Cóndor, y 2029 para Huemul, además de otras concesiones.

En ese sentido, la compañía se comprometió a inyectar US$145 millones en ambas empresas a través de un instrumento de deuda –Payment in Kind (PIK)– con vencimiento a 2035, de rango inferior a la deuda de financiamiento con los prestamistas senior, pero preferente a la deuda mezzanine. Asimismo, como parte del acuerdo, Mainstream Renewable Power dispondrá de aproximadamente US$150 millones procedentes de la rescisión del swap de intereses para prepago de deuda y proporcionar liquidez a Cóndor y Huemul.

La deuda mezzanine existente relacionada con el portafolio Copihue (148 MW) se mantendrá con los términos también renegociados para aplicar intereses PIK y vencerá en 2035. Como parte de las negociaciones, los fondos gestionados por filiales de Ares Management, los prestamistas mezzanine, tendrán una participación minoritaria en la plataforma Andes Renovables, mientras que Mainstream conservará la propiedad mayoritaria.

Al respecto, la CEO de Mainstream, Mary Quaney, expresó que «estamos muy satisfechos de haber concluido con éxito este proceso de reestructuración y quiero agradecer sinceramente a los prestamistas senior y mezzanine su compromiso y apoyo durante este desafiante proceso (…). Esperamos seguir trabajando con el gobierno y la industria en Chile para enfrentar las distorsiones del mercado y garantizar condiciones equitativas para la generación de electricidad en el futuro».

La inyección de nuevo capital en las firmas Cóndor y Huemul se facilitará a través de una nueva línea de garantía de hasta US$220 millones, sujeta a determinadas condiciones, entregada por el Banco noruego DNB. La línea de crédito está respaldada por el apoyo financiero de los accionistas de Mainstream Renewable Power y servirá para diversos fines, incluido el cumplimiento de las obligaciones de la compañía relacionadas con su reestructuración en Chile.