En conversación con DBOX radio, el gerente ejecutivo de la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP), Cristián Sepúlveda, analizó el panorama actual en Chile de esta tecnología energética, explicando en qué consiste, qué avances ha tenido y cuáles son las condiciones que permitiría a esta industria proyectarse en el país.

Actualmente el proyecto Cerro Dominador es el único de la tecnología CSP existente en Chile y en Latinoamérica. El ejecutivo explicó que esta planta está instalada en la región de Antofagasta, en la comuna de María Elena, y que es operada por Grupo Cerro. «Es la segunda construcción más alta del país, después del Costanera Center, y fue todo un desafío su construcción, porque no es lo mismo construir en Santiago, que en pleno desierto de Atacama. Sus bases están preparadas para resistir un terremoto de escala 9,5. Esa es la envergadura de la tecnología y el diseño de un proyecto CSP en Chile”, sostuvo el ejecutivo.

Agregó que “la energía generada a partir de una torre CSP no solo es para consumo inmediato, a diferencia de otras energías renovables variables, es posible almacenarla y despacharla al sistema eléctrico, en el momento que sea requerido. Las CSP es una energía que funciona 24/7”.

También, Sepúlveda puntualizó las ventajas comparativas de la CSP. «Además de inyectar energía y almacenar la producida durante el día, para utilizarla en el bloque nocturno, la industria es un enorme aporte a la reactivación económica en especial de las comunidades cercanas. En el peak de construcción de una planta, se contratan hasta un máximo de tres mil 500 personas y para su operación se necesitan al menos 100, por lo que es un tremendo impacto para las comunidades aledañas a nuestros proyectos», expresó.

«Como si eso fuera poco, estamos en constante desarrollo, para hacer más eficiente nuestra industria, Tal y como señala el último informe de Irena (Agencia Internacional de Energías Renovables), que demuestran que desde el 2010 al 2022 la tecnología ha bajado sus costos en casi 58%», agregó.

Finalmente, el gerente ejecutivo de la ACSP se refirió a por qué denomina a las CSP como un «gigante que aún no se pone de pie», asegurando que “estamos como el matador Salas, con una pierna flectada y la otra en el suelo, porque hemos dado grandes pasos, en términos de legislación, de promocionar nuestra industria, sin embargo, nos falta mejorar las oportunidades». Añadió que «por eso pedimos no nos dejen en la banca, ni tampoco nos inviten a jugar en el minuto 88 cuando vamos perdiendo 4 a 1, invítenos a ser parte del Sistema desde el minuto cero, para tener la oportunidad de ganar”.