En su apuesta por la búsqueda de soluciones innovadoras y basadas en nuevas tecnologías, Transelec cuenta con un Centro de Monitoreo de Activos que tiene cuatro sistemas que proporcionan información clave sobre la salud y el estado de la infraestructura eléctrica. Con los datos recabados se pueden realizar predicciones para un mantenimiento eficaz y anticipado que asegure el suministro continuo, ininterrumpido, seguro y confiable de energía eléctrica para empresas y personas.

Uno de estos sistemas es el control satelital de la vegetación, en donde un software -desarrollado al interior de la compañía- procesa información satelital de la NASA para realizar un análisis geoespacial de la vegetación presente en las franjas de servidumbre y cercanías a las líneas de transmisión de la empresa, lo que permite tener un mejor control de las condiciones del entorno y priorizar sectores para el corte y poda, especialmente frente a los riesgos de los meses de mayor temperatura.

“Actualmente estamos monitoreando 25 líneas con este sistema, con especial foco en 18 líneas ubicadas de las zonas centro y sur del país, donde por condiciones geográficas existe mayor presencia de vegetación”, sostuvo el vicepresidente de Operaciones de Transelec, Jorge Vargas.

Otra de las iniciativas que está incorporada en el Centro de Monitoreo de Activos, es la aplicación de inteligencia artificial en la identificación de anormalidades en líneas de transmisión. Estas son identificadas utilizando drones con cámaras de alta resolución y un software que procesa las imágenes aplicando un análisis predictivo. Jorge Vargas explicó que «solo en el primer semestre de 2023, se previnieron seis fallas críticas de corte conductor, debido a la detección temprana a través de la utilización de drones».

Prevención ante incendios

Además de las soluciones tecnológicas, Transelec realiza inspecciones visuales periódicas en terreno en las franjas de seguridad de las líneas eléctricas, junto con la ejecución de podas, talas y eliminación de acopio de material combustible, con brigadas integradas tanto por personal propio como con contratistas.

También se llevan a cabo reuniones constantes de coordinación con autoridades como la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) o con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en el marco del protocolo ante eventuales incendios que se produzcan en las cercanías de las líneas o de subestaciones eléctricas. Adicionalmente, ofrece capacitación técnica a Bomberos, Carabineros y brigadistas de Conaf y empresas forestales para prevenir riesgos eléctricos en el combate de incendios en las inmediaciones o bajo las líneas de alta tensión.

Junto con ello se impulsan campañas de prevención a la comunidad para evitar conductas riesgosas como la quema de basura o el encendido de fogatas, el acopio de desechos y el corte de árboles durante la temporada de verano.

Todas estas iniciativas han permitido reducir considerablemente la cantidad de fallas derivadas de incendios que afectan al servicio eléctrico desde 2017, pasando de 47 a solo tres en lo que va de 2023.