En un importante paso hacia la promoción de la movilidad sostenible, la descarbonización del transporte en Chile y el avance de la Estrategia Nacional de Electromovilidad, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, el Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE) inauguraron en Rancagua el programa “+Carga Rápida”, con la realización de la primera carga por el ministro Juan Carlos Muñoz; y el subsecretario de Energía, Luis Felipe Ramos.

“+Carga Rápida” busca acelerar el despliegue de la infraestructura de carga rápida de acceso público en todo el país y permitirá que todas las regiones cuenten con al menos un cargador rápido, aportando a lograr los compromisos de carbono-neutralidad de 2050.

La iniciativa conjunta entre el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, el Ministerio de Energía, desarrollada por la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE), ha sido posible gracias a la cooperación alemana para el desarrollo, implementada por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, por encargo del Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima (BMWK) con fondos procedentes de la Iniciativa Internacional del Clima (IKI) y el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF).

Al respecto, el ministro Muñoz afirmó que «la electromovilidad es una realidad que estamos haciendo avanzar más allá del Gran Santiago. Como MTT estamos impulsando procesos y políticas para emparejar la cancha e incentivar el uso de energías limpias que permiten mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas. Aquí, estamos frente a un avance muy concreto. Que las regiones puedan contar con cargadores rápidos de acceso público nos permite encaminarnos a tener un sistema confiable para quienes están dando el paso hacia los vehículos eléctricos».

Mediante “+Carga Rápida” se están instalando 16 cargadores rápidos en doce regiones de Chile, desde Arica hasta Punta Arenas, sumando un total de 32 puntos de carga rápida de acceso público, con capacidades que oscilan entre 60 y 120 kW. Esto significa que, a lo largo del país, todas las regiones contarán con al menos un cargador rápido, destacando su presencia desde Arica, incluyendo el primer cargador rápido en la Isla de Chiloé y el cargador rápido más austral del mundo en Punta Arenas.

Empresas colaboradoras

La iniciativa “+Carga Rápida” ha permitido acelerar el despliegue de inversiones en infraestructura de carga rápida.  A través de un proceso de cofinanciamiento y mediante un Concurso Público, se acordó la instalación y operación de los puntos de carga en colaboración con los operadores de carga con Enex y Copec, quienes entregarán 20 y doce puntos de carga, respectivamente.

Los puntos de carga rápida implementados permitirán a los conductores cargar por completo un vehículo eléctrico en un tiempo que varía entre 10 y 40 minutos.

El gerente general de Enex, Nicolás Correa sostuvo que “iniciativas como esta, que buscan acercar la electromovilidad a todas las regiones del país, van en línea con nuestro compromiso de descentralizar su acceso para lograr una cobertura que alcance a todo Chile. Esperamos que se sigan generando estas instancias de colaboración público-privada que traigan beneficios para los usuarios y potencien el crecimiento de la electromovilidad en el país”.

En tanto, el gerente comercial de Copec Voltex, Francis David, señaló que «esta alianza público-privada nos permite avanzar en ese compromiso, fortalecer la red de carga rápida, democratizar y masificar la electromovilidad, siendo pioneros en llegar a zonas alejadas de nuestro territorio, como Chiloé, Coyhaique y Punta Arenas».

La red nacional comenzará a entrar en funcionamiento de forma escalada en las distintas ciudades y espera contar con todos los puntos operativos durante los primeros meses del 2024.