Con una asistencia total de 1.500 personas y 150 reuniones de negocios, finalizó la quinta versión del Green Hydrogen Summit Chile LAC 2023, organizada por la agencia de cooperación alemana GIZ, el Ministerio de Energía y el Comité de Hidrógeno Verde de Corfo, en el marco del Proyecto Team Europe para el Desarrollo del Hidrógeno Renovable, co-financiado por el Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania (BMWK) y la Unión Europea, el Programa International Hydrogen Ramp-up (H2Uppp) y el Fondo Bilateral para el Desarrollo en Transición Chile-UE, iniciativa en conjunto de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Unión Europea.

El propósito del evento fue generar acuerdos de colaboración y la creación de alianzas estratégicas entre empresas, gobiernos y organizaciones a través de diversas sesiones de matchmaking, las cuales les han permitido generar alianzas, compartir experiencias y descubrir nuevas oportunidades asociadas a la industria del hidrógeno verde y su cadena de valor.

Al respecto, el ministro de Energía, Diego Pardow, sostuvo que “la realización de este tipo de eventos da cuenta de la relevancia que le hemos dado en Chile al desarrollo de la nueva industria del hidrógeno verde. Entendemos que esta debe ser una política de Estado, por lo que continuamos con la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde realizada en el gobierno anterior y hoy estamos impulsando el Plan de Acción de Hidrógeno Verde 2023-2030. Estas acciones, desarrolladas por gobiernos de distintos colores políticos, dan cuenta que en materia energética tenemos un compromiso institucional con la implementación de políticas de Estado consensuadas y de largo plazo”.

En tanto, el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, subrayó que «para aprovechar las oportunidades que emergen desde esta increíble fuente como lo es el hidrógeno verde se deben contemplar dos líneas de acción. La primera es explorar el uso del hidrógeno verde en los sistemas de transportes; y la segunda, es la preparación de nuestros sistemas logísticos para que este combustible sustentable pueda estar disponible para consumo interno y exportación”.

Por su parte, el jefe de Delegación Adjunto de la Unión Europea en Chile, Quentin Weiler, manifestó que “el trabajo conjunto que estamos impulsando entre la Unión Europea y Chile para el desarrollo de las energías renovables refleja la ambición climática común y una visión similar de los cambios urgentes que son necesarios de aquí al futuro para promover una transición verde que sea justa e inclusiva. El desarrollo de esta industria es clave por su potencial para impulsar el cambio hacia una economía y sociedad climáticamente neutral, que permita poner fin a la era del carbón”.

Asimismo, la embajadora de la República Federal de Alemania, Irmgard Maria Fellner, enfatizó que “Chile es un socio importante y fiable para Alemania en la implementación de la transición energética, uno de los desafíos más importantes de nuestra generación para tener aún una posibilidad de contener el cambio climático; tenemos que lograrlo por el bien de las próximas generaciones. El uso de hidrógeno verde es un aspecto crucial para alcanzar la neutralidad climática que nuestros dos países se han fijado como objetivo en el futuro cercano”.

Finalmente, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente, sostuvo que “es gratificante ver la oportunidad que este espacio genera para encontrar oportunidades de conocimiento. confianza y también de desarrollo de negocios vinculados a este importante sector que tiene potencial de generar beneficio económico, social y ambiental para Chile. Sacar adelante la industria de hidrógeno verde es un desafío de todos los chilenos y chilenas y es un tema de Estado, porque además de los beneficios económicos, sociales y de sustentabilidad, al final el centro de todo esto son los ciudadanos y ciudadanas, porque nos permite avanzar en la descarbonización de nuestro país”.