Según el último informe de Low Emissions Scenario, estudio que publica anualmente Statkraft para ver cómo se proyectan las energías renovables con miras a 2050, el mundo necesitará el doble de electricidad para ese año. Además, el 80% del suministro provendrá de fuentes renovables, con la energía solar y eólica como las principales fuentes de producción.

Por otra parte, la energía hidroeléctrica también tendrá un papel cada vez más importante como proveedor de flexibilidad en la transición energética, siendo la cuarta tecnología más grande de generación de electricidad a nivel mundial.

En Chile, el Ministerio de Energía anunció como una de sus metas a 2050 que al menos el 70% de la generación eléctrica nacional provenga de las energías renovables, donde se privilegiarán los nuevos desarrollos con tecnologías bajas en emisiones.

Así lo destacó el gerente de Relacionamiento y Asuntos Corporativos de Statkraft Chile, Santiago Vicuña, quien afirmó que la región de Los Lagos –y, dentro de ella, la provincia de Osorno– tiene una demanda energética que va al alza y que requiere ser cubierta.

En ese contexto se enmarca el proyecto hidroeléctrico Los Lagos, perteneciente a la compañía de origen noruego, que consiste en una central de pasada que utilizará las aguas del río Pilmaiquén y tendrá una potencia instalada de 52 MW. Este proyecto comenzó a construirse durante el segundo semestre de 2019, pero la fase constructiva ha demorado más de lo esperado debido a la Consulta Indígena que tiene que realizarse. El proceso fue mandatado por un fallo de la Corte Suprema en noviembre de 2021 y que señaló como responsable al Consejo de Monumentos Nacionales.

“Desde Statkraft Chile hemos estado dispuestos a aportar en todo momento a las autoridades para que la Consulta Indígena se realice de la mejor forma posible, llevando, por ejemplo, una propuesta de fondos ciegos o de las acciones que sean necesarias en terreno para su ejecución”, explicó Vicuña.

400 reuniones

El principal desafío que se plantea en cada región donde se desarrollan los proyectos de la compañía es generar una vinculación cercana con las comunidades. “Es por ello que, desde nuestra llegada a Los Lagos, hemos mantenido un diálogo constante con comunidades, organizaciones sociales, como también autoridades, especialmente, con las comunidades indígenas con raíces ancestrales de la cuenca del Pilmaiquén, lo que se refleja en las más de 400 reuniones que hemos sostenido para escuchar y atender sus inquietudes. Sabemos que comenzar desde esa base nos ayuda a seguir avanzando en el crecimiento de nuestras iniciativas”, sostuvo el ejecutivo.

Y agregó que el mejor ejemplo de ello fue el desistimiento del proyecto hidroeléctrico Osorno, donde renunciamos a una inversión en el lugar, luego que después de una serie de estudios, reuniones y especialmente fruto del diálogo con las comunidades indígenas de la zona, reconocimos la existencia de un ser espiritual, sagrado y propio de la relación que tienen estos pueblos con la naturaleza, como lo es el señor Kintuante Maihue”.

Desarrollo local

Asimismo, en Statkraft consideran importante que proyectos como Los Lagos contribuyan en parte al desarrollo económico de la cuenca y los sectores urbanos, a través de la contratación de personas y de servicios locales.

Cabe destacar que el promedio de contratación de mano de obra local, en los últimos períodos, ha estado en torno al 30%, por sobre lo establecido con la empresa a cargo de las obras civiles. Además, resaltan desde la empresa, el 85% de la inversión para la ejecución de este proyecto se quedará en Chile, incluyendo servicios, insumos, alojamiento, materiales, entre otras áreas.