El gerente ejecutivo de la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP), Cristián Sepúlveda, realizó una exposición ante la Comisión de Minería y Energía del Senado, donde se refirió a las bases de licitación de almacenamiento contenidas en el proyecto de ley de Transición Energética, que se tramita en el Congreso.

Desde la perspectiva del líder gremial, la propuesta ingresada por el Ejecutivo en julio pasado posee aspectos positivos para el desarrollo del sector, como por ejemplo la reasignación de ingresos tarifarios, el énfasis en procurar la seguridad de la matriz eléctrica y el impulso a la modernización e innovación del sistema.

Sin embargo, al mismo tiempo advirtió que “es necesario corregir las bases de licitación de almacenamiento” por cuanto dichas condiciones impedirían a los proyectos de Concentración Solar de Potencia (CSP) competir con las demás industrias de generación de energía. En ese sentido, detalló que se requiere una modificación para que “no privilegien a una tecnología de forma arbitraria, dejando afuera a otras tales como la CSP”.

Añadió que “actualmente el almacenamiento, como concepto regulatorio, está asociado a baterías. Sin embargo, hay otras tecnologías que pueden aportar con ese atributo, tales como las centrales con capacidad de regulación de frecuencia, que son aquellas que pueden entregar inercia verde a nuestra matriz. Cada una de ellas tiene atributos particulares y es necesario valorarlos y acabar con la discriminación existente en las diferentes licitaciones”.

Durante su exposición, además, el representante gremial expuso las ventajas que posee la industria de la Concentración Solar de Potencia en términos de almacenamiento de larga duración. “La CSP supera las cinco horas de almacenamiento, permitiendo despachar lo generado durante el día, en la noche, lo que la convierte en un almacenamiento seguro y estable”, sostuvo.

Otro de los aspectos abordados por Cristián Sepúlveda fueron los plazos que ha establecido el Gobierno para la tramitación de los nuevos proyectos de almacenamiento, ya que una gran parte de ellos debería estar en operación −según los objetivos planteados− al año 2026. “Algo que las centrales CSP y las de bombeo no pueden lograr, no solo por los costos de inversión, sino por lo lento que es conseguir los permisos de uso oneroso de los terrenos por parte del Ministerio de Bienes Nacionales. Esto provocaría una competencia desleal”, advirtió el ejecutivo.

Finalmente, el representante de la ACSP resaltó que “de forma tal que se alcancen las metas de descarbonización y reducción de emisiones, estos obstáculos se deben resolver”.