Uno de los mayores desafíos que presenta la transición energética en nuestro país es el de resguardar la eficiencia y seguridad de un sistema eléctrico que ha visto en un relativo corto período una importante penetración de energías renovables variables, junto con un avance del retiro de unidades termoeléctricas. Todo lo anterior, con el objetivo de alcanzar a 2050 una matriz 100% renovable.

En ese escenario, contar con sistemas de almacenamiento de energía, tanto de corta como de larga duración, se presenta como una condición fundamental. Al respecto, y con el objetivo de discutir sobre la necesidad del sistema eléctrico nacional de contar con mayor capacidad en este ámbito, para seguir incorporando energías renovables y descarbonizando la matriz, así como para intercambiar visiones sobre los desafíos regulatorios para el desarrollo de proyectos de almacenamiento, EDF Chile y el Centro de Energía de la Pontificia Universidad Católica realizaron el seminario “Almacenamiento de energía: para avanzar hacia una matriz 100% renovable».

El evento reunió a expertos, líderes de la industria y autoridades del sector energético, con el propósito de revisar las distintas iniciativas legales y regulatorias que está impulsando el Gobierno para incentivar el desarrollo de almacenamiento y discutir si estas son las adecuadas para viabilizar los distintos tipos de almacenamiento que requiere el sistema para seguir avanzando con la transición energética y alcanzar las metas de  sostenibilidad y carbono neutralidad, resguardando así la eficiencia y seguridad del sistema.

En este contexto, si bien diversos expertos reconocieron los avances que se han realizado con respecto a incentivar el desarrollo de capacidad de almacenamiento, destacaron la necesidad del sistema eléctrico de contar con tecnologías de almacenamiento de larga duración, si el objetivo es que sea 100% renovable y, en ese sentido, advirtieron que la regulación actual no reconoce adecuadamente los atributos de flexibilidad que entrega este tipo de infraestructura al sistema, por lo que no da señales de mercado para hacer posible su entrada.

El subsecretario de Energía, Luis Felipe Ramos, quien encabezó la actividad, sostuvo que “el almacenamiento es fundamental en el proceso de transición energética que estamos llevando a cabo. Necesitamos nuevas tecnologías que permitan aumentar la participación de las energías renovables en nuestro sistema. En este contexto presentamos el proyecto de Ley de Transición Energética, iniciativa que se hace cargo de permitir una licitación pública e internacional de infraestructura de sistemas de almacenamiento de gran escala, con el objetivo de continuar avanzando en el proceso de transición energética y en las respectivas inversiones requeridas para concretar el proceso de descarbonización”.

Por su parte, el CEO de EDF Chile, Joan Leal, «el desarrollo de capacidad de almacenamiento en general, y de almacenamiento de larga duración en particular, es clave para acelerar la transición energética».

Finalmente, Álvaro Videla, director del Centro de Energía de la UC, indicó que, desde la entidad, «nos interesa contribuir y promover el desarrollo de una matriz energética limpia y segura para el país. Con este objetivo, este seminario nos permite resaltar un elemento de vital importancia para profundizar en las energías renovables: el almacenamiento de energía de alta capacidad».

«Este tipo de almacenamiento permitirá gestionar la energía producida durante períodos de exceso de generación e inyectarla en el momento en que sea demandada», añadió.