El grupo Prysmian presentó Prysolar, una nueva generación de cables para interconectar sistemas fotovoltaicos bajo tensión de hasta 1,8 kV en CC, capaz de operar en condiciones extremas de tensión, clima y temperatura. Condiciones que suelen amenazar el funcionamiento, o incluso la viabilidad, de los parques solares, aseguraron desde la empresa.

La empresa destacó que los cables representan alrededor del 1 al 2% de la inversión total en un parque solar. Sin embargo, el deterioro de sus condiciones de cobertura y aislamiento puede reducir o incluso poner en riesgo el 100% del sistema. Desafortunadamente, las condiciones de prueba más utilizadas hoy en día para probar cables solares, como las previstas en las normas EN 50618 e IEC 62930, por ejemplo, resultaron insuficientes para garantizar la vida útil de estos cables en condiciones extremas de precipitación e inmersión.

Para superar esta brecha regulatoria, Prysmian ha desarrollado un protocolo de prueba llamado WET-I-1500 para certificar la resistencia al agua a largo plazo de cables específicos para sistemas fotovoltaicos. Este nuevo protocolo de prueba permitió a la compañía desarrollar la nueva generación de cables Prysolar, con el fin de, no sólo clasificarlos dentro de la condición AD8, sino también de garantizar su vida útil de al menos 30 años.

Disponibilidad

La senior vice president Industrial Specialities de Grupo Prysmian, Vanessa Álvarez, afirmó que “la producción de energía solar fotovoltaica debería cubrir entre el 50 % y el 75 % de la necesidad mundial de electricidad para 2050«.

«El retorno de la inversión, la eficiencia de los recursos, los costos operativos y el costo normalizado de la energía son las principales y más importantes prioridades para nuestros clientes en la energía solar sector. Prysmian Prysolar es la nueva generación de cables diseñados para dar tranquilidad a nuestros clientes de energía solar en estas áreas», agregó.

En ese contexto es que, desde la empresa aseguraron que esta es la alternativa más segura y efectiva para evitar interrupciones en el suministro, aumentar la confiabilidad y previsibilidad de la operación y, así, acelerar el retorno de la inversión de estos activos.

En tanto, el líder industrial de Prysmian para Lationoamérca, José Morillo, expresó que “Prysolar ya se está industrializando a nivel global y en Latinoamérica podemos suministrarlo desde Europa«, y sostuvo que «en los siguientes meses esperamos tenerlo producido en nuestra región, pero ya está disponible para los proyectos que lo necesiten«.