Tras los episodios de afectación a la salud de las personas en las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, el Gobierno dio un nuevo paso hacia la búsqueda de soluciones.

Este martes, en una nueva sesión del Comité Interministerial de Transición Socioecológica Justa (TSEJ), se presentó al nuevo delegado presidencial para la crisis ambiental, Alejandro Villa.

Villa, geógrafo y experto en gestión ambiental, será el responsable de coordinar y ejecutar las tareas para enfrentar la situación. Trabajará de la mano de la Delegación Presidencial Regional de Valparaíso y el equipo de la oficina de Transición Socioecológica Justa del Ministerio de Medio Ambiente, para lograr avances en la prevención y control de la contaminación.

“Como Gobierno estamos trabajando fuertemente en mejorar la calidad de vida de las personas de Concón, Quintero y Puchuncaví. Es por eso que asumí la responsabilidad encomendada por el Presidente Boric, con el objeto de optimizar tanto los recursos financieros como humanos para un eficiente trabajo intersectorial y proceso de fiscalización”, expresó Villa.

Plan integral de fiscalización

En el marco del séptimo Comité Interministerial de Transición Socioecológica Justa también se detallaron avances del plan integral de fiscalización que Alejandro Villa deberá implementar, el cual fue presentado a la comunidad de Quintero y Puchuncaví el pasado 16 de junio.

Este contempla diversas acciones para enfrentar la situación en el cordón industrial, como el aumento de la dotación de fiscalizadores o la conformación de un Comité Operativo de Fiscalización, que trabajará coordinadamente para controlar y sancionar a las empresas que incumplan las normativas ambientales.

Otro de los puntos acordados es el aumento de las capacidades tecnológicas para el monitoreo ambiental para la zona. Para esto, se instalarán equipos especializados y se emplearán drones con sensores para analizar gases contaminantes, mejorando la calidad y precisión de los datos recopilados. Estos avances serán fundamentales para identificar fuentes de contaminación y definir medidas efectivas de mitigación.

En materia de alcantarillado, por ejemplo, se tomarán medidas para mitigar los olores molestos y el ácido sulfhídrico (H2S) provenientes del sistema de alcantarillados de los establecimientos educacionales en Quintero y Puchuncaví. Para esto, se llevará a cabo un programa de limpieza y evaluación de las cámaras desgrasadoras, y se implementarán planes estratégicos para abordar este problema de forma integral.

“Con la designación de Alejandro Villa como delegado presidencial y la implementación de este plan de acción esperamos que la situación ambiental y sanitaria en Quintero-Puchuncaví y Concón mejore significativamente. La coordinación entre distintas instituciones, la fiscalización y el monitoreo tecnológico permitirán enfrentar de manera más eficiente los desafíos ambientales y garantizar la salud y bienestar de la comunidad en esta zona del país”, valoró la ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas.